Jueves 21 de Marzo de 2019




Recomendaciones

Los datos disponibles parecen indicar que las cantidades de tacrolimus ingeridas por un lactante son pequeñas y posiblemente no repercutan sobre el bebé. No obstante, se trata de un medicamento citotóxico que puede interferir con el desarrollo del lactante y precisaría controlar su nivel en sangre para evaluar este riesgo. Se calcula que, a dosis habituales, el bebé puede ingerir hasta un 0.5 % de la dosis materna ajustada al peso.

El tacrolimus administrado tópicamente reviste menos peligro y sus concentraciones son probablemente de bajo riesgo. Es aconsejable, en estos casos, evitar el contacto del bebé con el área de piel tratada y mantener escrupulosamente limpios de medicamento los pezones durante la tetada.

Advertencia del fabricante:

Los datos en humanos demuestran que tacrolimús se excreta en la leche materna. Como no es posible descartar los efectos perjudiciales sobre el recién nacido, las pacientes no deben amamantar a sus hijos mientras estén bajo tratamiento con este medicamento.

Fecha de la última actualización: 16.04.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.