Domingo 19 de Mayo de 2019

Medicamentos
Como cuidar niños
Dieta sana
OSTEOPOROSIS

¿Qué es la osteoporosis?     

La osteoporosis consiste en un trastorno que afecta a todo el esqueleto, caracterizado por la pérdida del tejido de los huesos (masa ósea) debida a la destrucción de las fibras de proteínas que constituyen su armazón interno.

Contrariamente a lo que se suele creer, lo fundamental no es la pérdida de calcio, sino del tejido de la estructura de los huesos. Es algo similar a lo que pasaría en un edificio si se perdieran progresivamente las columnas de hierro o cemento que lo sostienen de pie.

La osteoporosis no es un simple proceso de descalcificación, sino una destrucción de la arquitectura de microbóvedas u oquedades internas (esa especie de tejido parecido a una esponja que podemos observar al ver un hueso cortado por la mitad) que en estado normal le confieren al hueso su resistencia y ligereza.

A la perdida del tejido de la estructura del hueso se une la pérdida del calcio adherido a ese armazón, lo que da lugar a una disminución de la resistencia del hueso, que finalmente da lugar a la aparición de fracturas, que constituyen el síntoma principal de la enfermedad, y pueden presentarse incluso sin traumatismo previo.

¿Cómo se produce?     

En la mujer, donde la incidencia de osteoporosis es mas extensa que en el hombre, se produce una pérdida anual del 2% de la masa ósea en los primeros años de la menopausia. Al final de los diez primeros años que siguen al inicio de esta fase la mayoria de las mujeres sufren osteopenia u osteoporosis.

La osteoporosis no es una enfermedad privativa de una determinada edad, sexo o raza. Si concurren circunstancias patológicas desfavorables, puede aparecer en cualquier edad y afectar a personas de cualquier raza o sexo. No obstante, la mayor incidencia de la osteoporosis se registra en mujeres de raza blanca en su etapa postmenopáusica.

Se estima que a los 50 años una mujer tiene una probabilidad del 50 % de sufrir una fractura causada por la osteoporosis a lo largo del resto de su vida. En el hombre esa probabilidad es de alrededor del 30 %. Dado que en los países desarrollados, cada vez es mayor el número de personas de edad avanzada, se comprende la importancia creciente de la osteoporosis y su impacto sobre los sistemas sanitarios y de seguridad social.

En fechas recientes, se estimaba en 1,3 millones la incidencia anual de fracturas relacionadas con la osteoporosis en Estados Unidos, con un coste económico directo no inferior a 10 billones de dólares. Se trata, como puede fácilmente entenderse, de todo un desafío a los distintos sistemas sanitarios, tanto en lo asistencial como en lo economico.

¿Cuales son las causas y factores de riesgo?     

       Factores teoricamente modificables (total o parcialmente)

              1. Factores que disminuyen la masa ósea

- Vida sedentaria
- Consumo de tabaco
- Consumo excesivo de alcohol
- Nuliparidad (no haber tenido embarazos)
- Dieta deficiente en calcio
- Tratamientos con corticoides,fenilhidantoínas o excesiva hormona tiroidea
- Deficiencia de estrógenos

              2. Factores independientes de la masa osea (factores que favorecen las caídas)

- Debilidad muscular
- Vision deficiente
- Trastornos de la orientación y/o de la conciencia (debidos o no a medicamentos)

       Factores poco o nada modificables (total o parcialmente)

              Factores que disminuyen la masa ósea

- Raza caucasica
- Sexo femenino
- Edad avanzada
- Historia familiar de osteoporosis

              Factores independientes de la masa osea

- Sufrir una fractura después de los cuarenta años
- Talla alta

¿Que síntomas tiene?     

Hasta fechas relativamente recientes, los síntomas iniciales mas comunes de la osteoporosis solían ser una disminución de estatura asociada a fracturas vertebrales.

Desde la introducción y generalización de la radiodensitometría de absorción dual, probablemente el síntoma mas precoz de osteoporosis es una disminución de la masa ósea, aunque en rigor esto no es un síntoma de osteoporosis sino un factor de riesgo mas, importante si se quiere, pero no el único.

Un síntoma indicativo de osteoporosis es una disminución de la estatura igual o superior a 5 centímetros.

Una historia de fracturas de muñeca o de tobillo son tambien indicativas de posible osteoporosis, siendo a menudo la primera manifestación de la enfermedad. En otras ocasiones es una fractura de columna vertebral con compresion de los nervios. El paciente experimenta en estos casos un dolor intenso y cortante en la espalda. Estos pacientes tienen una probabilidad del 20 % de sufrir nuevas fracturas vertebrales. En otros casos la enfermedad se manifiesta por dolor lumbar crónico, aumento de la curvadura de la espalda, lo que se llama cifosis dorsal.

Cuando la osteoporosis ha minado la resistencia de los huesos aparece la clásica y temible fractura de cadera, una rotura del fémur que suele acontecer a consecuencia de una caída. Este tipo de fractura suele acelerar los procesos de reabsorción ósea, bien sea por el trauma quirurgico y por la misma caída. La fractura de cadera aumenta la el riesgo de fallecimiento en estos pacientes, especialmente en los mas ancianos.

¿Cómo se diagnostica?     

El síntoma guía que oriente al médico hacia la existencia de una osteoporosis puede ser una fractura de columna, cadera, muñeca, tobillo o el hombro.

Una radiografía simple puede demostrar la enfermedad si se observan un aumento exagerado de la curvatura de la columna dorsal (cifosis), fracturas, hundimientos o deformidades de vértebras lumbares. Estos son signos evidentes de la enfermedad, aunque desgraciadamente tardíos, como también lo es una transparencia aumentada de los huesos, que además puede no ser tan fiable como sería necesario.

El diagnóstico de certeza puede establecerse cuando la radiodensitometría de absorción dual muestra un valor del índice T inferior a -2.5. Este índice va referido a los valores medios de la radiodensitometria en mujeres jóvenes y sanas.

Debe tenerse en consideración que la medida de la densidad mineral ósea, a diferencia de otras pruebas que se realizan en diferentes enfermedades, no representa necesariamente que se vaya a producir una fractura por osteoporosis, sino que quiere decir que existe un riesgo aumentado de que se presente, que el médico debe valorar junto con otros criterios para establecer el riesgo total de que se produzca la rotura de los huesos.

Otras exploraciones a realizar tienen que ver con el diagnostico de las posibles causas de la osteoporosis, que incluye, entre otras, pruebas de función del riñon y del tiroides, análisis del consumo de corticoides y medicamentos anticonvulsivantes, etc.

¿Cual es su tratamiento?     

Calcio y vitamina D

La administración de calcio en aquellas personas con una insuficiente ingestión de este mineral tiene sobretodo un valor preventivo y va dirigido a combatir su pérdida en caso de osteoporosis. No esta clara su posible influencia sobre la producción de fracturas, aunque parece aumentar modestamente la densidad mineral ósea. En todo caso, es recomendable que la mujer menopáusica ingiera entre 1200-1500 mg de calcio diario.

Es necesario asegurar también un aporte nutritivo adecuado de vitamina D. Consulte con su médico su situación personal, ya que las necesidades varían en función de sus características personales y de su lugar de residencia, siendo menor la necesidad de suplementos de esta vitamina cuanta mayor exposición al sol tenga usted.

En otro sitio de este mismo web puede encontrar un calculador del calcio ingerido en la dieta.

Ejercicio físico

Aquellos pacientes que permanecen en cama o carecen por completo de actividad sufren una desmineralización de sus huesos, que favorece no sólo la aparición de fracturas, sino que por medio del reposo prolongado, produce una mayor debilidad muscular, lo que favorece las caídas.

Hasta donde sea posible, es conveniente la realización regular de ejercicio físico, que aumente la resistencia y movilidad del cuerpo. De esta forma se favorece el aumento de la densidad mineral ósea en la columna vertebral.

Tabaco y alcohol

Tanto el consumo de tabaco como la ingestión de alcohol pueden favorecer la aparición de osteoporosis. Es muy aconsejable abandonar ambos consumos, aunque no está completamente clara su influencia sobre el riesgo de fracturas.

Medicamentos

Entre los medicamentos disponibles para el tratamiento de la osteoporosis se encuentran:

Estrógenos:

Hasta la publicación del estudio WHI, estos medicamentos constituían la base del tratamiento de esta enfermedad. Los eventuales riesgos inherentes a estos medicamentos (cáncer de mama, tromosis y embolias, elevación del riesgo cardiovascular, etc) ha reducido drásticamente el campo de empleo de este grupo de fármacos.

Moduladores selectivos de los receptor estrogénicos (SERM, en ingles)

Los representantes de este grupo comunmente utilizados son el raloxifeno y el tamoxifeno, que actuan evitando la reabsorción del tejido de los huesos.

El raloxifeno aumenta discretamente la densidad mineral ósea en la columna vertebral, al igual que el tamoxifeno, reduciendo el riesgo de fractura en esta zona en un 40 %, aunque carece de efecto sobre otras localizaciones de fracturas por osteoporosis.

Entre los inconvenientes de su utilización figuran sofocos, riesgo aumentado de trombosis venosa profunda y calambres en las piernas.

Bifosfonatos

Son los medicamentos de elección en el tratamiento de la osteoporosis, por lo que son los mas utilizados para esta indicación en todo el mundo.

Aunque la incidencia de efectos secundarios es proporcionalmente pequeña, estos medicamentos no están exentos de riesgos y deben utilizarse siguiendo escrupulosamente las instrucciones de uso.

Los medicamentos alendronato y risedronato reducen la incidencia de fracturas en mas de un 50 % en la cadera, vértebras y otras localizaciones, lo que es mas acusado durante los primeros tiempos de utilización. El tratamiento debe seguirse durante un periodo de cinco años.

Calcitonina

La calcitonina tiene un efecto similar a,los medicamentos anteriores, es decir se trata de un fármaco que reduce la reabsorción de tejido óseo, actuando rápidamente. Este medicamento se puede administrar por vía subcutánea o nasal. Se discute acerca de su posible eficacia sobre la aparición de fracturas, que para algunos no estaría suficientemente demostrada.

Lo que parece mejor fundado es su efecto reductor sobre el dolor producido por las fracturas vertebrales recientes.

Ranelato de estroncio

Este es uno de los últimos medicamentos introducidos para el tratamiento de la osteoporosis en Europa, aunque no ha sido autorizado en Estados Unidos.

Segun parece, el ranelato de estroncio reduciría en un 40 % el riesgo de fracturas vertebrales, aunque no parece estar tan claramente establecida su eficacia en el caso de fracturas no vertebrales.

El medicamento podría enmascarar el resultado de las radiodensitometrías, al permanecer adherido al tejido óseo.

Teriparatida

Este medicamento, que actua mas bien como un estimulador de la formación de hueso, reduce la incidencia de fracturas vertebrales y no vertebrales mas de un 50%, lo que daría una tasa anual de reducción de fracturas del 8%, incrementando, por consiguiente, la densidad mineral ósea.

La posible relación del medicamento con el osteosarcoma (una forma de cáncer) no podido confirmarse en el analisis de los datos de experimentación, considerándose actualmente que se trata de un fármaco seguro.

Actualmente se considera no recomendable su empleo por mas de dos años y sólo si la osteoporosis es de intensidad moderada a severa.

Última actualización de la página: 18 de marzo de 2009

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.