COOKIES:    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web  ACEPTAR Mas información
Domingo 26 de Febrero de 2017

ACETAZOLAMIDA

Listados de especialidades     

Esta página contiene listados de especialidades farmacéuticas autorizadas del principio activo acetazolamida en los países relacionados a continuación:

Argentina ] [ Bolivia ] [ Brasil ] [ Canadá ] [ Chile ] [ Colombia ] [ Costa Rica ] [ Ecuador ] [ España ] [ Estados Unidos ] [ Guatemala ] [ México ] [ Paraguay ] [ Perú ] [ Puerto Rico ] [ República Dominicana ] [ Uruguay ] [ Venezuela ]

Dada la naturaleza del mercado farmacéutico, algunas de las especialidades podrían no estar comercializadas, haber sido suspendidas o haber cambiado de nombre o composición, por lo que en ningun caso pueden tomarse decisiones basadas en la información contenida en la página. MEDIZZINE no se hace responsable de los posibles perjuicios derivados de la información proporcionada, que puede ser incompleta o desactualizada.

Indicaciones de uso     

La acetazolamida reduce la formación de iones hidrógeno (H+) y bicarbonato (CO3H-) a partir del anhídrido carbónico y agua mediante la inhibición del enzima anhidrasa carbónica que cataliza esta conversión, lo que reduce la disponibilidad de los iones para ser transportados a los líquidos orgánicos. El resultado de la acción del medicamento es la reducción de líquidos en diversos tejidos.

Por esta propiedad, la acetazolamida disminuye la secreción del humor acuoso del ojo, reduciendo la presión intraocular, elevada en casos de glaucoma. Su efecto puede ser util en ciertas disfunciones del sistema nervioso central, como la epilepsia, en las que puede retrasar la descarga neuronal característica de esta enfermedad. La acción sobre el riñón tiene un efecto diurético, eliminando agua, sodio y potasio.

Esta indicado en ciertas formas de glaucoma, como el crónico simple de ángulo abierto, el glaucoma secundario y en el preoperatorio de glaucoma de ángulo estrecho cuando resulte necesaria la reducción de la presión intraocular.

También está indicada como coadyuvante en la retención de líquidos de la insuficiencia cardiaca congestiva o inducida por sustancias medicamentosas o drogas, ciertas formas de epilepsia especialmente en el petit mal infantil, en crisis de gran mal, convulsiones de tipo mixto y mioclonias, tanto en niños como en adultos.

La acetazolamida también está indicada en la prevención y tratamiento de los síntomas asociados con el mal de altura, tambien denominada enfermedad aguda de montaña, como en el caso de escaladores que intentan una ascensión en poco tiempo y en los sujetos muy susceptibles a padecer el mal de altura aunque suban de forma pausada.

Medizzine le recomienda que consulte a su medico si desconoce la razón por la que le ha prescrito acetazolamida.

Componentes de las presentaciones comerciales

Los ingredientes de las cápsulas incluyen gelatina, dióxido de titanio,propilenglicol, óxido de hierro y colorantes.

Las tabletas incorporan fosfato dibásico de calcio, almidón de maíz, glicolato de almidón sódico, povidona y estearato de magnesio

Advertencia:

La composición de las distintas presentaciones puede variar de un país a otro. Le recomendamos que consulte la información proporcionada por su proveedor local.

Antes de tomar el medicamento     

No use acetazolamida

Si es alérgico (hipersensible) a este principio activo, a otras sulfonamidas y/o sus derivados o a cualquiera de los demás componentes de la especialidad farmacéutica que le han recetado. Si cree que puede ser alérgico, consulte a su médico.

Los síntomas de alergia pueden incluir

- Crisis de asma, con dificultad respiratoria, respiración con silbidos audibles o respiración rápida.
- Hinchazón mas o menos brusca de cara, labios, lengua u otro lugar del cuerpo. Es especialmente crítica si afecta a las cuerdas vocales.
- Urticaria, picor, erupción cutánea
- Shock anafiláctico (Pérdida de conocimiento, palidez, sudoración, etc).

Tampoco debe tomar este medicamento

- Si tiene bajos los niveles de sodio (hiponatremia) o potasio(hipopotasemia) en la sangre,
- Si padece una enfermedad importante del hígado o riñon. En el caso de sufrir cirrosis hepática, puede provocarse la aparición de encefalopatía hepática
- Si sufre insuficiencia suprarrenal (enfermedad de Addison),
- Si sufre un trastorno metabólico denominado acidosis hiperclorémica,
- Si está embarazada o dando el pecho a su bebé.

Si esta situacion le es aplicable a usted o no está seguro de ello, dígaselo a su medico antes de tomar este medicamento.

Tenga especial cuidado con acetazolamida

- Si sufre glaucoma crónico de ángulo estrecho no debe usar de manera prolongada este medicamento, ya que la disminución de la presión intraocular puede permitir el cierre del ángulo, pudiendo pasar inadververtido el empeoramiento del glaucoma.
- Si tiene o ha tenido en alguna ocasión cálculos de riñon (litiasis renal)
- Si tiene problemas broncopulmonares como bronquitis crónica o enfisema, que puedan causar dificultad para respirar,
- Si usted tiene 65 asños o mas,
- Un reducido número de personas tratadas con antiepilépticos, como la propia acetazolamida tienen pensamientos de autolesionarse o incluso de suicidio. Si usted experimenta tales pensamientos, comuniquelo de forma inmediata a su médico,
- La acetazolamida puede modificar ciertas pruebas de laboratorio. Si usted precisa realizarse algún tipo de análisis, debe indicar a su médico que está tomando acetazolamida.

Recuerde que el médico le ha recetado este medicamento sólo a usted. Nunca debe dárselo a otra persona.

En caso de duda, consulte con su médico.

Uso de otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los productos de plantas medicinales o los adquiridos sin receta.

La acetazolamida puede modificar los efectos de algunos de los siguientes medicamentos o bien estos pueden influir sobre la acetazolamida:

- Medicamentos para tratar enfermedades del corazón, como glucósidos cardiacos, como digoxina,
- Medicamentos para la hipertensión arterial,
- Medicamentos anticoagulantes (warfarina, acenocumarol)
- Medicamentos antidiabéticos orales, como gliclazida o metformina
- Medicamentos para el tratamiento de convulsiones, incluyendo epilepsia. La acetazolamida puede elevar o disminuir los niveles de ciertos anticonvulsivantes (fenitoina, primidona, topiramato o carbamazepina)
- Medicamentos antagonistas del ácido fólico, como metotrexato o trimetoprima
- Corticosteroides, como cortisona o prednisona
- Anfetaminas, cuyo efecto puede aumentarse o prolongarse,
- Otros inhibidores de la anhidrasa carbónica, como dorzolamida o bronzolamida, usados localmente en caso de glaucoma,
- Ácido acetilsalicilico (aspirina®) y medicamentos derivados.
- Antiarrítmico, como quinidina, cuya eliminación es frenada por la acetazolamida, pudiendo aumentar sus efectos,
- Metenamina, una sustancia para prevenir infecciones urinarias, cuyo efecto puede ser contrarrestado por la acetazolamida
- Carbonato de litio, un medicamento para trastornos depresivos severos, cuya eliminación es favorecida por la acetazolamida
- Bicarbonato sódico, un corrector de la acidosis de uso IV, cuyo uso conjunto favorece los cálculos de riñon. Tengase en cuenta el consumo por iniciativa propia del paciente de bicarbonato sódico para la acidez de estómago.
- Ciclosporina, un inmunosupresor utilizado habitualmnte como tratamiento antirechazo de trasplantes, cuyos niveles pueden ser elevados por la acetazolamida.

Uso de acetazolamida con alimentos y bebidas

Los alimentos no interfieren con la absorción de este medicamento, por lo que puede tomarlo durante o fuera de las comidas.

Situaciones fisiológicas especiales

Embarazo y lactancia

Consulte siempre con su médico o farmacéutico antes de tomar un medicamento durante el embarazo o la lactancia.

Los estudios en animales de laboratorio han identificado malformaciones y toxicidad para el embrión a dosis elevadas. No se dispone de estudios adecuados y bien controlados sobre el uso de este medicamento en mujeres embarazadas. Por este motivo no se dispone de datos concluyentes sobre la seguridad de uso del medicamento durante la gestación, por lo que no es aconsejable su uso, especialmente durante el primer trimestre.

La acetazolamida pasa a la leche materna, aunque probablemente lo hace en pequeña cantidad. El uso del fármaco durante la lactancia sólo se justifica si el potencial beneficio para la madre supera los posibles riesgos para el bebé. No tome este medicamento si está dando el pecho a su hijo a menos que su médico así se lo indique.

Ancianos:

Este medicamento debe ser utilizado con precauciones en pacientes de mas de 65 años. En personas de edad avanzada, con función renal disminuida se puede presenta acidosis metabólica.

Conducción y uso de máquinas

La acetazolamida puede hacer que algunos pacientes se sientan confusos o somnolientos, especialmente al incio del tratamiento o al elevar la dosis. Otros pacientes pueden experimentar alteraciones de la visión. Antes de proceder a conducir o manejar maquinaria peligrosa, compruebe como le afecta la toma de acetazolamida. En caso de sentir alguno de los síntomas indicados, debe abstenerse de realizar esas tareas y consultar con su médico.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

Consejos de utilización de acetazolamida     

Siga exactamente las instrucciones de administración de acetazolamida indicadas por su médico. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas. Siga sus instrucciones con preferencia a las indicadas en esta página web, que pueden ser diferentes. Pida a su médico que le aclare cualquier cuestión que no entienda, contenida en el folleto de instrucciones que acompaña al medicamento.

La dosis será establecida de forma personalizada para cada paciente, por lo que lo expresado aquí refleja solamente las dosificiaciones usuales, que no tienen porqué cooincidir con la pauta indicada por su médico.

Glaucoma: La dosis del adulto suele variar entre 250 mg(una tableta) y 1000 mg(4 tabletas) cada día, repartida en tres o mas tomas.

Epilepsia: El tratamiento usual en niños es de 8-30 mg/kg/día, sin exceder de 750 mg al día. Como en el caso anterior, la cantidad total diaria se debe repartir en tres o mas dosis. En los adultos, la posología es similar a la del glaucoma, 250-1000 mg al día.

Retención de líquidos: En el edema consecutivo a insuficiencia cardíaca congestiva o inducido por sustancias, se suele iniciar el tratamiento con 1 ó 1 y media tabletas al día, en toma única matutina, reajustando la dosis según la respuesta obtenida.

Mal de altura (mal de montaña): La dosis diaria en el adulto es de 500 a 1000 mg, en tres o mas tomas. En los casos de que se prevea la necesidad de tener que ascender rápidamente a gran altura(rescates, etc.), se suelen utilizar las dosis mas altas, administradas, si fuera posible, desde uno o dos días antes de la ascensión. El tratamiento debe mantenerse durante 48 horas o mas, si fuera necesario, para controlar los síntomas mientras se permanezca en gran altitud.

Insuficiencia renal: El uso de acetazolamida está contraindicado en pacientes con insuficiencia renal importante (filtración glomerular inferior a 10 ml/min). En pacientes con insuficiencia renal moderada a severa, se deberá reducir la dosis a la mitad o aumentar el intervalo de administración entre tomas, pasando de tomas cada seis u ocho horas a tomar el fármaco cada doce horas.

Ancianos: Por lo común, la dosis en ancianos debe establecerse con precaución, iniciando el tratamiento con la dosis mas baja que resulte eficaz, dada la frecuencia de alteraciones de la función del riñón y el hígado y la frecuente existencia de otros trastornos.

ADVERTENCIA: Aumentar la dosis de acetazolamida no aumenta la mejoría del paciente, especialmente el volumen de orina, aunque sí puede aumentar la incidencia de somnolencia y/o parestesias (hormigueos u otras sensaciones). Por el contrario, al aumentar la dosis muchas veces disminuye el volumen de orina, aunque en casos graves puede ser necesario hacerlo.

Antes y durante el tratamiento, su médico puede controlar como influye la acetazolamida sobre su estado mediante análisis de sangre, especialmente el recuento de glóbulos blancos, rojos y plaquetas, así como los electrolitos (sodio, potasio).

Si cree que el efecto de la medicina es demasiado fuerte o excesivamente débil consulte con su médico.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico.

A tener en cuenta mientras toma acetazolamida     

Si se queda embarazada, consulte de inmediato con su médico.

Si un médico le prescribe algún otro medicamento, hágale saber que recibe acetazolamida.

Compruebe con su médico regularmente la evolución del trastorno que motiva la administración de acetazolamida. Tal vez exista alguna razón que le ha impedido recibir adecuadamente las dosis indicadas e induzca a su médico a conclusiones erróneas acerca del tratamiento.

No debe reiniciar por propia iniciativa el tratamiento con acetazolamida sin antes consultar con su médico, ni recomendar su toma a otra persona, aunque parezca tener los mismos síntomas que usted. Tampoco es recomendable que interrumpa o reduzca la dosis sin antes considerar la opinión de su médico.

Si durante el tratamiento con acetazolamida se encuentra mal, consulte de forma inmediata con su médico.

Si usa más medicamento del que debiera

Solicite asistencia médica de inmediato, bien sea consultando a su médico o farmacéutico, llamando al Servicio de Información Toxicológica de su país o acudiendo al hospital mas cercano llevando consigo el envase con el resto del medicamento no consumido.

Si olvidó tomar el medicamento

Tómelo tan pronto se acuerde. Sin embargo, si faltan sólo dos horas o menos para tomar la siguiente dosis, tome la dosis que había olvidado y continue tomando esta medicina guardando los intervalos entre dosis que su médico le haya indicado.

No tome una dosis doble para compensar la dosis individual olvidada.

Si interrumpe el tratamiento con acetazolamida

No interrumpa el tratamiento a menos que su médico así se lo indique. Este medicamento se utiliza para enfermedades importantes, que podrían empeorar si deja de tomar la acetazolamida.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico.

Efectos secundarios de acetazolamida     

Al igual que todos los medicamentos, acetazolamida puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

La frecuencia de los posibles efectos secundarios indicados a continuación se clasifican en las siguientes categorías:

- Efectos secundarios muy frecuentes (afectan a mas de 1 de cada 10 pacientes).
- Efectos secundarios frecuentes (afectan a 1-10 de cada 100 pacientes).
- Efectos secundarios poco frecuentes (afectan a 1-10 de cada 1.000 pacientes).
- Efectos secundarios raros (afectan a 1-10 de cada 10.000 pacientes).
- Efectos secundarios muy raros (afectan a menos de 1 de cada 10.000 pacientes).
- Frecuencia no conocida: No puede estimarse su incidencia a partir de los datos disponibles.

Efectos secundarios frecuentes:

- Dolor de cabeza,
- Diarrea,
- Malestar, pérdida de apetito, sed, sabor metálico,
- Mareos, pérdida del control de los miembros,
- Sofocos,
- Necesidad de orinar a menudo,
- Cansancio, irritabilidad, hiperexcitabilidad,
- Sensación de hormigueo o entumecimiento en los dedos de las manos o de los pies y frialdad de la extremidades.

Efectos secundarios poco frecuentes:

- Depresion,
- Somnolencia o confusión,
- Pérdida del apetito sexual,
- Zumbido de oidos o dificultad para oir,
- Miopía transitoria, que mejora al reducir la dosis o interrumpir el tratamiento.

Efectos secundarios raros o muy raros:

Aunque raramente, se han producido reacciones graves a las sulfonamidas, incluyendo el síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica, necrosis hepática fulminante, anafilaxia, agranulocitosis, anemia aplásica y otras discrasias sanguíneas que ocasionalmente pueden llevar al fallecimientos del paciente.

Las reacciones de hipersensibilidad pueden reaparecer cuando se vuelve a dar una sulfonamida con independencia de la vía de administración. Si aparecen signos de hipersensibilidad u otras reacciones graves, suspenda el tratamiento y consulte de inmediato con su médico. Incluso cuando aparezca una erupción cutánea leve, debe consultar cuanto antes con su médico.

La acetazolamida puede dar lugar a reacciones alérgicas, aunque el paciente carezca de antecedentes de haberla sufrido con anteriodad, ya que esta sustancia puede tener una reacción alérgica con otras sulfonamidas. Afortunadamente, las reacciones graves son muy raras. Si percibe silbidos y/o dificultad para respirar, hinchazón de los párpados, cara o labios, erupción cutánea o picor (sobre todo si afecta a todo el cuerpo) debe consultar de inmediato con su médico.

La acetazolamida puede dar lugar a reacciones de fotosensibilidad. Si usted esperimenta erupciones cutáneas relacionadas o no con la exposición al sol o a la radiación ultravioleta, consulte con su médico.

Los pacientes que reciben altas dosis de ácido acetilsalicílico o sus derivados junto con acetazolamida pueden presentar un grado mayor o menor de acidosis metabólica con síntomas tales como anorexia, taquipnea y letargia, pudiendo en casos excepcionales llegar al coma e incluso el fallecimiento del paciente.

Muy raramente, la acetazolamida puede afectar a la sangre, lo que podría hacer que usted fuera mas propenso a contraer infecciones o que la sangre coagule de manera deficiente. Si usted tiene un dolor de garganta o fiebre o se observan moretones o pequeñas manchas de color rojo sobre la piel debe comunicarlo a su médico inmediatamente. Si siente debilidad muscular o presenta convulsiones, debe consultar a su médico de inmediato.

Muy raramente, esta medicina puede afectar al hígado o al riñon, si usted presenta dolor lumbar, dolor o quemazón al orinar, dificultad para orinar o interrupción del chorro de orina, sangre en la orina o las heces, deposiciones con poco color(blanquecinas) o son de color negro o de aspecto alquitranado o presenta color amarillento de las conjuntivas oculares o la piel (ictericia), debe comunicarlo lo antes posible a su médico.

El uso prolongado de acetazolamida puede dar lugar a la formación de cálculos de riñon y originar osteomalacia. En algunas ocasiones se puede alterar el nivel de glucosa en sangre, bien sea´dando lugar a elevación o descenso del nivel de aquella.

Si observa cualquier otra reacción no descrita en esta página web o en el prospecto que acompaña al envase, consulte a su médico o farmacéutico.

Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave, informe a su médico o farmacéutico.

Especialidades conteniendo acetazolamida     

Argentina ] [ Bolivia ] [ Brasil ] [ Canadá ] [ Chile ] [ Colombia ] [ Costa Rica ] [ Ecuador ] [ España ] [ Estados Unidos ] [ Guatemala ] [ México ] [ Paraguay ] [ Perú ] [ Puerto Rico ] [ República Dominicana ] [ Uruguay ] [ Venezuela ]

Advertencia:

Salvo excepciones, que se indican expresamente, estos listados no incluyen las asociaciones del principio activo con otros medicamentos ni los envases de uso clínico.

En Argentina:     

DIABO 250 mg, 50 comprimidos
DIAMOX 250 mg, 50 comprimidos
HYDROFTAL 250 mg, 50 comprimidos

En Bolivia:     

Información no disponible

En Brasil:     

DIAMOX 250 mg, 25 comprimidos

En Canadá:     

ACETAZOLAM 250 mg, tabletas
ACETAZOLAMIDE AA PHARMA 250 mg, 100 tabletas
ACETAZOLAMIDE STERIMAX 500 mg, viales con solución injectable IV

En Chile:     

ACETAZOLAMIDA ANDRÓMACO 250 mg, 1-60 comprimidos
ACETAZOLAMIDA BESTPHARMA 250 mg, 10, 20 y 30 comprimidos
ACETAZOLAMIDA CHILE 250 mg, 20-25 comprimidos
ACETAZOLAMIDA MINTLAB 250 mg 10-60 comprimidos
ACETAZOLAMIDA SANITAS 250 mg, comprimidos

En Colombia:     

ACETAZOLAMIDA BLASKOW 250 mg, 30 tabletas
ACETAZOLAMIDA COLMED 250 mg, 10 tabletas
ACETAZOLAMIDA LABINCO 250 mg, 20 tabletas
GLAUCOMED 250 mg, 10 tabletas

En Costa Rica:     

ACETAZOLAMIDA B.P. 250 mg, 100 tabletas
ACETAZOLAMIDA GUTIS 250 mg, tabletas
ACETAZOLAMIDA LISAN 250 mg, blíster con 10 tabletas
APO-ACETAZOLAMIDA 250 mg, 30 y 100 tabletas
DIAMOX 250 mg, 20 y 25 tabletas
OFTIZOLAMIDA 250 mg, 20 tabletas

En Ecuador:     

ACETAZOLAMIDA APO 250 mg, 100 tabletas
ACETAZOLAMIDA KRONOS 250 mg, 30 tabletas
GLAUCOMED 250 mg, 10 tabletas

En España:     

EDEMOX 250 mg, 20 comprimidos

En Estados Unidos y Puerto Rico:     

ACETAZOLAMIDE SAGENT PHARMA 500 mg/vial, viales con solución inyectable IV
ACETAZOLAMIDE AVKARE 250 mg, 90 tabletas
ACETAZOLAMIDE AMERICAN HEALTH PACK 500 mg, 30 cápsulas de liberación prolongada
ACETAZOLAMIDE BARR LAB 500 mg, 100 cápsulas de liberación prolongada
ACETAZOLAMIDE HERITAGE PHARMA 500 mg, 100 cápsulas de liberación prolongada
ACETAZOLAMIDE KAISER FOUND HOSP 500 mg, 30 cápsulas de liberación prolongada
ACETAZOLAMIDE ZYDUS 500 mg, 100 cápsulas de liberación prolongada
ACETAZOLAMIDE BEDFORD 500 mg/vial, viales con solución inyectable IV
ACETAZOLAMIDE X-GEN PHARMA 500 mg/vial, viales con solución inyectable IV
ACETAZOLAMIDE A-S MEDICATION SOLUTIONS 125 mg, 12 tabletas
ACETAZOLAMIDE A-S MEDICATION SOLUTIONS 250 mg, 12 tabletas
ACETAZOLAMIDE AMERICAN HEALTH PACK 250 mg, 100 tabletas
ACETAZOLAMIDE CARDINAL HEALTH 250 mg, 10 y 100 tabletas
ACETAZOLAMIDE GOLDEN STATE MED SUPP 125 mg, 100 tabletas
ACETAZOLAMIDE GOLDEN STATE MED SUPP 250 mg, 100 tabletas
ACETAZOLAMIDE LANNETT 250 mg, 100 tabletas
ACETAZOLAMIDE NCS HEALTHC OF KY 250 mg, 30 tabletas
ACETAZOLAMIDE PD-RX PHARMA 125 mg, 12 tabletas
ACETAZOLAMIDE PD-RX PHARMA 250 mg, 24 tabletas
ACETAZOLAMIDE PHYSICIANS TOTAL CARE 250 mg, 12, 15, 20 y 60 tabletas
ACETAZOLAMIDE REDPHARM 250 mg, 56 tabletas
ACETAZOLAMIDE REMEDYREPACK 250 mg, 30 tabletas
ACETAZOLAMIDE TARO 125 mg, 100 tabletas
ACETAZOLAMIDE TARO 250 mg, 100 tabletas
DIAMOX SEQUELS 500 mg, 30 y100 cápsulas de liberación prolongada

En Guatemala:     

OFTIZOLAMIDA 250 mg, 10-100 tabletas
ACETA-DIAZOL 250 mg, 30 tabletas
ACETAZOLAMIDA COLMED 250 mg, 10, 30 y 180 tabletas

En México:     

ACETADIAZOL 250 mg, 30 tabletas
DIAMOX 500 mg, vial con solución inyectable IV

En Paraguay:     

STAZOL 250 mg, 20 tabletas

En Perú:     

ACETAK 250 mg, 20 y 100 tabletas
ACETAZOLAMIDA GRUPO LAB 250 mg, 30 tabletas
ACETAZOLAMIDA FARMINDUSTRIA 250 mg, 30 tabletas
ACETAZOLAMIDA AC FARMA 250 mg, 100 tabletas
ACETAZOLAMIDA MEDROCK 250 mg, 2 y 100 tabletas
GLAUCOZOL 250 mg, 30 tabletas

En República Dominicana:     

ACETAZOLAMIDA ACROMAX 250 mg, tabletas
ACETAZOLAMIDA COLMED 250 mg, tabletas
OCULTEN 250 mg, tabletas

En Uruguay:     

DIURAL 250 mg, 20 comprimidos

En Venezuela:     

ACETAB 250 mg, 20 tabletas
ACETAZOLAMIDA QUIMEFA 250 mg,tabletas
ACETAZOLAMIDA VIVAX 250 mg,tabletas

Fecha de actualización de la página: 15 de diciebre de 2010.

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.