Martes 21 de Mayo de 2019




Recomendaciones

Para la mayoría de expertos, la influencia de la L-tiroxina sobre el lactante alimentado al pecho se considera carente de efectos perjudiciales, aunque algunos autores consideran que la cantidad de hormona en la leche es suficiente para tratar parcialmente el hipotiroidismo en el recién nacido y lactante pequeños [1][2]. No obstante, la cantidad de hormona aportada por la leche materna no parece suficiente para enmascarar el hipotiroidismo del neonato[3].

En casos aislados se ha detectado un nivel elevado de levotiroxina en el bebé, pero no está determinado si esto conlleva algún tipo de riesgo para el lactante[4].

Si la madre necesita la administración de esta sustancia, no hay razones clínicas para sustituir la alimentación al pecho ni reducir la dosis de levotiroxina[5][6]

Referencias:

1: Sack J, Amado O, Lunenfeld. Thyroxine concentration in human milk. J Clin Endocrinol Metab 1977;45:171?3.
2: Bode HH, Vanjonack WJ, Crawford JD. Mitigation of cretinism by breast-feeding. Pediatrics 1978;62:13?6.
3: Abbassi V, Steinour A. Successful diagnosis of congenital hypothroidism in four breast- fed neonates. J Pediatr. 1980;97:259-61.
4: Hahn HB Jr, Spiekerman AM, Otto WR, Hossalla DE. Thyroid function tests in neonates fed human milk. Am J Dis Child 1983;137:220?2.
5: Stagnaro-Green A, Abalovich M, Alexander E et al. Guidelines of the American Thyroid Association for the diagnosis and management of thyroid disease during pregnancy and postpartum. Thyroid. 2011;21:1081-125.
6: Galofre JC, Haber RS, Mitchell AA, Pessah R, Davies TF. Increased postpartum thyroxine replacement in Hashimoto's thyroiditis. Thyroid. 2010;20:901-8.

Advertencia del fabricante:

La levotiroxina y otras hormonas tiroideas se eliminan a través de la leche materna en cantidades mínimas, que no se asocian a reacciones adversas graves en el bebé. Pese a ello, se debe tener precaución cuando se administra levotiroxina sódica a una mujer lactante.

Debe tenerse en cuenta que las dosis de levotiroxina adecuadas para la sustitución de la hormona tiroidea son necesarias para mantener una lactancia normal.

Fecha de la última actualización: 21.02.10

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.