Lunes 23 de Septiembre de 2019




Recomendaciones

La ranitidina alcanza en la leche una concentración inferior a las dosis terapéuticas empleadas en neonatos, por lo que no es de esperar efectos adversos en el niño derivados de la administración de ranitidina a la madre. Se calcula que un bebé, cuya madre recibe 150 mg de ranitidina al día, puede llegar a ingerir un máximo de 300 mcg de sustancia por kilo de peso y día, lo que equivale al 20 % de la dosis IV que se emplea en la prevención de la úlcera por estres en el propio lactante.

Los anti-H2 pueden incrementar la prolactinemia, aunque no se han publicado observaciones acerca de la posible influencia sobre la lactancia materna durante el tratamiento con ranitidina.

Advertencia del fabricante:

Ranitidina se excreta en la leche materna. Se recomienda evitar la administración durante el embarazo (especialmente en los tres primeros meses) o en la lactancia, a menos que a juicio del médico se estime imprescindible.

Fecha de la última actualización: 17.05.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.