Jueves 14 de Noviembre de 2019

Medicamentos
Como cuidar niños
Dieta sana
JUANETE (HALLUX VALGUS)

¿Qué es el juanete?     

El juanete o Hallux valgus es una deformidad caracterizada por la desviación hacia fuera del dedo gordo del pie asociada a otras anomalías.

Esta imagen representa de forma esquemática las desviaciones típicas del juanete o hallux valgus: La desviación del dedo gordo del pie, la deformidad de la cabeza del metatarsiano (exostosis), el higroma (zona en amarillo, con borde rojo) y las fuerzas ejercidas por los tendones (amarillo, rojo y azul), que tienden a hacer mayor la desviación del dedo gordo.

Hallux Valgus

¿A quienes afecta el hallux valgus?     

En la mayoría de los casos se trata de mujeres en la segunda mitad de su vida, aunque esta condición patológica puede aparecer a cualquier edad y en ambos sexos. Por lo general, aparece en los dos pies, aunque la magnitud de las lesiones puede predominar en uno de ellos.

Pese a que puede presentarse en casi cualquier situación, una de las razones mas frecuentes de su aparición es la permanencia prolongada de pie, ya sea por motivos laborales (vigilantes, cocineras, etc) u otras circunstancias.

En la raíz del problema, además de la permanencia prolongada de pie, pueden encontrarse el uso de zapatos de tacón alto, puntiagudos y de horma estrecha, que aprietan el pie por ambos lados.

Únicamente esto no explicaría del todo las razones por las que aparece esta deformidad. En pacientes mayores, es frecuente que se asocie con trastornos reumáticos y otras anomalías de los huesos y articulaciones.

Anomalías propias del juanete     

El dedo gordo del pie se desvía externamente, lo que da lugar a un ángulo saliente entre el dedo y el metatarsiano. Si la desviación es lo bastante intensa, el dedo gordo puede cruzarse sobre el adyacente o por debajo de este, lo que resulta mas frecuente. En otras ocasiones llega a dar lugar a una deformación "en martillo".

Cuando la desviación adquiere suficiente intensidad, se produce una subluxación (salida parcial de la articulación) entre la cabeza del metatarsiano y la primera falange del dedo gordo, contactando ambos huesos sólo por el exterior del metatarsiano. Como consecuencia de la desviación, la parte interna de este último hueso tiende a sobresalir y formar un abultamiento muy ostensible, perceptible en la mayoría de los pacientes. La superficie articular y el tejido fibroso que la envuelve sufren también las consecuencias de las deformidad (ver imagen).

La piel de la cara interna de la articulación, bajo la que se produce la deformidad característica, aumenta de grosor. Entre esta y la articulación, se forma una bolsa de contenido líquido (higroma), que colabora a hacer mas ostensible la deformidad de la cabeza del hueso metatarsiano.

Como puede apreciarse en el esquema, la tensión originada por los tendones colabora en acentuar la deformidad. En amarillo, el flexor largo del dedo gordo tiende aumentar el ángulo de desviación del dedo.

Síntomas     

Una vez que la desviación del dedo gordo alcanza un cierto límite, la anomalía empieza a dar molestias, lo que sucede tiempo después de que se inicie la desviación del dedo gordo. En muchas ocasiones existe una desproporción entre el grado de desviación y la intensidad del dolor. No resulta una rareza observar que el dedo con mas dolor es el que menos desviado está, cuando el hallux valgus afecta a ambos pies.

Los síntomas incluyen dolor e inflamación articulares, relacionadas por lo general con el calzado. Las molestias se mitigan bastante al quedarse descalzo.

No es rara la infección de la bolsa de serosidad yuxtapuesta a la cabeza del metatarsiano, que eventualmente se puede complicar con la infección de la articulación entre la falange y el metatarsiano.

Como se previene el juanete     

La medida preventiva mas adecuada es utilizar zapatos sin tacones demasiado altos, ni los estrechos o puntiagudos, ni aquellos que la horma provoque una desviación del dedo gordo hacia fuera, que favorecerían la aparición de esta deformidad.

Como se trata el juanete     

Desde el punto de vista del tratamiento correctivo en sí, este es necesariamente una corrección quirúrgica, bien sea de los tendones, de la deformidad de la cabeza del 1º metatarsiano (exostosis), la reimplantación de la cabeza de este hueso, la resección de la base de la primera falange y otras técnicas de cirugía.

Última actualización de la página: 11 de enero de 2011

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.