Viernes 15 de Noviembre de 2019




Recomendaciones

A dosis moderadas de consumo, la cafeína se considera compatible con la lactancia materna. Pese a esta afirmación, es obligado hacer algunas consideraciones.

La cafeína aparece rápidamente en la leche materna tras la ingestión de una bebida que la contenga (café, te) o bien tras la toma de algún medicamento del que forme parte, obteniéndose el pico de concentración en la leche materna a la hora u hora y media después de su ingestión.

Las dosis de 100 mg de cafeína al día o inferiores no suelen producir niveles detectables en la leche una vez trascurridas varias horas. Una dosis única de 150 mg de cafeína puede alcanzar una concentración máxima en la leche de 1,6 mg/L. La concentración láctea es dosis dependiente, de forma que la ingestión de una cantidad doble de cafeína probablemente produzca una concentración doble. Dosis mas elevadas a las anteriores pueden producir concentraciones de cafeína en la leche de 2 a 7 mg/L. Dosis del orden de 750 mg/día producen concentraciones medias superiores a 4 mg/L, pudiendo, en algunos casos, multiplicar por 7 esta cifra.

A título ilustrativo, una mujer que bebiera tres o cuatro tazas de café a lo largo de un periodo corto de tiempo (60-90 minutos) y continuara bebiendo cafe a lo largo del día, según desease, alcanzaría muy probablemente concentraciones de 0.30 a 1.15 mg/L.

Se calcula que un lactante puede llegar a ingerir un 7-10 % de la cantidad de cafeína ingerida por la madre. Sin embargo, la semivida de eliminación corta de esta sustancia hace que la situación pueda revertirse con facilidad, teniendo en cuenta que los metabolitos de la cafeína (teobromina, teofilina y paraxantina) pueden persistir en la sangre del lactante mas allá de 10 horas después de que la cafeína haya desaparecido de la misma. Debe tenerse en cuenta, además, que la metabolización de la cafeína por parte de neonatos y bebés pretérmino es mucho mas lenta, pudiendo alcanzar con frecuencia concentraciones similares a las de la madre. Hacia el 3º ó 4º mes, la metabolización por parte del bebé de esta sustancia es equiparable a la de los adultos.

En el bebé alimentado exclusivamente al pecho es posible encontrar concentraciones de cafeína en saliva del orden de 0,75 mg/L a las 6 horas después de la toma de una taza de café.

Las madres fumadoras metabolizan mas rápidamente la cafeína, aunque esto carece de valor clínico y no contrarresta los efectos negativos del tabaco sobre el bebé.

Efectos sobre el lactante

Se han descrito síntomas tales como irritabilidad, nerviosismo y alteración del sueño en lactantes criados al pecho cuyas madres bebían diez o mas tazas de café al día o su equivalente en otras bebidas con cafeína. En contraste, los estudios realizados parecen indicar que cuando el consumo no excedía de cinco tazas de café diarias no se producían efectos estimulantes en lactantes de tres o mas semanas.

La toma de mas de 450 ml de café u otra bebida conteniendo cafeína puede disminuir la concentración de hierro en la leche materna y puede dar lugar a anemia por deficiencia de hierro en algunos lactantes.

Los hijos de bebedoras de café tienen un peso mas bajo al nacer y una concentración de hemoglobina y hematocrito al nacimiento. Al mes de vida, la concentración de hierro en la leche materna y la hemoglobina fue comparativamente inferior que la de los lactantes cuyas madres no eran bebedoras de café.

Una madre que ingería diariamente 4-5 tazas de café y 1-1.5 litros de una bebida de cola, a lo que añadía ocasionalmente te y cacao observó en su bebé, de seis semanas de vida irritabilidad. El examen físico mostraba a un lactante en buen estado de nutrición pero temblando y con aumento del tono muscular. El lactante mejoró rápidamente al suspender la ingestión de bebidas con cafeína.

Los padres de un lactante de 24 días observaron inquietud e irritabilidad en su hijo alimentado al pecho. La madre refería tomar medio litro de mate cada dos días.

Advertencia del fabricante:

No se dispone de advertencias respecto de la lactancia materna en las bebidas que contienen cafeína.

No existen medicamentos conteniendo exclusivamente cafeína. Los medicamentos con cafeína contienen una advertencia genérica de consulta al médico en caso de lactancia materna.

Fecha de la última actualización: 13.06.09

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.