COOKIES:    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web  ACEPTAR Mas información
Lunes 20 de Noviembre de 2017

Porqué es mejor amamantar al bebé

En la actualidad parece bastante claro que la alimentación del bebé al pecho presenta unas indiscutibles ventajas sobre la llamada alimentación artificial mediante biberones. Pasadas algunas décadas, recuerdo -por contraste- los esfuerzos que con frecuencia debiamos realizar los pediatras de la época para persuadir a las jóvenes madres de que iniciaran o no abandonasen la alimentación al pecho.

Como digo, tengo la impresión de que todo el mundo está convencido de las bondades de la lactancia natural; a ello han colaborado un numeroso colectivo profesional de médicos y enfermeras así como medios de comunicación (y los colegas que han participado a través de estos medios) e incluso poderes públicos.

Aunque el consenso sobre este asunto es muy amplio, no está de mas recordarlo.

Ventajas de la alimentación al pecho

1. La leche humana es la mas adecuada para alimentar al niño, ya que contiene todos los elementos necesarios para su nutrición y correcto desarrollo, de la misma forma que la leche de cualquier mamífero contiene los elementos necesarios para el desarrollo de su descendencia.

2. La segunda característica es la disponibilidad: No necesita preparación ni manipulación. Está presta a ser usada sin demora.

3. Carece de contaminación por microorganismos. No contiene bacterias ni hongos y por lo tanto no es causa de gastroenteritis en el lactante.

4. Es frecuente encontrar casos de alergia o intolerancia a la leche de vaca, particularmente a las proteínas de la leche de vaca, que sufren exclusivamente los bebés sometidos a lactancia artificial.

5. Por motivos superponibles, el bebé alimentado al pecho sufre con menor frecuencia episodios de alergia como el eccema atópico y trastornos asimilados.

6. La leche contiene anticuerpos frente a diversos microorganismos, como algunas bacterias y virus. Por este motivos, el lactante criado al pecho tiene una resistencia mayor, digamos que natural, frente al virus de la poliomielitis, gripe, parotidotis(paperas) y otros gérmenes. Al parecer la leche transfiere una forma de inmunoglobulina(IgA) que protege la superficie del tubo digestivo frente a la invasión por microorganismos. Cerrando esta puerta de entrada, los lactantes son menos susceptibles a estas enfermedades durante el periodo que tarda en adquirir sus propias defensas para sustituir a las defensas prestadas de la madre.

7. La leche materna lleva tambien células defensivas de la madre, los macrófagos, que desempeñan un notable papel en el establecimiento de ciertos mecanismo defensivos de carácter inespecíficos, como la lisozima, un factor de defensa natural presente en las mucosas del organismo o la producción de lactoferrina, una proteína cuya misión es transportar las moléculas de hierro a traves del intestino. La lactoferrina actúa tambien como un factor de control de determinadas bacterias en el organismo, como los Coli

8.En el plano psicológico, la alimentación al pecho es una experiencia mutuamente gratificadora, tanto para el bebé como para la madre. Para aquel, la lactancia materna refuerza los vínculos fisicos y afectivos con su madre, mientras que para esta es una experiencia de plenitud emocional dificilmente descriptible. La lactancia materna, aunque no es imprescindible, representa un factor de vinculación muy poderoso entre la madre y el niño.

Posibles obstáculos para la alimentación al pecho

1. Las anomalías o malformaciones del pezon:

Raramente las alteraciones previas al alumbramiento tienen alguna repercusión en la alimentación al pecho, especialmente si no se trata de situaciones sobrevenidas en poco tiempo y se pueden tomar algunas medidas correctoas.

Así por ejemplo, la retracción de uno o ambos pezones puede corregirse con tracciones elásticas repetidas durante los meses previos al parto. Igualmente, la inversión de los pezones puede ser paliada o corregida con sacaleches. Si usted cree que tiene una anomalía de los pezones debe consultar con su médico a fin de que valore las posibilidades de corrección que tenga.

2. Las enfermedades de la mama

La mastitis aguda requiere la suspensión transitoria de la alimentación al pecho enfermo, que de todas formas debe vaciarse regularmente, tanto para reducir la tensión y molestias en la mama como para evitar aportar gérmenes al tubo digestivo del bebé.

Las fisuras del pezon son con frecuencia muy dolorosas. El mejor tratamiento es la prevención, manteniendo el pecho seco y limpio, evitando que permanenzca húmedo entre tomas.

3. Otras enfermedades

Las enfermedades agudas leves de la madre, si afectan también al bebé, no impiden normalmente continuar con la alimentación al pecho. En otro caso, deben valorarse los casos de forma individualizada, en funcion del estado de salud de la madre y el hijo. En las enfermedades importantes de la madre suele ser preferible renunciar a la alimentación al pecho, debido a la sobrecarga que representa para la madre y tambien por el eventual riesgo de los medicamentos que esta reciba para el lactante.

4. Eventos del area sexual

La reanudación de la menstruación no es un obstáculo para continuar con la alimentación al pecho.

Un nuevo embarazo tampoco entraña mayores riesgos que la sobrecarga para la madre de tener que atender las necesidades nutritivas de un lactante con mayores demandas cada vez y un nuevo hijo al que aportar nutrientes. Si se dispone de una alimentación adecuada y bien dirigida y se dispone de tiempo para recuperarse de la fatiga producida por las tareas cotidianas, no existen objeciones a priori para continuar la alimentación al pecho.

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.