Sábado 16 de Noviembre de 2019




Recomendaciones

No se dispone de suficiente información acerca del uso clínico de itraconazol durante la lactancia. Sin embargo, algunos datos parecen indicar que el itraconazol administrado ocasionalmente a la madre produce niveles en la leche inferiores a la dosis recomendada para un lactante(5 mg/kg/día).

Los escasos datos referidos en las publicaciones científicas permiten a algunos autores estimar que la cantidad ingerida por el lactante es aproximadamente de 1,48% de la dosis administrada a la madre ajustada al peso, alcanzando una concentración en el bebé del 0,77% de la de la madre[1], en el caso de tratamientos cortos.

Debe tenerse en cuenta el efecto acumulativo de este medicamento, incluso a dosis bajas, que podría desembocar en dosis reales mucho mas elevadas de las estimadas para una toma ocasional en el caso de administración prolongada, con el riesgo de acumulación tóxica en distintos tejidos.

Muchos autores consideran preferible utilizar un fármaco alternativo, especialmente en el caso de un bebé de mayor riesgo, como prematuro o recién nacido.

Bibliografía:

1:. McNamara PJ , Abbassi M. Neonatal exposure to drugs in breast milk. Pharm Res. 2004;21:555-66.

Advertencia del fabricante:

En el caso de mujeres que amamantan a sus bebés, deben consultar con su médico antes de tomar itraconazol, puesto que el medicamento puede aparecer en la leche en pequeñas cantidades.

Fecha de la última actualización: 21.08.13

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.