Jueves 14 de Noviembre de 2019




Recomendaciones

Este medicamento está relacionado con efectos potencialmente importantes en algunos lactantes, por lo que, cualquiera que sea la razón para administrarlo durante la lactancia materna, debería vigilarse estrechamente al bebé y administrarlo con suma precaución.

El acebutolol y su metabolito activo, diacetolol se eliminan en una proporción alta en la leche materna, por lo que es preferible recurrir a un medicamento alternativo, especialmente en el caso de prematuros o durante los dos primeros meses de vida. Esta última sustancia se elimina a través de la leche materna en mayor proporción que el precursor. En base a unas cuantas observaciones, se estima que la dosis total ingerida por el niño podría ser del 3.5% de la dosis materna ajustada al peso.

Se conoce un caso referido de un neonato que presentó hipotensión, bradicardia y taquipnea mientras la madre tomaba 400 mg de acebutolol al día. La paciente tenía, además, alterada la función renal.

Advertencia del fabricante:

El acebutolol y su metabolito activo se excretan a través de la leche materna. La semivida en el lactante es doble que en el adulto. No se ha evaluado en el bebé criado al pecho el riesgo de bradicardia e hipoglucemia. No se recomienda la alimentación al pecho durante el tratamiento con este medicamento.

Fecha de la última actualización: 15.04.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.