COOKIES:    Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Continuar navegando presupone la aceptación de estas condiciones          ACEPTAR     Mas información
Jueves 24 de Abril de 2014
 
Plantas medicinales
Medicamentos
<

Cómo eliminar los piojos de la cabeza

Consejos y recomendaciones

No estamos ante una tragedia

La infestación por piojos sucede hasta en las mejores familias, incluyendo la suya y la nuestra. Ni usted ni los suyos tienen una peor higiene que los demás, ni son mas sucios o descuidados, por lo que debe abandonar cualquier sentimiento de culpa o vergüenza si padecen esta parasitosis. A diferencia de otros artrópodos, los piojos no transmiten ninguna enfermedad conocida, incluidos el SIDA o la Hepatitis. Solamente son responsables de las posibles lesiones producidas por el rascado de la cabeza y, en el peor de los casos, de la infección local provocada por este mecanismo. Evite tomar medidas drásticas para resolver un problema de naturaleza trivial.

Comprenda lo esencial de la vida del piojo

El piojo es un artrópodo que vive exclusivamente en el cuero cabelludo del ser humano, alimentándose de la sangre que succiona. Fuera de su hábitat no resiste mas allá de 48 horas. Por ello, no infecta ni vive en animales domésticos.

La hembra del piojo pega cada huevo a un pelo, a una distancia igual o inferior a 1.5 cm del cuero cabelludo, mediante una sustancia quitinosa que lo adhiere fuertemente. Los acondicionadores del cabello y el vinagre tienden a disolver esa sustancia.

El huevo eclosiona en 7-10 días, saliendo de este una forma inmadura de piojo, la ninfa, de menor tamaño y mas blanquecina, que alcanza el estado adulto en las dos semanas siguientes. Las hembras maduras ponen entre 90 y 200 huevos a lo largo de las dos semanas restantes de su vida. Aunque puede vivir en cualquier parte de la cabeza y en raras ocasiones también en otras partes del cuerpo, se suele encontrar principalmente detrás de los pabellones auriculares (orejas), la nuca, la coronilla y el espacio comprendido entre estos cuatro puntos.

El piojo solo se desplaza caminando, por lo que la transmisión se efectúa de persona a persona o bien por compartir algunas pertenencias (peines, gorros, auriculares, etc).

Esté alerta ante una posible infestación y descúbrala a tiempo

Cada año pueden haber recibido la visita de los piojos hasta unos 12 millones de personas. Es posible que pronto le toque a su familia. El síntoma habitual que presentan los niños parasitados es el picor y su consecuencia, el rascado frecuente de la cabeza. Pueden transcurrir hasta dos o tres semanas antes de que el rascado se vuelva patente, por lo que puede considerarse un síntoma algo tardío. En ese tiempo, la infestación ha podido repartirse por todos los miembros de su casa.

Para detectarlos con prontitud, puede utilizarse el siguiente método :

1. Lave el pelo normalmente, aplicando acondicionador abundantemente, incluyendo las puntas de los cabellos. El acondicionador disuelve la sustancia que une la liendre al pelo.
2. Disponga papel o toalla en la que poder sacudir el peine para observar la presencia de liendres.
3. Peine cuidadosamente todo el cabello, desde la raiz a la punta de cada mechón. Mejor aun, utilice un peine metálico o liendrera para efectuar su comprobación.
4. Después de cada pasada, observe el peine por si hubiera piojos o liendres atrapados. Sacuda el peine sobre el papel por si se detectaran liendres. A continuación, lave el pelo según costumbre.

Puede serle de utilidad comprobar directamente también (mejor con ayuda de una lupa) la presencia de piojos, especialmente en los lugares de su preferencia ( detrás de las orejas o la nuca). Si no los encuentra, compruebe si hay o no liendres. Hay muchas mas liendres que piojos. Si estas se hallan presentes, asuma que su hijo también tiene piojos y trátelo adecuadamente. No confunda las liendres con la caspa; esta última se desprende con bastante facilidad.

Conozca los medicamentos disponibles

1.Permetrina (medicamento de primera elección) presentada a concentraciones variables, según el país y el producto. Acostumbra a emplearse al 1-3 %, siendo la forma corriente en España al 1.5 %. Las formulaciones al 5 % no son recomendables para el tratamiento de pacientes con piojos resistentes a la permetrina. Las formas disponibles son : crema, champú y loción. En caso de embarazo, lactancia y niños de menos de dos años, evite tratar usted y consulte con su médico.

2.Lindano al 1 %. Mas toxico y con peores resultados que la permetrina. Debe aplicarse durante 6-24 horas. No recomendado en el embarazo, lactancia y niños pequeños. Tampoco si existen numerosas lesiones de rascado.

3.Trimetoprim-sulfametoxazol. Es un quimioterápico de efectos similares a los antibióticos ( septrin, abactrim y otras marcas), cuyo efecto se limita a los piojos adultos y ninfas, ya que produce la muerte de las bacterias intestinales del piojo. No ataca las liendres, por lo que es obligado administrarlo repetidamente para ir eliminando las nuevas generaciones de piojos. Menos eficaz que la permetrina.

4.Malathion : Aprobado para este uso por la FDA, se utiliza como alternativa a la permetrina en EEUU.

5.Otros recursos terapéuticos : Sin que se empleen de forma frecuente, puede considerarse su utilización cuando nos encontremos ante piojos resistentes a la permetrina y el lindano :Ivermectina, decametrina y peines de microdescargas eléctricas

Como tratar al paciente

La forma mas recomendable de tratamiento es lavar la cabeza con un champú corriente y, después de enjuagar y quitar los restos de este, aplicar la crema o el champú de permetrina al 1-1.5 % por espacio de unos 20 minutos. No utilice acondicionadores del cabello en esta fase, puesto que pueden inactivar el efecto del producto. Puede aplicar vinagre (dos partes de agua por una de vinagre) después del tratamiento, ya que ayuda a desprender las liendres. Seguir también los consejos que se indican en el punto siguiente.

Póngale ropa limpia al niño después de aplicar el tratamiento.

No trate a niños de menos de dos años. No existen pruebas concluyentes que permitan asegurar que estos medicamentos son inofensivos a estas edades. Limítese a retirar los piojos, ninfas y liendres manualmente y acuda a su médico.

Las liendres deben eliminarse mecánicamente mediante un peine metálico de púas finas (liendrera), sacudiéndolo sobre una superficie apropiada tras cada pasada sobre el cabello, a fin de comprobar que aquellas se desprenden. La razón de no confiarlo todo a la acción insecticida del medicamento es que no se puede asegurar que todas las liendres mueran tras su aplicación, existiendo la posibilidad de que sobrevivan algunas. La eliminación mecánica de las liendres reduce el riesgo de fracaso del tratamiento y es obligatoria para la erradicación de los piojos.

Aplique adecuadamente el medicamento

El medicamento debe estar en contacto con todo el cabello por tiempo suficiente y a concentración suficiente. Recubra con el producto antipiojos todos los pelos, de la raíces a las puntas. Puede conseguirlo repeinando todos los pelos impregnados de producto con un peine normal. Manténgalo al menos durante veinte minutos.

Compruebe que los piojos no son resistentes al medicamento

Los piojos pueden resultar resistentes al insecticida, lo que no hay forma de saber de antemano. Puede sospecharse que hay resistencia si, tras los veinte minutos de tratamiento, los piojos se mueven normalmente. Puede comprobarlo peinando el cabello de manera repetida después de la aplicación del medicamento y sacudiéndolo a cada pasada sobre un papel. Si pasadas 8-10 horas los piojos aun se mueven pero lo hacen lentamente, el medicamento ha resultado eficaz. En caso de que el tratamiento resultara inefectivo, debe cambiarse de insecticida. Observe que no debe cambiar de marca de producto, sino de ingrediente activo.

Mátelos bien muertos

No es probable que después de la sesión de tratamiento mueran todas las liendres, y no debe esperar que su hijo este libre del parásito antes de una semana. Desde que la hembra del piojo pone el huevo (liendre) hasta que este eclosiona pasan 7-10 días. A partir del momento en que aplique el producto, continuarán naciendo nuevos piojos(ninfas) de los huevos supervivientes. La suma del efecto inicial del insecticida, el efecto residual del mismo y la retirada manual de las liendres no garantiza totalmente la resolución del problema, por lo que deberá recurrir a una segunda sesión de tratamiento, pasados siete días. Si todo ha ido bien, encontrará ninfas pero no piojos. Aquellas son mas pequeñas y de color mas claro. Dependiendo de su grado de exigencia, puede repetir la operación pasados otros siete días o limitarse a comprobar que no quedan supervivientes. Las liendres situadas a mas de 1,5 cm de la raíz del pelo no tienen capacidad para eclosionar.

Vigile, que a lo mejor vuelven

De la misma forma que se infecto, su hijo puede volver a sufrir una nueva invasión por piojos. Se calcula que casi un 20% de la población se vuelve a contagiar transcurridos 2 meses, por lo que se deben tratar también las personas que mantienen un estrecho contacto con el niño. Al cabo de una semana del tratamiento, lo mas que puede encontrar son ninfas; si después de tratar adecuadamente al niño y comprobar la inexistencia de piojos adultos, usted los detecta de nuevo, sospeche fundadamente que se ha vuelto a contagiar. Debe comprobar cada semana la presencia del parásito, bien mediante el uso de un acondicionador de cabello o con un peine metálico de púas finas o liendrera.

Con relación a las pertenencias del pequeño paciente (ropas, bufandas, gorros, toallas, etc) puede proceder de la siguiente forma:

Los peines, los cepillos y otros utensilios hervibles, pueden someterse a la acción de agua caliente (65 ºC) durante 60 minutos o bien sumergirlos en el champú antipiojos durante cinco minutos. La ropa lavable en agua caliente, sométala a un programa de lavado en ciclo caliente . La ropa no lavable en agua caliente, métala en fundas de plástico durante dos semanas. Aspire el piso y los muebles, alfombras y cojines. No haga nada con los animales domésticos porque el piojo no habita en ellos. No aplique insecticidas por fumigación, ya que no son necesarios.

Prevenir es mejor que curar

El niño no debe acudir al colegio o la guardería hasta 24 horas después de concluido el tratamiento.Además, es recomendable:

- Evitar el uso de gorros, sombreros, pasamontañas, bufandas, peines etc procedentes de personas que han sufrido recientemente pediculosis.
- Evitar el contacto directo cabeza a cabeza.
- Lave el pelo de su hijo con asiduidad y compruebe que no tiene piojos.


ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información complementaria para ayudarle a prestar cuidados a su hijo en tanto es visitado por su pediatra. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de los cuidados que se deben prestar y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico. Cualquier cuestión adicional acerca de esta enfermedad u otras debe consultarlo con el médico que le atiende.

Los contenidos de este sitio web no sustituyen la valoración y orientación del facultativo que atiende a cada paciente. Medizzine encarece a todos nuestros visitantes que actuen siempre en concordancia con los consejos y advertencias expresados por el médico responsable de atenderlos.