COOKIES:    Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Continuar navegando presupone la aceptación de estas condiciones          ACEPTAR     Mas información
Jueves 17 de Abril de 2014
 
Como cuidar niños

Guía de uso en la lactancia del principio activo fenobarbital

Recomendaciones

El empleo de fenobarbital durante la lactancia materna está asociado al riesgo de posibles efectos adversos en algunos lactantes, por lo que, de administrarse durante la época de alimentación al pecho, debe hacerse con precaución, estrechando la vigilancia sobre el lactante.

Esta sustancia puede causar somnolencia en algunos bebés, particularmente si se prescribe junto con otros fármacos. Sin embargo no es necesario discontinuar la alimentación al pecho, aunque debe monitorizarse el desarrollo ponderal, el estado de alerta y la maduración neuromotora del lactante, especialmente los alimentados exclusivamente al pecho, los nacidos pretérmino y los lactantes de bajo peso para su edad gestacional. Por lo general, no aparecen síntomas alarmantes y puede continuarse la lactancia materna, aunque en ocasiones puede resultar mas prudente interrumpirla.

Puede recurrirse a medir la concentración de fenobarbital en la sangre del lactante para descartar una acumulación de medicamento en el mismo.

Riesgos para el lactante

El efecto adverso mas frecuente es la somnolencia. Junto con esta manifestación pueden presentarse dificultades en la alimentación, con ganancia ponderal reducida. En ocasiones la somnolencia aparece tras la ingesta de leche materna.

En algún caso aislado, el bebé puede presentar una sedación intensa, a lo que colaboran otros medicamentos anticonvulsivantes administrados conjuntamente.

Se han descrito síntomas de abstinencia como temblor o, en casos extremos, convulsiones, tras la interrupción brusca de la lactancia materna, lo que deberá tenerse en cuenta a la hora de la transición de la alimentación al pecho a la lactancia artificial.

Advertencia del fabricante:

En el recién nacido los antiepilépticos y especialmente el fenobarbital puede provocar síndrome hemorrágico en las primeras 24 horas del nacimiento si la madre está siendo tratada con el fármaco. Como tratamiento preventivo parece eficaz el administrar a la madre, el mes anterior al alumbramiento, vitamina K1 (10 a 20 mg/día) y en el momento del nacimiento administrar de 1 a 10 mg en inyección iv al recién nacido.

El recién nacido cuya madre ha estado tomando fenobarbital puede haber desarrollado un cuadro de dependencia y aparición de un síndrome de abstinencia con convulsiones o hiperreactividad, que pueden ponerse de manifiesto al nacer o de manera tardía, hasta 14 días después.

Ocasionalmente puede también aparecer en el recién nacido movimientos anormales, dificultades de succión y perturbaciones del metabolismo fosfocálcico y de la mineralización ósea.

No se aconseja la lactancia materna ya que el fenobarbital pasa a la leche materna.

Fecha de la última actualización: 30.06.09

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca del uso de los medicamentos durante el embarazo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico, a quien debe dirigirse en último término para aclarar sus dudas.

Otros contenidos de interés sobre fenobarbital     

Lo sentimos, las marcas comerciales del principio activo seleccionado no están disponibles. Puede consultar el listado de todas las especialidades farmacéuticas incluidas en este sitio web:

Pulse sobre este enlace para ver todas las especialidades disponibles