Domingo 19 de Mayo de 2019

INTERACCIONES DE CIPROFLOXACINO
Introducción     

El ciprofloxacino se absorbe rápidamente en el tubo digestivo cuando se administra por vía oral. La presencia de comida no modifica la magnitud de la absorción, pero disminuye el ritmo de esta. La facción absorbida es del 75-85%. Una vez en el organismo, este principio activo es metabolizado al menos en cuatro metabolitos, incluyendo desetilenciprofloxacino, sulfociprofloxacino, oxociprofloxacino y N-formilciprofloxacino. La semivida de eliminación plasmática de aquella sustancia es de 3-5 horas en sujetos normales.

El ciprofloxacino es un inhibidor del isoenzima CYP1A2, por lo que aquellas sustancias metabolizadas por este da como resultado un incremento de su concentración plasmática, como es el caso de tizanidina, teofilina y cafeína, que puede acarrear efectos adversos por parte de estos medicamentos.

La biodisponibilidad oral en voluntarios sanos en ayunas es del 50-85% de la dosis administrada, alcanzando el pico de concentración en 0.5-2.3 horas. Tanto el AUC como el Cmax son dependientes de la dosis para un rango de la misma entre 250 y 1000 mg. En pacientes de edad avanzada los valores son ligeramente mas altos que en adultos jóvenes para una dosis dada.

El ciprofloxacino difunde con facilidad a la bilis, pulmones, riñon, hígado, próstata, amígdalas, vejiga urinaria, útero, líquido seminal, endometrio, trompas de Falopio y ovarios, alcanzando una concentración sustancialmente mayor que en el plasma. Sin embargo, en el LCR la concentración puede suele ser el 6-10% de la del suero. El medicamento atraviesa la barrera placentaria y se distribuye en el líquido amniótico. También se elimina por la leche materna.

ANTIÁCIDOS, SUCRALFATO Y SUSTANCIAS QUELANTES     

La administración concurrente de ciprofloxacino con especialidades farmacéuticas que contengan cationes multivalentes, como antiácidos con aluminio o magnesio, fosfatos poliméricos, como el sevelamer, carbonato de lantano, sucralfato, didanosina, tabletas masticables y otras sustancias con calcio, hierro o zinc pueden disminuir sustancialmente la absorción de la quinolona.

La administración de antiácidos en las 4 horas previas a la toma de ciprofloxacino disminuye significativamente su absorción. La administración de ciprofloxacino seis horas antes o dos horas despues del ciprofloxacino no afecta la absorción de este.

En un estudio en voluntarios sanos, la coadministración de hidróxido de aluminio o carbonato cálcico redujo la biodisponibilidad al 15 y 60% respectivamente. Otros datos indican reducciones de hasta el 90%.

Se ha publicado el caso de un paciente con 63 años, cuya respuesta al tratamiento con ciprofloxacino fue insuficiente. El problema fue atribuido a la administración concurrente de 1 g de sucralfato tres veces al día, así como la toma de hidróxido de aluminio y magnesio. La interacción fue descubierta 13 días después de iniciar el tratamiento con ciprofloxacino.

El mecanismo de la interacción consiste en la quelación y subsiguiente disminución de la absorción de la fluorquinolona. El ciprofloxacino debe tomarse 2 horas antes o 6 horas después de tomar estos medicamentos.

Cuando se administran conjuntamente ciprofloxacino y policarbofil cálcico se produce una disminución de la absorción de la quinolona, causada por la formación de quelatos. Debe evitarse la administración concurrente de estos medicamentos.

Cuando se administra carbonato cálcico con ciprofloxacino se produce una reducción de Cmax y del 43% del AUC respecto del antibacteriano solo (P < 0.05). Es recomendable que los pacientes que reciben ciprofloxacino no tomen a la vez suplementos de calcio o, cuando menos, reciban el ciprofloxacino dos horas antes del suplemento cálcico.

La toma conjunta con sucralfato produce una reducción del AUC, que pasa de 8.8 a 1.1 mcg.hr/mL (P<0.005). De igual forma, la Cmax pasa de 2 a 0.2 mcg/mL (P<0.005).

De acuerdo con los datos indicados, es preferible no administrar conjuntamente estos medicamentos. Sin embargo, algunos estudios en voluntarios sanos indican que es recomendable administrar el ciprofloxacino entre dos y seis horas antes de la toma de sucralfato, dando tiempo a que se absorba aquel, lo que minimizaría el posible efecto de esta sustancia. En pacientes con vaciamiento gástrico lento, es mas difícil evitar la interacción.

ALVIMOPAN     

El Alvimopan es un antagonista de los receptores mu opioides que bloquea el efecto de los opioides en el tracto gastrointestinal, respetando los efectos analgésicos. En administración concurrente con ciprofloxacino, la concentración de metabolitos del almivopan se reduce en un 99.2% (IC 90% 98.8-99.5%). La interacción se establece muy rápidamente y la recuperación es lenta. La Cmax de este fármaco se reduce un 24%, lo cual no tiene trascendencia clínica por si mismo.

Esta interacción puede tener importancia en aquellos pacientes con una concentración elevada de metabolitos del almivopan en el plasma con anterioridad a la administración de ciprofloxacino, pero irrelevante si la toma de ciprofloxacino coincide con un nivel modesto de metabolitos de aquella sustancia.

ANTIARRÍTMICOS CLASES IA Y III     

Cuando se usan a la vez estos medicamentos y ciprofloxacino, debe vigilarse estrechamente a los pacientes, ya que pueden tener un efecto aditivo sobre la prolongación del QT.

ANTICOAGULANTES ORALES     

La administración simultánea aumenta el efecto del anticoagulante. El riesgo puede variar dependiendo de la infección subyacente, edad y estado general del paciente. Un estudio afirma que las tabletas de liberación prolongada de la fluorquinolona no parecen afectar a la farmacocinética de la warfarina.

El INR debe controlarse con frecuencia en estos casos, ajustando la dosis del anticoagulante, ya que el tratamiento concurrente con ciprofloxacino se asocia con una elevación del riesgo de sangrado (OR 2.74; IC 95% : 1.80-4.18).

ANTIINFLAMATORIOS NO ESTEROIDEOS     

Se sabe por estudios preclínicos que la administración concurrente de antiinflamatorios (pero no el ácido acetilsalicílico) y ciprofloxacino u otras quinolonas a altas dosis puede provocar convulsiones. Se cree que los AINE pueden potenciar los efectos estimulantes del SNC de las quinolonas.

El diclofenaco en uso concurrente con ciprofloxacino aumenta el AUC y Cmax de este y reduce el Tmax y el aclaramiento total. A dosis habituales parece no tener relevancia clínica.

Una mujer de 68 años, en tratamiento crónico con antiinflamatorios y cloroquina, presentó mareos, ansiedad y temblor cuando se inició un tratamiento con ciprofloxacino por osteitis. La paciente mejoró notablemente al retirar los AINE. Al reintroducir indometacina, desarrollo signos y síntomas de neuropatía periférica, que cedió en parte al retirar el ciprofloxacino.

La potenciación de los efectos neurológicos adversos del ciprofloxacino cuando se toman a la vez que los antiinflamatorios o la cloroquina pueden depender de la reducción de los efectos del ácido gammaaminobutírico o, tal vez, de una reducción de la eliminación del ciprofloxacino.

AZATIOPRINA/OLANZAPINA/VALSARTÁN     

Se ha publicado al menos un caso de marcada prolongación del QT en una anciana en tratamiento prolongado con azatioprina, olanzapina y valsartán tras recibir ciprofloxacino IV.

AZIMILIDA     

Se ha descrito el caso de un varón con un desfibrilador implantado al que la coadministración de ciprofloxacino y azimilida produjo una prolongación del QT y múltiples episodios de torsades de pointes. No se ha determinado el mecanismo de esta interacción, que debe tenerse presente cuando se administren ambos medicamentos a la vez.

AZLOCILINA     

El aclaramiento total, el volumen de distribución y la fracción urinaria de ciprofloxacino sufren una disminución significativa cuando este medicamento se administra junto con azlocilina. Esto no parece afectar a la biodisponibilidad de esta última. Pueden producirse efectos tóxicos cuando se administran conjuntamente.

CAFEÍNA     

El ciprofloxacino disminuye el aclaramiento de la cafeína, prolonga su semivida e inhibe la formación de paraxantina. La administración concurrente eleva la concentración de cafeína. La interacción es debida a la inhibición del CYP1A2 por parte del ciprofloxacino.

A dosis terapéuticas, el AUC y la semivida doblan sus valores respecto de los controles (77.8 frente a 31.8mg/L.h y 9.7 frente a 4.5 horas respectivamente). Esta interacción es dosis dependiente.

La mujer presenta variaciones farmacocinéticas mas acusadas, siendo aparentemente mayor la inhibición enzimática y la interacción que en varones. Sin embargo, un ajuste por kilo de peso revela que no existen diferencias apreciables entre ambos sexos.

CARBAMAZEPINA     

Este anticonvulsivante es un inductor del CYP1A2 y CYP3A4. El ciprofloxacino incrementa la Cmax, el AUC y el t½ mientras disminuye el aclaramiento y el volumen de distribución cuando se administra a la vez que el anticonvulsivante. Se considera que el mecanismo de la interacción radica en la inhibición del CYP3A4 por parte del ciprofloxacino. Es necesario reajustar la dosis de carbamazepina y monitorizar sus niveles cuando se administran conjuntamente.

CICLOSPORINA     

Algunas quinolonas, incluyendo ciprofloxacino, se han relacionado con una elevación de la creatinina en pacientes que toman a la vez ciclosporina. Además, se han publicado observaciones en las que se elevó también la concentración de ciclosporina.

Dos casos referidos sugieren que el uso conjunto de estos fármacos pueden desembocar en una insuficiencia renal aguda. Se recomienda controlar simultáneamente la función renal y el nivel de ciclosporina cuando se administran a la vez. Sin embargo, en algunos estudios no se observaron diferencias significativas de los parámetros farmacocinéticos de la ciclosporina con o sin toma conjunta de ciprofloxacino.

Un varon de 38 años, con aplasia medular de la serie roja fue sometido a tratamiento con ciclosporina a razón de 200 mg al día. Al día 41, se incrementó la dosis del inmunosupresor a 250 mg/día y 4 días mas tarde fue admitido en el hospital por un síndrome febril, siendo tratado con ciprofloxacino IV, registrándose un nivel de ciclosporina de 297 ng/mL, que obligó a volver a la dosis inicial de ciclosporina. Tras la interrupción dias mas tarde del ciprofloxacino, descendieron de nuevo los niveles de ciclosporina. Estos datos son muy sugestivos de interacción medicamentosa.

CLOROQUINA     

La coadministración de cloroquina aumenta la concentración acumulativa de ciprofloxacino y su eliminación. Desciende también la Cmax del ciprofloxacino.

CLOZAPINA     

La coadministración de ambos medicamentos aumenta los niveles de clozapina y su metabolito N-desmetilclozapina en un 30%. Existe una correlación entre la concentración de clozapina y el incremento de clozapina y N-desmetilclozapina (r = 0.90, P < 0.01). Debe tenerse en cuenta que incluso una pequeña dosis de ciprofloxacino puede aumentar desproporcionadamente la concentración de clozapina. El mecanismo de la interacción reside en la inhibición de los isoenzimas CYP1A2 y CYP3A4.

Es recomendable controlar cuidadosamente al paciente y descartar efectos adversos del antipsicótico, así como ajustar la dosis de clozapina reduciéndola desde el principio, controlando sus niveles precoz y repetidamente. Esta interacción es dosis dependiente: a mayor dosis de ciprofloxacino, mayor influencia sobre el nivel de clozapina, aunque incluso a dosis bajas el ciprofloxacino puede aumentar moderadamente la clozapina en sangre.

Algunos autores recomiendan usar un antibacteriano diferente o reducir la dosis y monitorizar los niveles de clozapina.

COMIDA     

Cuando las tabletas de ciprofloxacino se administran conjuntamente con las comidas se produce un retraso en la absorción, dando lugar a un atraso de una hora del pico de concentración, a diferencia de la suspensión, que no experimenta variaciones respecto de la toma en ayunas. En conjunto, la extensión de la absorción no se modifica en uno u otro caso.

Sin embargo, las interacciones de mayor frecuencia, que pueden producir un fallo del tratamiento, son las relacionadas con los productos.

DIAZEPAM     

El tratamiento previo con ciprofloxacino reduce significativamente el aclaramiento del dizepam, que pasa de 19.5 ml.h-1 kg-1 a 12.3 ml.h-1 kg-1 cuando se toman a la vez. El t1/2 del diazepam pasa de 36.7 h a 71.1 h en la toma conjunta. Sin embargo no se han detectado cambios significativos en los tests psicométricos u otros indicadores del rendimiento psicomotor o nivel de conciencia.

DIDANOSINA     

Como se ha indicado anteriormente, el uso conjunto con didanosina reduce la absorción de ciprofloxacino debido a la quelación con el aluminio y magnesio que contienen las tabletas de esta sustancia.

Un estudio en 12 voluntarios sanos puso de relieve que mientras la concentración máxima de ciprofloxacino solo alcanzaba 3.38 +/- 0.63 mcg/mL pasando a 0.25 +/- 0.21 mcg/mL cuando se administraba con didanosina (p < 0.0001). El AUC medio pasó de 15.50 +/- 2.69 mcg.hr/mL a 0.26 +/- 0.21 mcg.hr/mL (p < 0.0001).

Es aconsejable evitar la toma conjunta de ambas sustancias.

DULOXETINA     

Los estudios clínicos han mostrado que la duloxetina administrada conjuntamente con inhibidores potentes del CYP1A2 sufre una elevación de su concentración, que puede incrementarse hasta en 5 veces sus parámetros iniciales (AUC, Cmax). No se han publicado observaciones al respecto, pero teóricamente cabe esperar que puedan producirse.

FENITOÍNA     

Se han publicado observaciones de incremento y disminución del nivel plasmático del anticonvulsivante por el uso conjunto de ambos medicamentos. No obstante, en la mayoría de los casos se han observado disminuciones de los parámetros farmacocinéticos de la fenitoína del 30-80%. Algunos pacientes pueden precisar una dosis doble de la inicial para alcanzar valores dentro del rango terapéutico. Cuando se retira el antibacteriano, debe reajustarse cuidadosamente la fenitoína para evitar una intoxicación por esta sustancia.

FOSCARNET     

Se han publicado dos casos de pacientes con SIDA que presentaron convulsiones tónico-clónicas generalizadas mientras se les administraba foscarnet y ciprofloxacino. Ninguno de los dos pacientes presentaban riesgo elevado previo de convulsiones. La coadministración de ambos medicamentos puede predisponer a ataques convulsivos.

GLIBENCLAMIDA     

El uso concurrente con glibenclamida ha dado lugar de forma infrecuente a hipoglucemias graves junto con elevación de los niveles del antidiabético. Como es sabido, la glibenclamida se metaboliza por el sistema CYP450, que es inhibido en parte por el ciprofloxacino. Para algunos autores, el mecanismo de la interacción es mutifactorial.

Aunque los datos disponibles en la literatura médica son controvertidos, debe considerarse esta posibilidad en pacientes tratados con el antidiabético cuando precisan tratamiento antibiótico.

INDOMETACINA     

Se ha publicado un caso de depósito de un precipitado formado por indometacina y ciprofloxacino en los ojos de un paciente sometido a queratectomía terapéutica. En el caso de tratamiento tópico ocular debe evitarse usar al mismo tiempo ambos medicamentos, particularmente cuando existen defectos epiteliales amplios, nque favorecen la deposición en estroma.

ISONIAZIDA     

El ciprofloxacino retrasa el inicio pero no el grado de absorción de la isoniazida. Un estudio en voluntarias sanas registró un retraso de una hora en alcanzar el tmax y una discreta reducción del Cmax. Esta interacción se ha relacionado con la inhibición de la neurotransmisión colinérgica causada por el ciprofloxacino, capaz de inhibir la motilidad gástrica, retrasando el vaciamiento del estómago. Esta interacción carece de relevancia clínica.

HIERRO     

El sulfato ferroso puede reducir la absorción del ciprofloxacino mediante quelación. Como en el caso de los antiácidos, el ciprofloxacino debe tomarse dos horas antes o seis horas después de la sal de hierro.

La concentración plasmática y el AUC del ciprofloxacino se reducen sustancialmente cuando este se administra junto con 300 mg de sulfato ferroso (de 3.0 a 2.0 mg/L, P< 0.05 y de 12.3 a 6.7 mg/L h, P< 0.01 respectivamente). Algunos resultados sugieren que el Fe++ se transforma en Fe+++, formando un complejo de ion férrico-ciprofloxacino al interactuar con los grupos 3-carboxil y 4-ceto del ciprofloxacino, que probablemente es la causa de la reducción de su biodisponibilidad en presencia de hierro.

INHIBIDORES SELECTIVOS DE LA RECAPTACIÓN DE SEROTONINA     

Un caso referido de síndrome serotonínico ha sido atribuido a las interacciones farmacocinéticas y farmacodinámicas entre tres ISRS y posiblemente ciprofloxacino. El autor de la observación recomienda extremar las precauciones en pacientes que reciben este tipo de antidepresivo cuando precisan añadir otros medicamentos serotoninérgicos e inhibidores del CYP450, como en el caso del ciprofloxacino.

ITRACONAZOL     

El ciprofloxacino incrementa significativamente el Cmax y el AUC del itraconazol en un 53.13% y 82.46% respectivamente. Por este motivo, el uso conjunto puede dar lugar a un aumento de los efectos adversos. El antibacteriano interactua inhibiendo el CYP3A4.

Si se usan a la vez, debe reducirse la dosis de itraconazol, vigilando estrechamente al paciente.

LIDOCAÍNA     

El CYP1A2 juega un importante papel en la biotransformación de la lidocaína.

Un estudio en 9 voluntarios sanos, usando conjuntamente lidocaína IV y ciprofloxacino dio lugar a un incremento del Cmax y AUC de aquella sustancia del 12% y 26% respectivamente. Esta elevación fue bien tolerada, pero debe recordarse la posibilidad de la interacción cuando se asocian ambos fármacos, ya que el ciprofloxacino puede aumentar la toxicidad sistémica de la lidocaína.

METADONA     

La metadona puede producir un aumento del riesgo de elevación del QT y torsades de pointes. El ciprofloxacino puede producir también estos trastornos cuando existen otros factores de riesgo. Se ha comunicado un caso de aparición de prolongación del QT y torsades de pointes en un paciente en tratamiento con metadona al añadir ciprofloxacino.

Se ha publicado un caso de interacción en un paciente tratado durante seis años sin incidencias que sufrió un episodio de profunda sedación, confusión y depresión respiratoria al añadir ciprofloxacino. Los autores consideran probable que se originase por inhibición de los isoenzimas CYP1A2 y CYP3A4.

El ciprofloxacino debe utilizarse con mucha precaución en pacientes que reciben metadona.

METOCLOPRAMIDA     

La metoclopramida acelera la absorción de ciprofloxacino oral, reduciendo el tiempo que tarda esta sustancia en alcanzar su concentración plasmática máxima. Carece de importancia clínica.

METOTREXATO     

El ciprofloxacino inhibe el transporte renal tubular de metotrexato dando lugar a un aumento de sus niveles plasmáticos, lo que eleva el riesgo de efectos tóxicos de este fármaco.

Los pacientes sometidos a tratamiento con metotrexato deben ser monitorizados cuando es preciso añadir ciprofloxacino a su tratamiento. Es aconsejable evitar usar conjuntamente ciprofloxacino a altas dosis con metotrexato.

MEXILETINA     

El ciprofloxacino disminuye la velocidad de eliminación de mexiletina. Debe tenerse en cuenta esta interacción ya que puede tener importancia clínica y puede obligar a ajustar la dosis de mexiletina.

OMEPRAZOL     

El uso concurrente con ciprofloxacino ha dado lugar en estudios con voluntarios sanos a una reducción del 16% de la Cmax y AUC promedio del ciprofloxacino. Vigilar eficacia del ciprofloxacino.

PAPAVERETUM     

Esta sustancia da lugar a una reducción significativa de los parámetros farmacocinéticos del antibacteriano. Es recomendable no usar papaveretum como premedicación junto con ciprofloxacino en profilaxis sistémica quirúrgica.

PARACETAMOL     

En un ensayo clínico en voluntarios sanos, el paracetamol aumentó la concentración del antibacteriano un 16%, elevando también ligeramente su Cmax y el AUC. Por contra, el paracetamol experimentó un discreto retraso del comienzo de su acción. Sin significación clínica.

PENTOXIFILINA     

Esta es otra interacción debida a la inhibición del CYP1A2 por parte del ciprofloxacino, que puede dar lugar a un aumento de la concentración de pentoxifilina.

PROBENECID     

El probenecid interfiere con la secreción tubular renal de ciprofloxacino y da lugar a un incremento significativo de los niveles de esta sustancia. La adición de probenecid reduce el aclaramiento medio del ciprofloxacino en un 65% (IC 95% 59-71; P < 0.01). Se cree que la interacción se produce por inhibición competitiva de la secreción tubular renal.

Controlar los posibles efectos adversos del ciprofloxacino.

QUINIDINA     

Una mujer de 51 años, de raza negra, fue ingresada por presentar cortedad de aliento, dolor abdominal y fibrilación auricular. Se inició tratamiento con diltiazem y procainamida, a lo que se añadió ciprofloxacino por sospecha de diverticulitis. Cinco días mas tarde, se cambió la procainamida por quinidina por efectos adversos de aquella. Al 7º día, la concentración de quinidina fue de 6.3 mcg/mL (normal 2-5), con intervalo QT normal.

La quinidina se metaboliza por el CYP3A4, que es moderadamente inhibido por el ciprofloxacino. Este caso ilustra la necesidad de tener en cuenta esta interacción, monitorizando los niveles de quinidina y evaluando la posible toxicidad de esta.

QUINUPRISTINA-DALFOPRISTINA     

En pruebas in vitro, el ciprofloxacino solo es bactericida, pero se reduce su capacidad antibacteriana cuando se combina con quinupristina y dalfopristina. El significado clínico de este antagonismo in vitro es desconocido.

RIFAMPICINA     

La interacción produce una elevación de la semivida, con disminución del pico de concentración de la rifampicina, sin modificaciones significativas del AUC y volumen de distribución. Sin significación clínica de importancia.

ROPINIROL     

Un estudio en 12 pacientes que recibían ambos medicamentos produjo un incremento de Cmax y AUC de ropinirol del 60% y 84%% respectivamente. La interacción se produce por la inhibición del CYP1A2.

Debe monitorizarse a los pacientes que reciben ambos fármacos vigilando la posible aparición de efectos adversos del ropinirol, ajustando precoz y adecuadamente la dosis de este, si procede. No siempre existe una correlación entre la concentración plasmática y los efectos de este fármaco.

ROPIVACAINA     

El ciprofloxacino disminuye discretamente el aclaramiento de este anestésico mediante la inhibición del CYP1A2, frenando la formación de 3-OH-ropivacaína. Existen grandes variaciones interindividuales respecto de la magnitud de esta interacción, de modo que en algunos sujetos la administración conjunta de ambos fármacos puede producir efectos tóxicos. Controlar cuidadosamente a los pacientes.

SEVELAMER     

El sevelamer es un polímero catiónico unido a fosfato. El Cmax y AUC(0- infinito ) de ciprofloxacino disminuyen significativamente cuando se administran a la vez. La biodisponibilidad oral relativa del ciprofloxacino disminuye un 48%. Evitar en lo posible el uso conjunto de ambos medicamentos.

SILDENAFILO     

La administración de 50 mg de sildenafilo a la vez que 500 mg de ciprofloxacino a sujetos sanos incrementa al doble la Cmax promedio y el AUC de aquel. Esta interacción está producida por la inhibición del CYP3A4 por parte del antibacteriano.

El uso conjunto de estos medicamentos debe hacerse con muchas precauciones, ajustando la dosis de sildenafilo.

SIMVASTATINA     

Se ha descrito una infrecuente interacción con ciprofloxacino consistente en la producción de rabdomiolisis cuando se administra esta sustancia a pacientes en tratamiento crónico con simvastatina (mecanismo desconocido).

TIROTOXICOSIS     

Se ha publicado el caso de una mujer de 24 años admitida en el hospital por presentar convulsiones, miopatía severa y fallo renal agudo tras tomar ciprofloxacino por sinusitis. Los análisis pusieron de manifiesto una tirotoxicosis asociada a tiroiditis. Las convulsiones asociadas al ciprofloxacino se circunscriben a personas con factores de riesgo previos. En el caso de tirotoxicosis no tratadas, es preferible recurrir a otro antibiótico distinto.

Las convulsiones asociadas al uso de ciprofloxacino ocurren con mayor frecuencia en pacientes con factores de riesgo que pueden originar acumulación del fármaco en el organismo, como altas dosis, edad avanzada, insuficiencia renal, interacciones medicamentosas, anomalías electrolíticas, terapia electroconvulsiva o antecedentes de convulsiones.

TIZANIDINA     

El uso concomitante de tizanidina está contraindicado, ya que puede producirse un incremento de los parámetros farmacocinéticos de 7 a 10 veces su valor previo (Cmax, AUC). El ciprofloxacino también potencia los efectos hipotensivos y sedantes de la tizanidina. La interacción se produce por inhibición del CYP1A2.

TEOFILINA     

La administración conjunta de teofilina y ciprofloxacino reduce la depuración de teofilina lo que trae como consecuencia una elevación de los niveles séricos del broncodilatador, con aumento del riesgo de sufrir efectos adversos por toxicidad de la teofilina.

Se han publicado observaciones de reacciones graves o incluso mortales por la administración simultánea de ciprofloxacino y teofilina, incluyendo parada cardiaca, estado epiléptico e insuficiencia respiratoria. Aunque se han descrito efectos similares en pacientes que tomaban solmente teofilina, el ciprofloxacino puede potenciar estas reacciones adversas.

Si no se puede evitar el uso concurrente de estos medicamentos, debe monitorizarse el nivel de teofilina, ajustando la dosis de este fámaco para mantenerlo dentro del rango terapéutico.

Un estudio en 77251 pacientes de edad avanzada en tratamiento con teofilina registró 180 casos de hospitalización por efectos tóxicos de teofilina. Se estima que la toma conjunta con ciprofloxacino incrementa al doble el riesgo de sufrir toxicidad por teofilina (OR 1.86, IC 95%:1.18-2.93).

VITAMINAS C y E     

Estudios experimentales in vitro indican posibles propiedades antagónicas de las vitaminas C y E cuando se administran conjuntamente con ciprofloxacino.

ZOLPIDEM     

El ciprofloxacino interactúa con zolpidem elevando la Cmax, tmax y AUC, incrementando un 46% la biodisponibilidad del hipnótico, según estudios en voluntarios sanos. Probablemente, esta interacción es clínicamente significativa.

ZUMOS/JUGOS DE FRUTA     

Aunque el ciprofloxacino es marginalmente bioequivalente cuando se administra con zumo de naranja, no sucede lo mismo cuando se toma junto con zumo con adición de calcio.

La absorción de ciprofloxacino puede reducirse por la ingestión concomitante de zumos de frutas con carbonato cálcico y uva. Los cambios de los parámetros farmacocinéticos pueden disminuir la eficacia clínica del antibacteriano y facilitar la aparición de cepas resistentes.

Para evitar estos problemas, es desaconsejable la toma conjunta de ciprofloxacino y zumos.

Información adicional     

Ciprofloxacino durante el embarazo

Ciprofloxacino durante la lactancia

Información para pacientes sobre ciprofloxacino

Especialidades conteniendo ciprofloxacino

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.