Martes 21 de Mayo de 2019




Recomendaciones

El ciprofloxacino está considerado compatible con la lactancia materna.

Las quinolonas no se han venido utilizando durante la lactancia materna dado el riesgo teórico de daño osteocartilaginoso que pudieran producir estas sustancias. No obstante, los estudios mas recientes indican que el riesgo es bajo, a lo que contribuiría el propio calcio de la leche, dificultando la absorción del medicamento.

Se considera que un lactante criado exclusivamente al pecho podría ingerir un máximo de 0.57 mg/kg/día de ciprofloxacino, lejos de la dosis terapéutica para el bebé(10-40 mg/kg/día).

Se recomienda dar el pecho pasadas tres o cuatro horas de la toma del medicamento para minimizar la ingesta de la sustancia.

Se ha publicado un caso de enterocolitis necrotizante en un lactante de dos meses causada por automedicación de la madre con el fármaco.

Advertencia del fabricante:

El ciprofloxacino se excreta por la leche materna. Debido al posible riesgo de lesión articular, no debe emplearse ciprofloxacino durante la lactancia.

Fecha de la última actualización: 13.05.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.