Sábado 23 de Marzo de 2019

Uso de budesonida inhalada durante el embarazo


Principio activo: budesonida inhalada

Nivel de riesgo en el embarazo: Este medicamento está clasificado en la categoría B

La budesonida tiene un notable efecto corticoide, siendo 25 veces mas potente que la hidrocortisona cuando se administra por vía oral.

En estudios sobre voluntarios sanos se ha comprobado que mas de un tercio de la dosis inhalada se deposita en el pulmón y pasando al plasma. En el caso de la administración nasal, la absorción es mas reducida(21%).

Este medicamento administrado por vía subcutánea a animales de experimentación origina pérdida fetal, retraso del crecimiento intrauterino y trastornos de la osificación vertebral y del cráneo. Tanto en ratas como en conejos los resultados son similares. No se conoce si el medicamento atraviesa la barrera placentaria, aunque probablemente si lo hace, aunque la cantidad transferida al feto es, presumiblemente, baja.

Se conocen los datos de un estudio de cohorte cuyos datos procedían de tres sistemas de registro suecos que abarcaban el 99% de los bebés nacidos durante el periodo 1995-1997, y recogían la exposición de 2.014 bebés a la budesonida inhalada por sus madres durante los primeros meses del embarazo[1]. El medicamento se administró junto con broncodilatadores betaadrenergicos en 1.675 casos. 16 pacientes recibieron también otros corticoides inhalados.

En el grupo de los expuestos a budesonida, 76 bebés presentaban malformaciones (3.8%;IC 95% 2,9-4,6)), mientras que en el conjunto de niños la incidencia de malformaciones fue de 3,5%.

De acuerdo con los resultados del estudio, no se observó un aumento en la incidencia de malformaciones tras la exposición a la budesonida inhalada, ni de fisura velopalatina (4 casos en el grupo expuesto vs 3,3).

En base a este y otros estudios con un número mas reducido de casos, este medicamento no parece presentar un riesgo elevado de producir malformaciones. Sin embargo, se sabe que los corticoides en general tienen un riesgo mayor de producir fisura velopalatina.

En el caso de la rinitis alérgica, deben valorarse cuidadosamente los posibles beneficios de la budesonida inhalada frente al posible riesgo de daño fetal, evitando o limitando si es posible la exposición a los corticoides, sobre todo durante los primeros meses de gestación.

Sin embargo, en el caso del asma, un mal control de la enfermedad puede empeorar los resultados tanto para la madre como para el feto.

En el caso de aquella, existe un riesgo mayor de complicaciones, incluyendo hipertensión arterial, preeclampsia, hiperemesis, hemorragias vaginales, inducción al parto y posiblemente un parto difícil. Respecto del feto, el asma no bien controlada se asocia a un riesgo aumentado de mortalidad perinatal, retardo del crecimiento intrauterino, prematuridad, peso bajo para la edad gestacional e hipoxia neonatal.

Un control adecuado del asma materna puede prevenir estas complicaciones, por lo que los beneficios del tratamiento probablemente sobrepasan a los potenciales riesgos de malformaciones o toxicidad.

Por lo tanto, las mujeres embarazadas que requieren ser tratadas con este medicamento, deben ser advertidas de los posibles efectos del medicamento y de los beneficios de su uso.

A pesar de los hallazgos en animales, parece que la posibilidad de daño fetal es remota si se utiliza budesonida durante el embarazo. Sin embargo, debido a que los estudios en seres humanos no puede descartar la posibilidad de lesiones, este medicamento debe utilizarse durante el embarazo sólo si es claramente necesario.

Referencia:

1: Källén B, Rydhstroem H, Aberg A. Congenital malformations after the use of inhaled budesonide in early pregnancy. Obstet Gynecol. 1999 Mar;93(3):392-5. PubMed PMID: 10074986.

Fecha de actualización 18.07.2009

Significado de la categoría B

Los estudios en animales no han mostrado evidencias de riesgo para el feto. Sin embargo, no se dispone de estudios idóneos ni adecuadamente controlados en mujeres gestantes o bien los estudios en animales han demostrado un efecto adverso en el feto, que los estudios adecuados y correctamente controlados en mujeres gestantes no han podido demostrar.

Fecha de la última actualización: 18.07.2009

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.