Jueves 12 de Diciembre de 2019




Recomendaciones

La utilización por parte de la madre de este opiáceo durante la lactancia materna puede ser origen de somnolencia cuando la dosis ingerida es elevada, especialmente durante el periodo neonatal. Por esta razón es recomendable limitar su administración, aunque sea necesario dar conjuntamente un analgésico no narcótico. Algunos expertos recomiendan no sobrepasar los 30 mg de sustancia diariamente, aunque no existe una experiencia lo bastante dilatada como para dar por absolutamente segura esta cifra.

De los datos publicados se infiere que el niño puede recibir un porcentaje del medicamento administrado a la madre inferior al 4 %. Se han descrito algunos casos infrecuentes de bebés con somnolencia acusada con dosis materna elevadas (por ejemplo, 20 mg de hidrocodona cada 4 horas).

Especial riesgo tiene la administración conjunta de otros derivados opiáceos, que pueden dar lugar a una depresión del SNC severa, como en el caso de un lactante de algo mas de un mes de vida que precisó reanimación e intubación tras ingerir su madre un medicamento conteniendo paracetamol e hidrocodona y tomar, además, metadona por propia iniciativa.

En el caso de que se considere imprescindible la administración de hidrocodona, no es necesario interrumpir la lactancia materna, pero debe vigilarse estrechamente el desarrollo psicomotor del bebé, su curva de peso y la posible aparición de somnolencia u otra manifestación de depresión del sistema nervioso central, ademas de proporcionar una dosis lo bastante baja del fármaco para considerarla segura.

Advertencia del fabricante:

No se dispone de preparados comerciales que incluyan exclusivamente hidrocodona. En los casos de combinaciones de este principio activo con otras sustancias el fabricante advierte que no se debe utilizar durante la lactancia sin consejo expreso del médico.

Fecha de la última actualización: 23.02.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.