Martes 21 de Mayo de 2019

Medicamentos
Como cuidar niños
Dieta sana
PRIAPISMO

¿En qué consiste el priapismo?     

El priapismo se define como una erección del pene que persiste cuatro o más horas y no está relacionada con la estimulación sexual.

El término se deriva de Príapo, una antigua deidad griega de la fertilidad famosa por el tamaño de su pene.

La primera mención en la literatura médica data del año 1616 (Petraens).

El priapismo puede afectar a los hombres a cualquier edad. Existen dos modalidades del trastorno: la relacionada con obstáculos al flujo normal de sangre por el pene (forma isquémica, la mas frecuente) y otra sin relación con la circulación, casi siempre originada por traumatismos (forma no izquémica).

Mientras que la primera es dolorosa y constituye una emergencia médica, la forma no isquémica no suele provocar dolor y no requiere tratamiento de emergencia. La forma isquémica puede ser recurrente.

Priapismo isquémico     

El priapismo isquémico (también conocido como priapismo de bajo flujo o veno-oclusivo, impide que la sangre entre en los cuerpos cavernosos del pene pero no en el cuerpo esponjoso y el glande, lo que produce falta de sangre (isquemia) en los primeros, aunque el cuerpo esponjoso y el glande se encuentren llenos.

Este trastorno puede conducir a un daño irreversible del órgano y disfunción eréctil.

El mecanismo por el que se produce priapismo incluye la obstrucción del flujo de sangre fuera del pene o en las venas del órgano sexual y la incapacidad de la musculatura del cuerpo cavernoso para contraerse normalmente.

Aunque apenas hay estudios disponibles sobre la magnitud del problema, se registró una incidencia global de 1.5 casos de priapismo isquémico por 100.000 personas-año en la población general de los Países Bajos durante el periodo 1995-1.999.

Esta cifra fue mayor (2.9 casos/100.000 personas-año) en hombres de 40 o mas años. La causa principal de la diferencia en este grupo de edad es el uso de medicamentos para la disfunción eréctil.

Otra causa relevante de priapismo es la anemia de células falciformes, que afecta principalmente a pacientes de raza negra. Se estima que la probabilidad de sufrir algún episodio de priapismo a lo largo de la vida de pacientes con esta enfermedad es del 29-42%

Causas del priapismo     

1. Enfermedades de la sangre

Anemia de células falciformes, leucemia, talasemia y raras hemoglobinopatías, mieloma múltiple, hiperalimentación parenteral, hemodiálisis y deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa.

2. Medicamentos:

A. Para la disfunción eréctil: alprostadil intrauretral, sildenafilo, tadalafilo, vardenafilo y otros.

B. Antihipertensivos: hidralazina, guanetidina y propanolol.

C. Antagonistas alfa-adrenérgicos: prazosina, terazosina, doxazosina, tamsulosina y alfuzosina.

D. Psicotropos y antidepresivos: clozapina, risperidona, olanzapina, clorpromazina, tioridazina, trazodona y fenotiazinas.

E. Drogas y sustancias de abuso: Cannabis, cocaina, alcohol.

F. Anticoagulantes: warfarina, heparina.

G. Otras sustancias: andrógenos (testosterona), inmunosupresores (tacrolimus) y veneno de escorpión.

3. Tumores no hematológicos:

Tumores de pene, uretra, vejiga, próstata y recto.

4. Enfermedades neurológicas:

Sífilis, accidentes cerebrovasculares, tumores cerebrales, epilepsia, intoxicaciones, lesiones cerebrales o de la médula espinal, hernias de discales lumbares, estenosis espinales lumbares, síndrome de la cola de caballo y anestesia.

5. Traumatismos de pelvis, periné y pene.

Priapismo no isquémico     

También conocido como de flujo alto o priapismo arterial. Se trata de un raro trastorno en el que existe un flujo arterial anormal en los cuerpos cavernosos, la mayoría de las veces ocasionado por rotura de una rama de la arteria cavernosa, como resultado de un traumatismo en el pene, periné o la pelvis.

En este tipo de priapismo el pene se agranda y adquiere una consistencia mayor que en estado de flacidez, pero no es tan rígido como lo sería con la excitación sexual normal. Normalmente no es doloroso, por lo que estos pacientes tienden a buscar atención médica mucho más tarde que aquellos con priapismo isquémico.

Síntomas y diagnóstico     

El diagnóstico de priapismo suele ser evidente. Se trata de un paciente que preszsenta una erección prolongada que no revierte por sí sola al estado de flaccidez. Orientan hacia el tipo concreto de priapismo el dolor, los antecedentes clínicos del paciente y la posible toma de un medicamento (habitualmente para la disfunción eréctil), posibles traumas previos, inmediatos o no. Se puede sospechar que se trata de un caso raro del llamado priapismo no isquémico por el escaso o nulo dolor, los antecedentes de traumatismos o cirugía, encontrándose el pene semierecto.

Pese a lo obvio del trastorno, el médico podrá decidir hacer análisis de sangre y orina e incluso en algún caso obtener una muestra de sangre del propio pene, en función del posible diagnóstico o de la necesidad de descartar otros.

La exploración mediante eco-doppler es un método que permite confirmar la ausencia de flujo sanguíneo a través del pene (cuerpos cavernosos) y puede ayudar a descartar otras enfermedades.

¿Cuall es el tratamiento del priapismo?     

El priapismo isquémico es una emergencia médica. El tiempo que transcurra es esencial para obtener los mejores resultados y el tratamiento debe iniciarse con la mayor rapidez posible.

Las dos finalidades del tratamiento consisten en la restauración del flujo de sangre por los cuerpos cavernosos y la prevención de daño en el pene. Después de tratar con éxito a un paciente suele quedar una cierta hinchazón durante varias horas o días.

El tratamiento oral (terbutalina, pseudoefedrina) es eficaz sólo en uno de cada tres casos. En ocasiones, el médico recurre a estos fármacos como ayuda al tratamiento principal.

La aspiración de los cuerpo cavernoso a menudo produce ablandamiento del pene erecto y alivio del dolor; en la mayoría de los casos este procedimiento es insuficiente por sí mismo para revertir completamente el proceso de priapismo.

La inyección intracavernosa de fármacos simpaticomiméticos, especialmente fenilefrina, es el procedimiento estándar en el tratamiento de priapismo. La inyección puede repetirsepasados varios minutos en caso necesario.

Con ser importante, el tratamiento de la enfermedad que produce el priapismo no debe retrasar el tratamiento específicamente destinado a revertir la erección del pene.

Última actualización de la página: 27 de octubre de 2010

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.