Viernes 22 de Noviembre de 2019




Recomendaciones

La amikacina se elimina en una cantidad inapreciable a través de la leche. Los escasos datos farmacocinéticos disponibles indican que la concentración láctea puede ser muy baja, desde trazas a 1.5 mg/L, por lo que es improbable que pase al lactante en una cantidad suficientemente grande como para afectarle. No obstante, no existen observaciones publicadas en la literatura médica acerca de la influencia sobre el bebé, aunque se estima que los posibles efectos estarían limitados al intestino del lactante, con aparición de diarrea o signos de candidiasis orogenital.

Advertencia del fabricante:

No se tienen datos sobre la excreción por la leche materna. Como regla general se recomienda que las mujeres en tratamiento con amicacina suspendan la lactancia, debido a las posibles reacciones adversas sobre el lactante.

Fecha de la última actualización: 05.04.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.