Lunes 23 de Septiembre de 2019




Recomendaciones

Riesgos para el lactante

Los lactantes cuyas madres reciben lamotrigina presentan niveles elevados de este medicamento en su sangre, pudiendo alcanzar el 50 % del de la madre, aunque lo más frecuente es que oscile entre el 30 y el 35 % de este. Durante el periodo neonatal, el riesgo es aún mayor debido a la limitada capacidad de depuración mediante glucoronoconjugación, lo que, unido al riesgo de elevación de los niveles maternos en el postparto inmediato, puede producir efectos acusados si no se disminuye la dosis de lamotrigina a la madre tras el parto[1][2].

La lamotrigina pasa al feto a través de la placenta. Un lactante alimentado exclusivamente al pecho a partir del segundo día alcanzó un nivel sanguíneo ese mismo día de 2.8 ng/ml (fracción libre: 1.2 ng/ml). Al reducir la dosis materna a 200 mg de los 300 mg que recibía previamente, los niveles descendieron a 0.75-1.54 ng/ml [3]. En un lactante de dos semanas se registraron niveles de 1.4 ng/ml antes de la toma del medicamento por la mañana[4].

En un grupo de 10 lactantes cuyas madres recibieron lamotrigina durante el embarazo y continuaron haciéndolo después del parto, se registraron niveles del fármaco similares al materno en el postparto inmediato, descendiendo lentamente durante los tres días siguientes. A las tres semanas los niveles alcanzaron entre 0.5 y 3.3 ng/ml a las doce horas de la última toma de lamotrigina y antes de la tetada correspondiente; estos niños mostraban valores entre el 23 y el 50 % del materno [1][5].

No se observaron efectos sobre un lactante alimentado al pecho cuya madre recibió 300 mg/día durante las primeras seis semanas y 200 mg/día a partir de ese momento[3]. Otro lactante en circunstancias similares tampoco presentó anomalías durante el seguimiento efectuado hasta el 5º mes de vida[4]. Otros nueve casos tampoco mostraron efectos adversos [1][5]. Una parte no detallada de treinta y cinco pacientes embarazadas que tomaron lamotrigina durante la gestación y alimentaron a sus hijos con leche materna no registraron efectos adversos en sus bebés [6]. Un lactante cuya madre recibía conjuntamente 200 mg de lamotrigina y 2.5 g de levetiracetam al día tampoco registró alteración alguna durante un periodo de seguimiento de ocho semanas[7].

Un lactante de seis semanas presentó un síndrome de abstinencia dos semanas después del destete. El cuadro se manifestó por pérdida de apetito, irritabilidad e hiperexcitabilidad neuromotora, cediendo tras la administración del medicamento[8]. El desarrollo psicomotor se normalizó un mes después de la suspensión definitiva del fármaco. Dos lactantes cuyas madres recibían lamotrigina presentaron un moderado retraso psicomotor objetivado mediante el test de Denver [7].

Influencia sobre la lactancia

No se conocen efectos directos de la administración de lamotrigina sobre la lactancia.

En los casos referidos sobre la concentración de lamotrigina en la leche materna se han registrado niveles entre 2.4 y 6.5 ng/ml en regímenes posológicos de 300 mg al día. Disminuyendo la dosis a 200 mg/dia estos valores descienden a 1.26-1.95 ng/ml [3][4].

En un estudio que incluia nueve mujeres cuyas dosis oscilaban entre 100 y 800 mg/dia, se alcanzaron concentraciones en la leche entre 1 y 8.2 ng/ml a las doce horas de la dosis anterior. Los autores consideran que los lactantes alimentados exclusivamente al pecho reciben 0.2-1 mg/kg de peso(2-20 % de la dosis materna ajustada por el peso)[1][6].

Recomendaciones

Si una madre precisa la administración de lamotrigina durante la lactancia no constituye un motivo para abandonar o interrumpir la lactancia materna, puesto que numerosos lactantes han sido amamantados sin presentar reacciones secundarias pese a los altos niveles sanguíneos alcanzados. Sin embargo, es importante subrayar que estos bebés deben ser vigilados estrechamente para detectar precozmente posibles efectos adversos, incluyendo erupciones cutáneas que son potencialmente peligrosas, así como somnolencia, rechazo del alimento o pérdida injustificada del apetito. Debe prevenirse el riesgo de síndrome de abstinencia y advertir a la madre del peligro de un destete brusco, así como tener en cuenta la posible administración conjunta de otros medicamentos antiepilépticos que pudieran interferir en el metabolismo de la lamotrigina.

Bibliografía

1.Ohman I, Vitols S, Tomson T. Lamotrigine in pregnancy: pharmacokinetics during delivery, in the neonate, and during lactation. Epilepsia. 2000; 41:709-13.
2. Liporace J, Kao A, D'Abreu A. Concerns regarding lamotrigine and breast-feeding. Epilepsy Behav. 2004; 5:102-5.
3. Rambeck B, Kurlemann G, Stodieck SRG et al. Concentrations of lamotrigine in a mother on lamotrigine treatment and her newborn child. Eur J Clin Pharmacol. 1997;51:481-4.
4. Tomson T, Ohman I, Vitols S. Lamotrigine in pregnancy and lactation: a case report. Epilepsia. 1997;38:1039-41.
5. Ohman I, Tomson T, Vitols S. Lamotrigine (LTG) pharmacokinetics during delivery and lactation. Ther Drug Monit. 1999;21:478.
6. Berry DJ. The disposition of lamotrigine throughout pregnancy. Ther Drug Monit. 1999;21:450.
7. Johannessen SI, Helde G, Brodtkorb E. Levetiracetam concentrations in serum and in breast milk at birth and during lactation. Epilepsia. 2005;46:775-7.
8. Popescu L, Marceanu M, Moleavin I. Withdrawal of lamotrigine caused by sudden weaning of a newborn: a case report. Epilepsia . 2005;46 (Suppl 6):407.

Advertencia del fabricante:

Los datos disponibles indican que lamotrigina pasa a la leche materna. En un estudio realizado en un número limitado de niños alimentados con lecha materna, las concentraciones séricas de lamotrigina en los niños alcanzaron niveles a los que pueden aparecer efectos farmacológicos.

Debe valorarse el posible beneficio de la lactancia materna frente al riesgo de efectos adversos para el recién nacido. En caso de que una mujer decida alimentar con leche materna durante el tratamiento con lamotrigina, se debe monitorizar la aparición de efectos adversos en el recién nacido.

Fecha de la última actualización: 15.04.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.