COOKIES:    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web  ACEPTAR Mas información
Jueves 24 de Agosto de 2017

SARNA

¿Que es la sarna?     

La sarna es una enfermedad muy contagiosa que está producida por una reacción inmunológica de hipersensibilidad a la infestación de la piel por el ácaro Sarcoptes scabiei var. hominis, que produce como resultado mas sobresaliente un intenso picor.

Este ácaro es un parásito obligado del ser humano, siendo además diferente de otros ácaros que producen la sarna en los animales. Los animales de compañía como el gato y el perro sufren una sarna similar a la humana, producida por una variedad distinta a la de los humanos (Sarcoptes scabiei var canis,en el caso del perro), que algunas veces puede transmitirse a personas, especialmente cuando se acarician o sostienen animales infestados .

La sarna se contagia con mayor frecuencia en aquellos lugares y ocasiones en que se producen contactos estrechos o íntimos entre personas o se utilizan de forma compartida objetos de uso personal (domicilios, colegios, residencias de mayores, etc). La transmisión por material contaminado es un mecanismo importante, tanto en los hogares como en lugares de uso o actividades colectivas (cuarteles, nosocomios, colegios, etc). Como factor de riesgo de contagio, el hacinamiento es un factor de mucha mayor importancia que la falta de higiene.

La estancia en hospitales, guarderías, centros de internamiento, residencias de ancianos y otros centros de atención social o sanitaria son lugares donde se producen con facilidad brotes epidémicos entre los usuarios o internos, sin relación con el grado de higiene personal sino mas bien con el hacinamiento. La sarna no está considerada una enfermedad de transmisión sexual, pero no cabe duda que el contacto íntimo es determinante del contagio entre personas.

Los ácaros han sido identificados en el polvo doméstico, el suelo, los muebles y la ropa de cama, donde pueden llegar a sobrevivir mas de 10 días, por lo que no puede descartarse en casos concretos la transmisión a partir de estas fuentes.

¿A quienes afecta la sarna?     

Se ha estimado en 300 millones de personas la incidencia anual de sarna en todo el mundo, siendo un problema importante de salud publica en zonas de escasos recursos económicos o sanitarios. Los estudios epidemiológicos en las distintas partes del mundo sitúan la prevalencia de la enfermedad en valores tan variables como 2,7 casos por mil habitantes hasta casos extremos como casi la mitad de la población (46%). En algunos lugares del mundo, la infestación abarca mas del 60% de la población. La sarna es un problema de una particular importancia en países en vías de desarrollo, dado que afecta a un enorme número de personas, siendo endémica en los países tropicales.

Algunos estudios indican que la enfermedad es mas frecuente en el grupo de edad de 20-28 años. Como se ha dicho mas arriba, es mayor la prevalencia de la enfermedad en condiciones de hacinamiento, es decir, de acumulación de personas en espacios relativamente pequeños; tabién lo es en las zonas urbanas, durante los meses de invierno, en las mujeres y los niños.

Algunos grupos de población tienen un riesgo elevado de sufrir una sarna severa o incrustada, una forma de la enfermedad particularmente grave y muy contagiosa, incluyendo los pacientes sometidos a tratamientos con derivados de cortisona, tanto por vía general como aplicados localmente, los sometidos a trasplante de órganos y terapia anti-rechazo, los deficientes mentales, incapacitados físicos, infectados por el VIH u otros virus, además de los pacientes con enfermedades malignas.

¿Como se transmite la sarna?     

El ácaro se transmite por contacto directo con la piel de otra persona infectada, requiriendo por lo general un contacto prolongado entre ambos. El paciente recién infectado suele albergar un promedio de 5-10 ácaros, aunque en el caso de la sarna noruega esta cifra puede ascender a millones de parásitos.

El agente responsable de la enfermedad completa su ciclo vital enteramente en los humanos. La infestación se inicia cuando una hembra fertilizada toma contacto con la piel. Al cabo de una hora, la hembra excava un túnel en el espesor del estrato córneo, el llamado surco. Las hembras del ácaro ponen 10-25 huevos a lo largo de su ciclo vital, que se van acumulando en el surco junto con las deyecciones del parásito(escíbalos). Estas son irritantes y en parte son responsables de la producción del picor. en los túneles que excavan en el espesor de la piel, que pueden llegar a tener hasta 1 cm de largo. En 3 o 4 días, los huevos eclosionan, perforan el estrato córneo y las larvas terminan su proceso de maduración sobre la superficie de la piel a lo largo de las dos semanas siguientes. El ciclo vital del parásito dura de 30 a 60 días.

Al principio, la invasión se limita a un número de ácaros que raramente supera los 15-20 parásitos, siendo el picor muy limitado y poco intenso. Conforme la infestación progresa, también lo hace el picor, que puede llegar a ser insoportable. Después del contagio, los síntomas pueden tardar varias semanas en desarrollarse por completo.

Un sujeto recién infectado tiene sobre su piel un promedio de 10-16 ácaros hembras, aunque este número puede llegar a millones en el caso de las formas con sarna costrosa, la llamada sarna noruega. Los ácaros macho y los ácaros jóvenes viven sobre la piel, pero también pueden excavar la piel y refugiarse en su espesor para proceder a la muda.

En personas sin problemas de sus defensas, la sarna se suele localizar en las manos, dedos y muñecas. También es frecuente que la sarna afecte a las superficies de flexión de los codos, las axilas y tobillos, así como el pliegue submamario, las nalgas y los genitales masculinos.

Si el paciente sufre algún trastorno inmunitario o tiene las defensas disminuidas (edad avanzada, lactantes, determinados medicamentos, infección por el VIH), la sarna afecta de una manera mas general, apareciendo en lugares distintos a los usuales y con un carácter mas difuso, pudiendo afectar a prácticamente cualquier sitio de la piel, incluyendo el tórax, la cabeza y las palmas de las manos y plantas de los pies.

¿Que síntomas produce la sarna?     

El síntoma principal de la sarna es un intenso picor, que empeora durante la noche, aunque en algunos casos infrecuentes los pacientes no sufren síntoma alguno.

La enfermedad se desarrolla poco a poco. El paciente percibe un discreto picor, que suele atribuir a un roce, una picadura de insecto o a tener la piel reseca o irritada. El rascado destruye parte de los surcos, produciendo un alivio momentáneo. El picor puede disminuir durante el día para empeorar cuando el paciente se acuesta.

El rascado sirve, ademas de procurar alivio inmediato para diseminar los ácaros a otras zonas del cuerpo. Al cabo de unas pocas semans, la infestación se vuelve mas y mas intensa y peor tolerada.

Las lesiones en la piel se localizan de preferencia en los espacios interdigitales de las manos y superficies de flexión de la muñeca, axilas, pies, tobillos y tambien en la cintura. Otras posibles localizaciones son los pezones y el pliegue bajo la mama en la mujer y el pene y escroto en el hombre.

Una vez infectado, el paciente tarda entre tres y seis semanas en tener síntomas, que aparecen conforme desarrolla una respuesta inmunológica al ácaro y sus deyecciones. En contraste, la reinfección del paciente da lugar a una respuesta en forma de síntomas en el lapso de 24 horas, puesto que ya había desarrollado previamente esas defensas.

La lesion mas característica de la sarna es el surco, formado por túneles en la piel en los que vive el parásito. Estos surcos son usualmente zonas elevadas, generalmente delgadas e incurvadas, que miden 1-10 mm de longitud. Además de estas lesiones, pueden presentarse también pápulas (zonas engrosadas), ampollas, zonas de eczema, formación de nódulos (abultamientos) y lesiones producidas por el rascado, además de las infecciones a que se ha aludido mas arriba.

En los pacientes con sarna costrosa, las lesiones son similares a las del psoriasis o con aspecto de verrugas y pueden ir acompañadas de lesiones en las uñas ( hiperqueratosis). En ocasiones, la enfermedad se acompaña de aumento de leucocitos eosinófilos en la sangre e inflamación de ganglios linfáticos.

¿Qué complicaciones puede experimentar un paciente con sarna?     

La sarna es una enfermedad de la piel que por lo general da lugar a molestias de intensidad leve a moderada. Sin embargo, las formas extensas, con costras o ampollas pueden resultar debilitantes , con dolor al movimiento, agrietamiento o heridas en la piel. La sarna se complica con frecuencia con infecciones secundarias en la piel, que pueden derivar en graves infecciones provocadas por gérmenes como estafilococos o, estreptococos incluyendo sepsis. Estas infecciones pueden complicarse también con otros procesos como vasculitis (inflamación de vasos sanguíneos) y glomerulonefritis (inflamación del riñon).

¿Cómo se diagnostica la sarna?     

El médico puede tener una sospecha firme de que un paciente sufre sarna basándose en el picor, (que puede faltar en algunos casos infrecuentes), asociado a los típicos surcos. Estos pueden ser identificados mediante pruebas con aceite mineral, tinta o las pruebas de fluorescencia con tetraciclina.

El diagnostico de confirmación requiere la identificación del parásito, sus huevos o sus deyecciones en los surcos, o las uñas. Para ello se obtienen muestras de las lesiones, la piel o bajo las uñas.

En algunos casos puede ser necesario obtener muestras para biopsia de piel u otras técnicas, como videodermatoscopia y el microscopio de epiluminiscencia, que no están al alcance de la mayoría consultas de asistencia especializada y no parecen ofrecer una superioridad manifiesta sobre los métodos rutinarios.

¿Cómo se trata la sarna?     

Es recomendable tratar a todas las personas con relación estrecha con los pacientes, incluyendo la o las parejas.

Se debe lavar la ropa de cama, toallas, y la ropa personal en agua tibia o caliente. Aquellos objetos que no puedan lavarse, deben ser mantenidos fuera del contacto de cualquier persona durante un mínimo de 3 días, que es el tiempo que tardan la mayoría de ácaros en morir fuera desu huesped natural, el ser humano.

Permetrina

Este medicamento es el de primera elección para tratar tanto a adultos como a niños. Una aplicación tópica única de permetrina produce la curación de casi el 98% de los casos habituales de sarna. Ningún otro antiparasitario alcanza una eficacia similar o superior. Aunque la tasa de curaciones es muy elevada, en la actualidad se considera recomendable aplicar de nuevo el medicamento una semana después de la primera aplicación.

La permetrina al 5% se aplica en todo el cuerpo, desde el cuello hacia abajo, manteniendo el contacto con la crema entre 8 y 14 horas. Es el tratamiento mas utilizado en todo el mundo, aunque no esta exento de efectos secundarios.

La permetrina al 1%, que se puede adquirir sin receta, es inefectiva para el tratamiento de la sarna.

Lindano

Este es un compuesto similar, aunque no idéntico al lindano utilizado como pesticida para usos agrícolas. Se comercializa en forma de crema, champú y loción al 1%. Se aplica de forma similar a la permetrina. Aproximadamente, se absorbe a través de la piel el 10% de la dosis administrada, que puede llegar a ser tóxica.

El lindano puede tener una eficacia comparable a la ivermectina si se administra en dos dosis separadas por un intervalo de dos semanas, aunque aquella sustancia resulta menos toxica. Como quiera que el producto se acumula en el hígado y se fija a los tejidos cerebrales, es importante no administrar mas tandas de esta sustancia.

Este compuesto se utiliza cuando existen razones para no emplear la permetrina u otros antiparasitarios externos, ya que tiene una notable toxicidad. Se aplica tópicamente y se deja actuar durante 8 horas.

Tanto el lindano como la permetrina deben aplicarse en todo el cuerpo excepto en la cabeza. En los ancianos y pacientes en los que producen recaídas es conveniente también aplicar el medicamento sobre el craneo. Las uñas deben cepillarse con el medicamento de forma enérgica, con un cepillo de uñas o, en su defecto, un cepillo de dientes. Evite aplicar el medicamento con la piel húmeda o recién bañado, ya que corre el peligro de que se absorba mas lindano. Es preferible que la piel esté bien seca.

Ivermectina

La ivermectina, otra sustancia antiparasitaria, produce una tasa de curación después de una sola aplicación del 70%, lejos de la cifra de curaciones de la permetrina. Para conseguir la misma tasa de curaciones que esta, hacen falta dos aplicaciones separadas entre sí por 2 semanas.

La ivermectina por vía oral es una alternativa al tratamiento por vía local. Se administran dos dosis de 12 mg separadas una semana. Aunque no es un tratamiento disponible en todos los países, puede ser una opción en las formas severas de sarna, sola o asociada con permetrina.

Azufre

Esta sustancia ha constituido durante mas de siglo y medio el tratamiento clásico de la sarna, aplicándolo al 5-10% en todo el cuerpo durante tres o cuatro días. Aunque el azufre es eficaz para resolver la parasitación, los pacientes lo aceptan mal debido al olor desagradable, las manchas, y causar sequedad.

Crotamiton

La aplicación estándar consiste en dos dosis en días consecutivos dejando el medicamento in situ durante 24 horas.

Otras sustancias antiparasitarias

Otros recursos terapéuticos incluyen el malathion y benzoato de bencilo.

Evolución post-tratamiento

La erupción y el picor pueden persistit hasta dos semanas después de haber terminado el tratamiento. Si los síntomas persisten mas alla de 3 meses, puede haberse producido un fallo por resistencia al tratamiento, una reinfeccion a partir de una persona del círculo mas cercano al paciente (pareja, familiar, amigo) o de un objeto infectado. Otras posibles causas de fallo del tratamiento incluyen la alergia al medicamento, la aplicación defectuosa del fármaco o una penetración insuficiente del medicamento (sarna costrosa).

A veces, pese a que el tratamiento ha surtido efecto, el paciente puede empeorar por desarrollar una dermatitis de contacto al medicamento o, mas raramente, a sensibilidad cruzada con otros parásitos domésticos

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.