Miércoles 20 de Noviembre de 2019




Recomendaciones

La carbamazepina está considerada compatible con la lactancia materna, pese a que alcanza en el lactante concentraciones proporcionalmente mas elevadas que otras sustancias.

Se estima que la concentración en la leche materna de la carbamazepina puede ser la mitad de la que alcanza en la sangre de la madre, aunque aquella proporción puede oscilar considerablemente, en un rango de entre 30 y 80 %. Otras observaciones cifran la concentración sanguínea en el bebé alrededor del 44 % de la de la madre.

Como con otros anticonvulsivantes, debe relativizarse la validez de estas estimaciones, al tomarse, por lo general, de forma simultánea con otros medicamentos que pueden modificar significativamente la farmacocinética de esta sustancia.

En la mayoría de los casos publicados no se observan reacciones adversas, siendo habitualmente bien tolerada. Se ha comunicado la incidencia puntual de síndrome de abstinencia, somnolencia, ictericia, alteración de enzimas hepáticos, convulsiones y succión débil, no siempre atribuibles directamente a la carbamazepina, sino a otros medicamentos administrados conjuntamente.

Si es necesario administrar esta sustancia, puede continuar administrándose la lactancia materna, aunque debe vigilarse el desarrollo psicomotor y ponderal, así como posibles signos de lesión hepática y/o sedación.

Advertencia del fabricante:

Durante la lactancia, la concentración de carbamazepina en la leche materna, varía entre el 30% y el 60% de la concentración plasmática de la madre. Aunque la cantidad ingerida por el lactante es pequeña para causar cualquier reacción adversa, se prescindirá de la lactancia natural a no ser que resulte imprescindible para el niño.

Fecha de la última actualización: 18.03.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.