COOKIES:    Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Continuar navegando presupone la aceptación de estas condiciones  ACEPTAR Mas información
Domingo 21 de Diciembre de 2014

SABAñONES (ERITEMA PERNIO)

¿Qué son los sabañones?     

Los sabañones o eritema pernio consisten en lesiones inflamatorias de la piel, localizadas en las partes salientes del cuerpo (dedos, nariz, orejas, etc), originadas por una reacción anormal al frío. Los sabañones suelen acompañarse de otras alteraciones como acrocianosis o eritrocianosis o, mas raramente el fenómeno de Raynaud.

¿A quienes afectan los sabañones?     

Se desconoce la causa última de los sabañones, aunque se sabe que en la actualidad es menos frecuente que décadas atrás. Esta enfermedad aparece en personas especialmente susceptibles, expuestas a frío no congelante. Afecta principalmente a mujeres jóvenes, de entre 15 y 30 años, aunque puede suceder a cualquier edad, incluyendo la infancia. Las personas de edad avanzada son menos propensas a sufrir la enfermedad, pero las lesiones suelen ser mas bien crónicas, en parte debido a que existen a la vez lesiones arteriales.

Las lesiones suelen iniciarse al principio de la estación invernal en los climas fríos del norte de Europa y Estados Unidos o el sur de Argentina y Chile.

¿Qué síntomas producen los sabañones?     

Las primeras manifestaciones consisten en picor, seguido pronto de inflamación rojo púrpura y dolor localizados en los dedos de las manos y pies o persistir hasta la estación cálida, pudiendo formarse ampollas o úlceras en la superficie del sabañón. El proceso puede resolverse espontáneamente en el curso de los 15 o 20 días siguientes, aunque lo normal es que los brotes o ataques se sucedan unos a otros hasta la llegada del buen tiempo, sin que los innumerables remedios caseros aplicados al caso modifiquen su curso.

Los casos agudos pueden aparecer tras la exposición al frío en menos de 24 horas. En estos pacientes surgen en cuestión de horas una o varias manchas de color rojo vinoso, hinchadas, que producen picor o sensación de quemazón de intensidad variable, pero siempre muy molestos.

Estas lesiones se suelen localizar en la superficie dorsal de los dedos de los pies y manos. Por lo general, las lesiones suelen curar espontáneamente con cierta rapidez, aunque con la exposición repetida al frío, puede evolucionar a formas crónicas de eritema pernio, en las que las lesiones se vuelven a reproducir sin que hayan acabado de curar las preexistentes.

Sabañones (eritema pernio)

Lo típico es que los brotes de sabañones se inicien con la llegada del invierno, remitiendo a la primavera siguiente. En los casos mas extremos, no se llega a curar completamente con la llegada del buen tiempo

Pese a que pocas veces se confunden los sabañones con otras enfermedades afines, es conveniente que consulte a su médico, incluso aunque el diagnóstico le parezca obvio. No olvide que los sabañones puede acompañar o ser una manifestación de otra enfermedad, que puede revestir mayor importancia.

¿Qué tratamiento tienen los sabañones?     

El mejor tratamiento consiste en prevenir la aparición del brote de sabañones protegiéndose convenientemente y reduciendo al mínimo la reexposición al frío.

Una vez desencadenado el brote agudo, la parte del cuerpo afectada debe limpiarse y secarse, ya que la humedad amplifica los efectos del frío. Es recomendable también un recalentamiento progresivo y suave del miembro afectado.

En general, el pronóstico de los sabañones tratados adecuadamente es excelente.

Para el tratamiento del eritema pernio recurrente se ha ensayado con éxito el calcioantagonista nifedipino, un medicamento vasodilatador que reduce el dolor, facilita la curación y previene la aparición de nuevas lesiones, que debe prescribirlo exclusivamente un médico. Para el picor, pueden emplearse medicamentos locales que ayuden a combatirlo.

Última actualización de la página: 3 de febrero de 2011

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.