Martes 22 de Enero de 2019




Recomendaciones

Probablemente el carvedilol es una sustancia de uso aceptable durante la lactancia materna. Sin embargo, no se dispone de experiencia clínica publicada que avale su utilización, por lo que es preferible recurrir a un fármaco alternativo.

Las favorables características farmacocinéticas de esta sustancia hacen poco previsible que representen un riesgo para el bebé ya que es verosímil que sea excretado en una cantidad baja a través de la leche.

El carvedilol circula unido a proteínas en un 95 %, lo que reduce considerablemente las posibilidades de eliminación por medio de la leche y su tiempo de semivida no es particularmente largo, lo que disminuye el riesgo de acumulación.

Advertencia del fabricante:

Al igual que ocurre con otros agentes con actividad betabloqueante, estudios llevados a cabo en ratas en período de amamantar a sus crías demostraron que carvedilol y/o sus metabolitos son excretados en la leche materna. Por lo tanto, no se recomienda la lactancia materna durante la administración de carvedilol.

Fecha de la última actualización: 08.10.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.