Domingo 15 de Setiembre de 2019

Medicamentos
Como cuidar niños
Dieta sana
NEUROPATIA DIABETICA

¿Qué es la neuropatía diabética?     

Es una complicación de la diabetes consistente en una pérdida de fibras nerviosas a consecuencia del efecto tóxico de esta enfermedad sobre los nervios.

Ocurre aproximadamente en la mitad de los pacientes que sufren diabetes mellitus desde hace mucho tiempo, tanto los que necesitan insulina como aquellos que son tratados con medicamentos por vía oral.

El riesgo de sufrir la neuropatía diabética es proporcional a la duración de la enfermedad, el grado de control de la diabetes -a mejor control, menor riesgo-, el peso del paciente -a mayor sobrepeso, mayor riesgo, la cifra de triglicéridos en la sangre, la hipertensión arterial, la coexistencia de enfermedades cardiovasculares y el tabaquismo.

¿Qué síntomas produce?     

La neuropatía diabética puede presentarse con distintos síntomas. No obstante, la forma mas común de manifestarse es la pérdida de sensibilidad en las extremidades inferiores, aunque un número elevado de pacientes con neuropatía diabética no presenta síntomas de esta complicación de la diabetes.

Es frecuente que el paciente manifieste en algun momento de la enfermedad sensacion de hipersensibilidad o tenga sensaciones anormales en los miembros, como hormigueos, quemazon que se inicia por el pie y progresa de manera ascendente.

El síntoma mas llamativo de la neuropatía es el dolor, generalmente en las extremidades inferiores, que la mayoría de los afectados indican que aparece o aumenta cuando se permanece en reposo. Este síntoma se intensifica en la cama y puede llegar a ser tan intenso que puede incapacitar para un normal desenvolvimiento cotidiano, aunque con el tiempo acostumbra a disminuir y desaparecer, quedando sin embargo, como secuela la perdida de sensibilidad, de reflejos y de la percepción de la posición de las partes afectadas. El paciente presenta también debilidad muscular del miembro afectado.

La neuropatía puede afectar a nervios de distinta localización, bien sea en la zona lumbar, torax, caderas, etc. Pese a que los síntomas son en todos los casos similares, esta diferente localización hace que la enfermedad pueda adoptar distintas formas de presentarse.

En ocasiones el paciente manifiesta sensación de entumecimiento o de hormigueo que progresan desde el pie hacia la parte superior del miembro. Otras veces se acomapaña de sensacion de quemazon o de corte.

En otros casos pueden estar afectadas las fibras nerviosas del sistema nervioso autónomo, que regula funciones muy importantes que escapan al control de la voluntad de la persona, como los movimientos del intestino o del corazon o el sudor.

Los posibles síntomas son muy variados e incluyen desde taquicardia o bajadas de la tensión arterial al permanecer de pie hasta exceso de sudor en manos y pies a sequedad extrema de estas partes del cuerpo, incluyendo un grado mayor o menor de dificultad para percibir los síntomas de bajada de azúcar en la sangre.

¿Cual es la evolución de la neuropatía?     

La neuropatía diabética evoluciona con el tiempo hacia la resolución del dolor, aunque al precio de la insensibilidad de las zonas del cuerpo afectadas. Se pierden las fibras nerviosas y por ello el paciente no percibe los posibles daños que pudiera tener, siendo los pies la zona de mas alto riesgo de lesiones por insensibilidad.

Es frecuente la aparición de úlceras en la planta del pie por efecto de la presion sostenida, que en condiciones normales provoca un cambio de posición y en estos pacientes no. Por esta razón es importante corregir todas las deformidades de los pies, evitar las callosidades y vigilar diariamente la presencia de cualquier daño por mínimo que parezca.

¿Cómo se diagnostica?     

El diagnostico de neuropatía diabética se establece por los síntomas de neuropatía y la ausencia de otras razones para sufrir una neuropatía. Es, por lo tanto, lo que se entiende como un diagnóstico de exclusión

La neuropatía diabética tiene unos síntomas similares a otras enfermedades de los nervios. Los pacientes diabéticos deben ser controlados periódicamente en busca de signos de la neuropatía desde el momento en que son diagnosticados de su diabetes.

¿Como se trata la enfermedad?     

Las medidas mas importantes están dirigidas a reducir y controlar los factores de riesgo.

Los objetivos principales son:

1. Mejorar al máximo el control sobre la diabetes.
2. Controlar la hipertensión arterial.
3. Controlar adecuadamente la cifra de triglicéridos en la sangre.
4. Evitar el consumo de tóxicos como el alcohol.
5. Abandonar el consumo de tabaco
6. Asegurar un consumo adecuado de determinadas vitaminas, como B12 y ácido fólico.
7. Prevenir las ulceraciones y sus secuelas. Debe utilizarse protección adecuada del pie.
8. Corregir las deformidades de los miembros inferiores, con corrección ortopédica si fuera preciso
9. Tratamiento del dolor: Se utlizan distintos medicamentos como los antidepresivos triciclicos (amitriptilina, imipramina, desipramina,etc), inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina como duloxetina y algunos anticonvulsivantes como pregabalina, gabapentina, carbamazepina o lamotrigina. El médico decidirá en cada caso cual es la medicación mas adecuada para cada paciente.

¿Como puedo mejorar mi enfermedad?     

1. Examinando a diario los pies para detectar precozmente las posibles anomalías a consecuencia de la pérdida de sensibilidad por la neuropatía diabética.

2. Protegiendo adecuadamente los pies para evitar la formación de callosidades y úlceras.

2. Evitando o combatiendo el sobrepeso y la obesidad.

3. Evitando el consumo de alcohol y abandonando el hábito del tabaco.

4. Siguiendo el régimen alimenticio y de medicamentos indicado por su médico para el control de la hipertensión y de la cifra de triglicéridos en sangre.

Última actualización de la página: 6 de noviembre de 2008

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.