Martes 16 de Julio de 2019




Recomendaciones

A las dosis habituales, el metoprolol se considera compatible con la lactancia materna.

Las cantidades transferidas de metoprolol a través de la leche materna son pequeñas y no es probable que causen trastornos al lactante. Sin embargo, el riesgo de acumulación en el bebé es mayor que en otros betabloqueantes, ya que la unión a proteínas plasmáticas es del 10 % y la excreción renal es del 40 %.

Se estima que un lactante criado exclusivamente al pecho podría recibir una dosis de 0,07 mg/kg de metoprolol cuando la madre recibe 200 mg de sustancia al día.

Advertencia del fabricante:

Metoprolol no debe utilizarse durante el embarazo y lactancia a menos que su utilización se considere imprescindible. Los betabloqueantes pueden causar efectos secundarios como bradicardia en el feto, en el recién nacido y en el lactante.

Sin embargo, la cantidad de metoprolol ingerida a través de la leche materna resulta insignificante en relación con un posible efecto betabloqueante en el niño, si la madre está tratada con metoprolol a dosis terapéuticas habituales.

Fecha de la última actualización: 15.10.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.