Miércoles 16 de Enero de 2019




Recomendaciones

Esta sustancia está relacionada con efectos adversos bien identificados en algunos niños criados al pecho, por lo que debe ser administrada con muchas precauciones a madres lactantes. El atenolol se elimina en una considerable cantidad a través de la leche materna, por lo que es preferible recurrir a otros medicamentos alternativos, especialmente en el caso de niños prematuros o durante el periodo neonatal.

A dosis usuales, el atenolol alcanza un nivel en la leche de mujer de 0.025 a 2.1 mg/L. Se considera que un lactante criado exclusivamente con leche materna podría recibir un porcentaje de la dosis materna comprendido entre 5.7 y 19 % .

Un estudio sobre un reducido número de madres que tomaban betabloqueantes registró un aumento no significativo de reacciones adversas. Un bebé, cuya madre tomaba atenolol presentó letargia, aunque simultáneamente tomaba otro antihipertensivo. Otro recién nacido de cinco días de vida presentó cianosis, bradicardia e hipotermia, mientras su madre tomaba 100 mg/día del medicamento. Se han publicado otros casos de lactantes que no presentaron reacciones adversas.

Advertencia del fabricante:

La concentración en la leche materna es el triple que en la sangre. Durante la lactancia, se han encontrado niveles bajos de atenolol en los niños. Sin embargo, los efectos betabloqueantes en los niños no se pueden excluir a largo plazo.

Se recomienda, cuando sea posible, mantener un intervalo de tiempo de 6 horas entre la administración de atenolol y el amamantamiento. Durante este intérvalo, el niño puede alimentarse mediante biberón.

Cuando se administre atenolol durante el embarazo y lactancia, se deben sopesar cuidadosamente las ventajas e inconvenientes.

Fecha de la última actualización: 14.04.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.