Miércoles 20 de Marzo de 2019




Recomendaciones

Existe un escaso número de publicaciones sobre el empleo de bretilio durante la lactancia materna, por lo que es preferible recurrir a otros medicamentos.

Pese a tener una biodisponibilidad oral limitada, deben tomarse las máximas precauciones cuando se administre a una madre que alimenta a su hijo exclusivamente al pecho, incluyendo el control de los niveles de bretillo en la sangre del bebé.

Un caso referido[1] sobre una paciente a la que se administró tosilato de bretilio durante el embarazo y el postparto no evidenció trastorno alguno en el bebé.

Bibliografía

1.Oral bretylium tosylate use during pregnancy and subsequent breastfeeding: a case report. Gutgesell M, Overholt E, Boyle R. Am J Perinatol. 1990 Apr;7(2):144-5.

Advertencia del fabricante:

Se desconoce si el bretilio se excreta en la leche humana. Por ello, no se recomienda la lactancia durante el tratamiento con este fármaco.

Fecha de la última actualización: 31.03.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.