Viernes 24 de Mayo de 2019

Interacciones de diazepam con el alcohol


Principio activo: diazepam

El uso conjunto de diazepam y bebidas alcohólicas no es aconsejable, debido, como mínimo, a la suma de los efectos sedantes centrales de ambas sustancias.

Si los efectos farmacodinámicos aditivos son o no los únicos que se producen es una cuestión controvertida. Los resultados de algunos ensayos parecen indicar que no se produce una potenciación de efectos cuando se administran a la vez diazepam y alcohol[1], siendo , en la mayoría de los sujetos estudiados, meramente aditivos. Dicho en otros términos, los efectos finales en cada paciente serían la suma de los efectos del diazepam mas los del alcohol[2].

Sin embargo, en algunos sujetos los efectos combinados fueron superiores a la suma de efectos de ambas sustancias. Por ello, diversos autores consideran que, en pacientes susceptibles, los resultados de la interacción pueden ser imprevisiblemente elevados, incluso con dosis bajas de alcohol[3].

En un ensayo clínico sobre voluntarios sanos, la combinación de diazepam y alcohol produjo una disminución acentuada de la presión arterial, tanto sistolica como diastólica, a las dos horas de la toma, en comparación con el placebo[4].

Los resultados de otros estudios parecen indicar algún grado de interacción farmacocinética, registrándose una elevación del nivel plasmático del diazepam, atribuible a una inhibición de la desmetilación del tranquilizante, ya que en algunos estudios se detecta a la vez una disminución de la concentración del metabolito activo desmetildiazepam[5][6][7].

Un ensayo en voluntarios sanos detecta que la concentración plasmática media del diazepam se eleva casi al doble tras la ingestión de alcohol (373 ng/ml vs 197 ng/ml 60 minutos después de la toma). Los investigadores llegan a la conclusión de que el alcohol potencia la absorción del tranquilizante[8]. La combinación de etanol (0.5 g/kg) y 10 mg de diazepam en voluntarios sanos produjo un mayor deterioro motor que el diazepam solo. El efecto farmacológico del diazepam después de la ingestión de alcohol se elevó un 73% y esta potenciación de los efectos se asoció con una mayor concentración de diazepam, en comparación con diazepam solo (p<0,01)[9].

La influencia del alcohol podría ser indirecta, a través del deterioro funcional del hígado y la subsiguiente alteración del metabolismo del tranquilizante. Se sabe que el consumo agudo de alcohol suprime el proceso metabólico oxidativo del hígado, lo que explicaría la alteración exagerada del control motor y otras manifestaciones en los sujetos que hacen un consumo puntual y abusivo de alcohol junto con diazepam u otras benzodiacepinas.

La toma de diazepam a la vez o poco después de ingerir alcohol en situaciones como una típica reunión social, tiende a reducir la velocidad de absorción de diazepam pero no influye sobre el grado de absorción o eliminación de este. Se desconoce el mecanismo por el que se produciría esta interacción farmacocinética[10].

No se dispone de datos suficientes para determinar con precisión los efectos del consumo crónico de alcohol sobre la disposición de diazepam, especialmente en varones[11].

Las benzodiacepinas de acción corta, sin metabolitos activos, tienen considerables ventajas sobre las de acción prolongada, especialmente si se utilizan como hipnóticos y el paciente debe conducir al día siguiente[12]. En alcohólicos crónicos se recomienda también utilizar benzodiazepinas de vida media corta como oxazepam o lorazepam en vez de diazepam[7].

Pese a las evidencias sobre la influencia del alcohol sobre la absorción, concentración y eliminación del diazepam, para muchos investigadores, la interacción farmacocinética es probablemente menos importante que la suma de los efectos centrales de ambas sustancias[13].

Referencias:

1: Khajuria V, Kapoor B, Raina RK. Studies on psychomotor performance in healthy volunteers after diazepam, propranolol and alcohol given alone or in combination. Indian J Physiol Pharmacol. 1995 Jul;39(3):242-6.
2: Erwin CW, Linnoila M, Hartwell J, Erwin A, Guthrie S. Effects of buspirone and diazepam, alone and in combination with alcohol, on skilled performance and evoked potentials. J Clin Psychopharmacol. 1986 Aug;6(4):199-209.
3: van Steveninck AL, Gieschke R, Schoemaker HC, Pieters MS, Kroon JM, Breimer DD, Cohen AF. Pharmacodynamic interactions of diazepam and intravenous alcohol at pseudo steady state. Psychopharmacology (Berl). 1993;110(4):471-8.
4: Hrbek J, Macáková J, Komenda S, Siroká A, Rypka M. Acute effects of ethanol (0.5 mg/kg) and its interaction with diazepam (5 mg) and meclophenoxate (100 mg) on the blood pressure, the body temperature and the heart rate in man. Acta Univ Palacki Olomuc Fac Med. 1989;121:235-52.
5: Richelson E. Alcohol and the elderly. Psychotropics and the elderly: interactions to watch for. Geriatrics. 1984 Dec;39(12):30-6, 39-42.
6: Palva ES, Linnoila M, Routledge P, Seppälä T. Actions and interactions of diazepam and alcohol on psychomotor skills in young and middle-aged subjects. Acta Pharmacol Toxicol (Copenh). 1982 May;50(5):363-9.
7: Sellers EM, Giles HG, Greenblatt DJ, Naranjo CA. Differential effects of benzodiazepine disposition by disulfiram and ethanol. Arzneimittelforschung. 1980;30(5a):882-6.
8: Hayes SL, Pablo G, Radomski T, Palmer RF. Ethanol and oral diazepam absorption. N Engl J Med. 1977 Jan 27;296(4):186-9.
9: MacLeod SM, Giles HG, Patzalek G, Thiessen JJ, Sellers EM. Diazepam actions and plasma concentrations following ethanol ingestion. Eur J Clin Pharmacol. 1977;11(5):345-9.
10: Divoll M, Greenblatt DJ. Alcohol does not enhance diazepam absorption. Pharmacology. 1981;22(4):263-8.
11: Hoyumpa AM Jr. Alcohol interactions with benzodiazepines and cocaine. Adv Alcohol Subst Abuse. 1984 Summer;3(4):21-34.
12: Willumeit HP, Ott H, Neubert W. Simulated car driving as a useful technique for the determination of residual effects and alcohol interaction after short- and long-acting benzodiazepines. Psychopharmacology Suppl. 1984;1:182-92.
13: Greenblatt DJ, Shader RI. Effects of age and other drugs on benzodiazepine kinetics. Arzneimittelforschung. 1980;30(5a):886-90.

Otros contenidos de interés sobre diazepam     

Ver información para pacientes sobre diazepam

Ver listado de especialidades conteniendo diazepam

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.