Lunes 22 de Julio de 2019




Recomendaciones

El ácido acetilsalicílico (aspirina y otros) está considerado una fuente potencial de trastornos en el lactante, por lo que, si se estima que su administración es necesaria, debe hacerse con precaución y bajo un estrecho control del bebé.

Por lo general, se recomienda evitar su uso en madres lactantes, especialmente si el niño es muy pequeño.

Una dosis única del medicamento probablemente no cause problemas, aunque debería evitarse la lactancia durante las dos o tres horas que siguen a la administración de este medicamento a la madre.

De manera infrecuente, dosis mas altas han sido relacionadas con la aparición de acidosis metabólica, trombopenia, fiebre, anorexia, hemólisis y erupción petequial en el lactante.

Advertencia del fabricante:

El ácido acetilsalicílico se excreta a través de la leche materna, por lo que no se recomienda su utilización durante el período de lactancia debido al riesgo de que se produzcan en el niño efectos adversos.

Fecha de la última actualización: 18.02.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.