COOKIES:    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web  ACEPTAR Mas información
Viernes 20 de Octubre de 2017

Significado de hemorragia digestiva alta

Clase: enfermedad

El sangrado procedente de cualquier punto del tubo digestivo se denomina, hemorragia digestiva. Si el sangrado se produce en el tramo que va desde el inicio del esófago hasta el final del duodeno se denomina hemorragia digestiva superior o alta. Las hemorragias digestivas que se originan a partir del final del duodeno son las hemorragias digestivas bajas.

La emisión de sangre por la boca y/o nariz originada por un vómito y producida por una hemorragia digestiva alta se conoce en medicina como hematemesis. La aparición de sangre a través del ano, acompañando o no a las heces se denomina melena. De esta consideración se excluyen las hemorragias relacionada con lesiones anorrectales, como fistulas o hemorroides inflamadas.

El sangrado gastrointestinal superior en forma de hematemesis o melena es una emergencia médica que pone en peligro la vida del paciente. La incidencia anual de ingresos en el hospital oscila entre 50 y 150 casos por 100.000 habitantes, siendo mas elevada en las zonas de mas bajo nivel socioeconómico.

Sus causas mas frecuentes son las úlceras (35-50%) y las varices del esófago (5-12%), aunque no las únicas. Entre las primeras se incluyen las úlceras pépticas , el síndrome de Zollinger-Ellison, la esofagitis, las úlceras por estrés, determinadas infecciones (herpes simple, citomegalovirus, Helicobacter pylori) y las inducidas por medicamentos (AINE y otros).

La mortalidad entre los pacientes ingresados en el hospital es aproximadamente del 10%–14%, sin que haya disminuido sustancialmente en los últimos 50 años. Cabe señalar que casi todos los casos de fallecimiento ocurren en ancianos, existiendo una estrecha relación entre el estado de salud previo de cada paciente y el el grado de riesgo vital, en especial en el postoperatorio de cirugía de urgencia.

Síntomas

El inicio y la gravedad de la pérdida de sangre puede ser muy variable, desde ser solapada y pasar inadvertida hasta que alcanza un cierto volumen hasta ser abrupta y masiva, presentando el paciente un estado de shock, acompañado o no de hematemesis o melena.

En ocasiones, la pérdida de sangre es tan leve y paulatina que solo se puede descubrir por un análisis de sangre oculta en las heces o porque el paciente presenta anemia en un análisis rutinario de sangre.

Los pacientes con una hemorragia digestiva alta de importancia, pueden presentar mareos, aturdimiento, debilidad y palidez. También pueden tener palpitaciones, taquicardia, e hipotensión arterial. Es habitual que el paciente tenga anemia, mientras que la pérdida de sangre puede ser o no evidente, bien por aparecer con el vómito, en las heces o no manifestarse al principio.

Los síntomas y signos sugestivos de hemorragia crónica incluyen debilidad, letargo, sangrado gastrointestinal oculto, demostrable por la investigación de sangre oculta en heces y anemia con deficiencia de hierro.

A los síntomas de la hemorragia se suelen añadir los de su causa, como dolor abdominal en caso de úlceras de estómago. Es frecuente en estos casos (55-70%) que los pacientes no hayan sufrido con anterioridad una ulcera o síntomas sugestivos de este trastorno.

Pulse aquí para volver atrás