Jueves 21 de Marzo de 2019




Recomendaciones

Debido al riesgo de daño sobre el cartílago de conjunción, las fluorquinolonas no se han venido empleando en niños. Sin embargo parece que un eventual efecto adverso de esta naturaleza es una eventualidad bastante mas remota de lo que se ha venido creyendo.

>

Se estima que el calcio contenido en la leche materna podría prevenir la absorción de la cantidad de moxifloxacino que pudiera pasar al bebé a través de la alimentación al pecho, aunque no existen datos procedentes de estudios clínicos que permitan asegurar este extremo.

En general, se considera aceptable el tratamiento a corto plazo con moxifloxacino, aunque es preferible usar otro medicamento con un perfil de seguridad mejor conocido. El uso tópico del medicamento no es probable que pueda representar un riesgo para el lactante.

Advertencia del fabricante:

El empleo de moxifloxacino durante la lactancia materna está contraindicado. Como las demás quinolonas, moxifloxacino ha causado lesiones en el cartílago de las articulaciones que soportan peso de animales inmaduros. Los datos preclínicos indican que moxifloxacino pasa a la leche materna.

Fecha de la última actualización: 08.10.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.