COOKIES:    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web  ACEPTAR Mas información
Lunes 20 de Noviembre de 2017

CLOROQUINA

Listados de especialidades     

Esta página contiene listados de especialidades farmacéuticas autorizadas del principio activo cloroquina en los países relacionados a continuación:

Argentina ] [ Bolivia ] [ Brasil ] [ Canadá ] [ Chile ] [ Colombia ] [ Costa Rica ] [ Ecuador ] [ España ] [ Estados Unidos ] [ Guatemala ] [ México ] [ Paraguay ] [ Perú ] [ Puerto Rico ] [ República Dominicana ] [ Uruguay ] [ Venezuela ]

Dada la naturaleza del mercado farmacéutico, algunas de las especialidades podrían no estar comercializadas, haber sido suspendidas o haber cambiado de nombre o composición, por lo que en ningun caso pueden tomarse decisiones basadas en la información contenida en la página. MEDIZZINE no se hace responsable de los posibles perjuicios derivados de la información proporcionada, que puede ser incompleta o desactualizada.

Indicaciones de uso     

La cloroquina es un medicamento perteneciente al grupo de los antiparasitarios antimaláricos.

Estas medicinas se administran en determinados lugares del mundo para prevenir y tratar la malaria, una enfermedad grave transmitida por mosquitos.

La cloroquina y otros medicamentos antipalúdicos similares (antimaláricos) se utilizan:

- Para la prevención de esta enfermedad en personas que viajan a países donde existe el riesgo de contraerla,

- En pacientes que residen en zonas de riesgo de contraer la enfermedad, que carecen de inmunidad frente a ella, por lo que tienen riesgo de sufrir ataques severos.

Pida consejo a su médico sobre qué medicamento debe tomar contra la malaria, según sus condiciones personales y el país que vaya a visitar. En determinados lugares, es posible quye deba combinar este medicamento con otro para obtener la protección mas adecuada.

Evite las picaduras de mosquitos:

Además de tomar cloroquina, debe esforzarse en reducir las posibilidades de que le pique el mosquito:

- Use preferentemente pantalones o, en su defecto, faldas largas;
- Usar ropa de color claro, mangas largas cuando se encuentre en el exterior después del atardecer;
- Use cremas o aerosoles repelentes en las partes del cuerpo que no estén cubiertas por ropa;
- Duerma en una habitación adecuadamente protegida o bajo un mosquitero;
- Rocíe con spray antimosquitos para eliminar cualquier mosquito que pueda haber entrado en las habitaciones a pesar de las medidas de protección.

Ninguna medicina puede garantizar la protección contra la malaria en todos los casos.

Si usted tiene fiebre durante su estancia en una zona de malaria, o incluso un año después de regresar a si casa, debe sospecharse que puede estar sufriendo malaria. Póngase en contacto con su médico inmediatamente, debiendo informarle que usted ha visitado una zona con riesgo de malaria.

Otras indicaciones de cloroquina incluyen:

- Artritis reumatoide, espondiloartritis de diversos tipos,
- Enfermedades inflamatorias crónicas del tejido conjuntivo de base inmunológica: lupus eritematoso sistémico, esclerodermia, sarcoidosis, etc;
- Diversas enfermedades de la piel, como rosácea o dermatitis herpetiforme maligna,
- Infecciones parasitarias, como lambliasis, amebiasis, distoma (hepático), paragonimiasis y leishmaniosis.

Medizzine le recomienda que consulte a su medico si desconoce la razón por la que le ha prescrito cloroquina

Componentes de las presentaciones comerciales

Cada comprimido contiene 250 mg de difosfato de cloroquina equivalentes a 155 mg de cloroquina base. Los demás componentes (excipientes) pueden incluir: lactosa, almidón de maíz (sin gluten), talco, estearato de magnesio, crospovidona, hipromelosa, macrogol 4000 y dióxido de titanio (E171).

Advertencia:

La composición de las distintas presentaciones puede variar de un país a otro. Le recomendamos que consulte la información proporcionada por su proveedor local.

Información importante     

Lactosa:

Un reducido número de especialidades de cloroquina contiene lactosa. Si su médico le ha informado que usted padece intolerancia a determinados azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento (después de comprobar que lleva lactosa).

Contenido de las tabletas:

Este medicamento se presenta habitualmente en forma de fosfato de cloroquina. Todas las especialidades relacionadas en esta página están expresadas en este compuesto. De esta forma, las tabletas contienen 250 o 500 mg de principio activo, que equivalen a 155 y 310 mg de cloroquina base. Es posible que algún proveedor exprese sus especialidades en términos de cloroquina base, por lo que indicaría un contenido diferente al de esta página.

Antes de tomar el medicamento     

No use cloroquina

Si es alérgico (hipersensible) a este principio activo o a cualquiera de los demás componentes de la especialidad farmacéutica que le han recetado. Si cree que puede ser alérgico, consulte a su médico.

Los síntomas de alergia pueden incluir

- Crisis de asma, con dificultad respiratoria, respiración con silbidos audibles o respiración rápida.
- Hinchazón mas o menos brusca de cara, labios , lengua u otro lugar del cuerpo. Es especialmente crítica si afecta a las cuerdas vocales.
- Urticaria, picor, erupción cutánea
- Shock anafiláctico (Pérdida de conocimiento, palidez, sudoración, etc).

Tampoco debe tomar este medicamento

- Si está tomando amiodarona, un medicamento usado para el tratamiento de alteraciones del ritmo cardiaco (arritmia), ya que puede aumentar el riesgo de aumentar este tipo de trastorno;
- si padece alguna enfermedad de la retina,
- si padece alguna enfermedad de la sangre,
- si padece anemia hemolítica debida a deficiencia de glucosa-6-fosfatodeshidrogenasa; la cloroquina puede acentuar los signos de este trastorno,
- si padece miastenia gravis, un trastorno que da lugar a debilidad muscular y fatiga intensas; la cloroquina puede intensificar estos problemas o reducir el efecto de los medicamentos disponibles para su tratamiento,
- si padece psoriasis
- si padece porfiria o tiene un familiar que la padece (trastorno del metabolismo de origen genético). Esta enfermedad puede empeorar si toma a la vez alcohol,
- si padece epilepsia
- si sufre alguna enfermedad grave del hígado o los riñones.

Tenga especial cuidado con cloroquina

Este medicamento puede causar disminución de glucosa en la sangre, por lo que puede ser necesario comprobar que su nivel de glucosa sea adecuado. Solicite información a su médico acerca de cómo puede afectarle a usted.

Si acude al hospital, informe al médico que le atienda que está tomando cloroquina.

Uso de otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los productos de plantas medicinales o los adquiridos sin receta.

Consulte con su médico si está tomando alguno de los siguientes medicamentos, ya que la cloroquina puede elevar los niveles de estas sustancias en la saangre :

- Praziquantel,
- Ciclosporina,
- Digoxina, un medicamento para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca,
- Anticonvulsivantes, como carbamazepina o fenitoína.

Consulte con su médico si está tomando alguno de los siguientes medicamentos:

- Medicamentos para la prevención o el tratamiento de la malaria, como mefloquina (riesgo de convulsiones),
- Cimetidina, un medicamento antiulceroso,
- Antiácidos y adsorbentes, como el caolin, ya que pueden reducir la absorción de cloroquina. Estos medicamentos deben tomarse 4 horas antes o despues de la cloroquina,
- Fenilbutazona, un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINEs),
, - Probenecid, un medicamento para el tratamiento de la gota,
- Corticosteroides,
- Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAOs) como fenelzina, tranilcipromina, isocarboxacida y selegilina,
- Medicamentos de riesgo tóxico para el hígado, como isoniazida, amiodarona, fenotiazidas, omeprazol y ketoconazol, además de los IMAOs,
- Metotrexato, para el tratamiento de algunos tipos de cáncer y/o de enfermedades como psoriasis o artritis reumatoide,
- Neostigmina o piridostigmina,
- Ampicilina o ciprofloxacino, antibióticos,
- Bupropión, un medicamento para el tratamiento de la depresión y el tabaquismo,
- Penicilamina, un medicamento para el tratamiento de la artritis rreumatoide, la enfermedad de Wilson y ciertas intoxicaciones por metales,
- Medicamentos para el tratamiento de enfermedades parasitarias, como metronidazol o pirimetamina.

Si usted necesita vacunarse contra la rabia, asegúrese de hacerlo antes de empezar a tomar cloroquina, ya que si se vacuna a la vez que toma el antimalárico, la vacuna contra la rabia puede que no surta el efecto adecuado.

Uso de cloroquina con alimentos y bebidas

Es recomendable tomar la cloroquina después de las comidas.

Situaciones fisiológicas especiales

Embarazo y lactancia

Consulte siempre con su médico o farmacéutico antes de tomar un medicamento durante el embarazo o la lactancia.

Como regla general, la cloroquina no debe tomarse durante el embarazo. En casos especiales su médico puede considerar esencial para su salud la administración de este medicamento, sea para tratar o para prevenir la aparición de la enfermedad.

Si está dando el pecho a su hijo, consulte con su médico. La cloroquina se elimina a través de la leche materna, por lo que su médico valorará la conveniencia o no de que lo tome.

Conducción y uso de máquinas

Cloroquina puede producir dolor de cabeza, mareos, somnolencia ó confusión. Estos síntomas pueden reducir su capacidad para conducir o manejar maquinaria potencialmente peligrosa, especialmente si se toman a la vez bebidas alcohólicas, medicamentos para dormir o tranquilizantes o ha iniciado recientemente el tratamiento.

En ocasiones, la cloroquina provoca visión borrosa por reducir la capacidad para enfocar la mirada. Si esto le sucede, no conduzca ni maneje herramientas o máquinas.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

Consejos de utilización de cloroquina oral     

Siga exactamente las instrucciones de administración de cloroquina indicadas por su médico. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas. Siga sus instrucciones con preferencia a las indicadas en esta página web, que pueden ser diferentes. Pida a su médico que le aclare cualquier cuestión que no entienda, contenida en el folleto de instrucciones que acompaña al medicamento.

Su médico le indicará la duración de su tratamiento con cloroquina. No suspenda el tratamiento antes.

La cloroquina se administra por vía oral. Puede tomar las tabletas enteras o troceadas, acompañándose con un poco de agua, después de las principales comidas.

Para establecer la dosis adecuada para usted, el médico tendrá en cuenta la enfermedad para la que se indica:

Malaria (Paludismo):

La dosis que se indica depende también de la sensibilidad del parásito y de la zona donde se vaya a aplicar.

Prevención de la malaria (paludismo):

Adultos:

Dosis inicial: 2 tabletas de 250 mg administradas una semana antes de iniciar el viaje. En el caso de iniciar el tratamiento a la vez que el viaje, la dosis inicial recomendada es de 4 tabletas (1000 mg) repartida en dos dosis de 500 mg, con un intervalo de 6 horas entre ambas.

Dosis de mantenimiento: 2 tabletas de 250 mg (o 1 de 500 mg) tomadas juntas a intervalos de 1 semana, siempre el mismo día de la semana.

Niños:

Dosis inicial: 5 mg/kg de cloroquina base, teniendo en cuenta que la tableta de 250 mg contiene 155 mg de cloroquina base. En caso de tomar la cloroquina al iniciar el viaje, la dosis inicial será de 10 mg/kg (de cloroquina base), dividida en dos tomas con un intervalo entre ambas de 6 horas.

Dosis de mantenimiento: Como en el caso de los adultos, la dosis inicial se repetirá cada semana (siempre el mismo día de la semana).

Duración del tratamiento: Para prevenir la malaria se mantendrá hasta pasadas 4 semanas desde que se abandonó la zona de riesgo malárico.

Tratamiento del paludismo:

Adultos:

La dosis usual es de 4 tabletas de 250 mg (equivalentes a 620 mg de cloroquina base) durante cada uno de los dos primeros días, bajando esta dosis a la mitad durante el tercero.

Niños:

Dosis a determinar pot el médico en función de su peso.

No administrar a niños de edad igual o inferior a un año.

Niños de 1 a 4 años: Media tableta una vez por semana (el mismo día cada semana).
Niños de 5 a 8 años: Una tableta una vez por semana (el mismo día cada semana).
Niños de 9 a 14 años: Una tableta y media una vez por semana (el mismo día cada semana).

Pacientes de edad avanzada:

Si usted es persona de edad avanzada, es probable que su médico le indique hacerse unos análisis de sangre. Cabe la posibilidad que le prescriba una dosis diferente a la usual.

Artritis reumatoide y procesos afines (espondiloartritia, artritis reumatoide juvenil, etc):

Adultos:

1 tableta de 250 mg al día.

Niños:

Dosis a determinar pot el médico en función de su peso.

Duración del tratamiento: No mayor de 24 meses.

Lupus eritematoso/rosácea:

Adultos:

3 tabletas al día durante los primeros diez días. A partir de ese momento, tomar 1 tableta al día durante el tiempo que indique su médico. Generalmente, 3-5 semanas.

Niños:

Dosis a determinar pot el médico en función de su peso.

Actinodermatosis:

Adultos:

La dosis inicial es de 1 tableta al día. El médico le indicará la duración de este tratamiento inicial y la dosis de mantenimiento.

Niños:

Dosis a determinar pot el médico en función de su peso.

Lambliasis:

Adultos:

3 tabletas al día durante cinco días consecutivos.

Niños:

Dosis a determinar pot el médico en función de su peso.

Sarcoidosis:

Adultos:

El médico le indicará la posología a seguir y la duración del tratamiento. Por lo general, la dosis usual es de 1-2 tabletas diarias durante 3-6 meses.

Niños:

Dosis a determinar pot el médico en función de su peso.

Amebiasis extraintestinal:

Adultos:

3 tabletas al día durante una semana, continuando con 2 tabletas al día durante la segunda semana y 1 tableta al día durante la tercera semana.

Niños:

Dosis a determinar pot el médico en función de su peso.

Si cree que el efecto de la medicina es demasiado fuerte o excesivamente débil consulte con su médico.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico.

A tener en cuenta mientras toma cloroquina     

Si se queda embarazada, consulte de inmediato con su médico.

Si un médico le prescribe algún otro medicamento, hágale saber que recibe cloroquina.

Compruebe con su médico regularmente la evolución del trastorno que motiva la administración de cloroquina. Tal vez exista alguna razón que le ha impedido recibir adecuadamente las dosis indicadas e induzca a su médico a conclusiones erróneas acerca del tratamiento.

No debe reiniciar por propia iniciativa el tratamiento con cloroquina sin antes consultar con su médico, ni recomendar su toma a otra persona, aunque parezca tener los mismos síntomas que usted. Tampoco es recomendable que interrumpa o reduzca la dosis sin antes considerar la opinión de su médico.

Si durante el tratamiento con cloroquina se encuentra mal, consulte de forma inmediata con su médico.

Si usa más cloroquina del que debiera:

Consulte de inmediato a su médico o acuda al hospital mas cercano, llevando consigo el envase, incluso aunque esté vacío.

Si olvidó tomar una dosis (si se usa como antimalárico):

Tómela tan pronto lo recuerde y espere una semana para tomar la siguiente, repitiendo luego la toma este nuevo día de cada semana.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico.

Efectos secundarios de cloroquina     

Al igual que todos los medicamentos, el principio activo cloroquina puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

La frecuencia de los posibles efectos secundarios indicados a continuación se clasifican en las siguientes categorías:

- Efectos secundarios muy frecuentes (afectan a mas de 1 de cada 10 pacientes).
- Efectos secundarios frecuentes (afectan a 1-10 de cada 100 pacientes).
- Efectos secundarios poco frecuentes (afectan a 1-10 de cada 1.000 pacientes).
- Efectos secundarios raros (afectan a 1-10 de cada 10.000 pacientes).
- Efectos secundarios muy raros (afectan a menos de 1 de cada 10.000 pacientes).
- Frecuencia no conocida: No puede estimarse su incidencia a partir de los datos disponibles.

Los efectos secundarios mas frecuentes (afectan a mas de 1 de cada 100 pacientes) son: Dolor abdominal, falta de apetito, diarrea, náusea, vómitos, pérdida de peso y alteraciones de la visión.

Reacciones alérgicas:

Si usted sufre una reacción alérgica, deje de tomar este medicameno y solicite ayuda médica inmediata.

Los signos de una reacción de tipo alérgico pueden incluir:

- Dificultad para respirar,
- Hinchazón de la cara, labios, lengua o garganta (angioedema), que puede causar dificultad al tragar o respirar,
- Erupción acompañada de picor (urticaria, ronchas, manchas).

Otros posibles efectos secundarios:

Cuando la cloroquina se utiliza para prevenir o tratar la malaria, estos efectos no suelen ser graves. Sin embargo, el uso prolongado de este medicamento puede originar reacciones adversas mas importantes.

Efectos secundarios gastrointestinales:

Malestar de estómago, náuseas, vómitos, diarrea o calambres en el estómago.

Efectos secundarios sobre el sistema nervioso:

- Dolor de cabeza,
- Sensación de mareo o aturdimiento, confusión,
- Insomnio o somnolencia,
- Nerviosismo,
- Sensación de hormigueo
- Convulsiones,
- Neuropatía,
- Cambios de humor o emocionales y otros efectos adversos sobre el comportamiento, como sentirse ansioso. Raramente, ver, sentir u oír cosas que no existen (alucinaciones).

Efectos secundarios sobre la piel:

- Erupciones en la piel (manchas, ronchas, sarpullidos), incluyendo erupción escamosa (psoriasis) o picor.
- Descamación de la piel,
- Agravamiento de psoriasis,
- Erupción grave con ampollas o descamación de la piel y posiblemente ampollas en la boca y la nariz (síndrome de Stevens-Johnson, enfermedad de lyell).
- Decoloración de la piel o las membranas mucosas (tales como el interior de la boca),
- Hipersensibilidad a la luz solar.
- Pérdida de cabello o cambios de color del pelo,.

Efectos resundarios sobre los órganos de los sentidos:

- Visión borrosa, dificultad para enfocar la mirada,
- Visión doble,
- Pérdida parcial o total de la visión,
- Alteración de la retina o la córnea.
- Pérdida de audición,
- Zumbido de oídos.

Si toma cloroquina durante un tiempo prolongado, su médico le indicará la necesidad de que se realice exámenes de la vista.

Efectos secundarios sobre la sangre:

- Reducción del número de células sanguíneas. Esto puede hacer que se le forman cardenales con más facilidad, tener infecciones graves, o se sienta muy cansado o sin aliento,
- Eosinofilia en sangre y tejidos (aumento de los leucocitos eosinófilos),
- Metahemoglobinemia (cambio en la hemoglobina que le impide transportar oxígeno).

Si usted está tomando cloroquina durante mucho tiempo, su médico puede que le indique que se haga análisis de sangre para comprobar su estado.

Efectos secundarios cardiovasculares:

- Cambios en la forma en que su corazón funciona (alteración del electrocardiograma),
- Presión arterial baja, que puede hacer que se sienta débil o mareado,
- Debilitamiento o cambios en el músculo cardíaco (cardiomiopatía) en tratamientos prolongados. Esto puede hacer que se sienta cansado o le falte el aire.

Efectos secundarios sobre el hígado:

- Trastornos del hígado o empeoramiento de lesiones hepáticas ya existentes, que pueden causar coloración amarillenta de la piel o el blanco de los ojos (ictericia).
- Alteración de los resultados de pruebas de la función hepática.

Si usted está tomando cloroquina de forma prolongada, su médico puede que le haga análisis de sangre, para comprobar la función del hígado.

Efectos secundarios sobre el aparato respiratorio:

- Inflamación de los pulmones (enfermedad pulmonar parenquimatosa difusa).

Si usted desarrolla dificultad respiratoria grave o empeoramiento de sus síntomas de dificultad respiratoria (por otra enfermedad ya diagnosticada), consulte de inmediato con su médico.

Otros efectos secundarios:

- Debilitamiento de los músculos (neuromiopatía),
- Agravamiento o desencadenamiento porfiria, una enfermedad metabólica,
- Disminución del nivel de glucosa en sangre,
- Erupción causada por el medicamento con aumento en el número de células blancas de la sangre y síntomas generales, con algunos o todos los síntomas siguientes: erupción cutánea, fiebre, hinchazón de la cara, ganglios linfáticos inflamados o aumentados de tamaño, además de síntomas de otros órganos, incluyendo el hígado, riñones o pulmones (como ictericia, problemas urinarios, dificultad respiratoria).

Si observa cualquier otra reacción no descrita en esta página web o en el prospecto que acompaña al envase, consulte a su médico o farmacéutico.

Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave, informe a su médico o farmacéutico.

Especialidades conteniendo cloroquina     

Argentina ] [ Bolivia ] [ Brasil ] [ Canadá ] [ Chile ] [ Colombia ] [ Costa Rica ] [ Ecuador ] [ España ] [ Estados Unidos ] [ Guatemala ] [ México ] [ Paraguay ] [ Perú ] [ Puerto Rico ] [ República Dominicana ] [ Uruguay ] [ Venezuela ]

Advertencia:

Salvo excepciones, que se indican expresamente, estos listados no incluyen las asociaciones del principio activo con otros medicamentos ni los envases de uso clínico.

En Argentina:     

NIVAQUINE 100 mg, 30 tabletas

En Bolivia:     

CLOROQUINA LAFAR 250 mg, tabletas
DARAQUIN 250 mg, tabletas

En Brasil:     

QUINACRIS 250 mg, 10 y 200 tabletas

En Canadá:     

TEVA-CHLOROQUINE 250 mg, tabletas

En Chile:     

CLOROQUINA CHILE 250 mg, 20 tabletas
CLOROQUINA BESTPHARMA 250 mg, 10-20 tabletas
CLOROQUINA RECBEN 250 mg, tabletas

En Colombia:     

ARALEN 250 mg, blíster con 10 tabletas
ARQUIN JARABE, 90 y 180 ml de jarabe
CLOROQUINA BCN MEDICAL 250 mg, 20 tabletas
CLOROQUINA CHILE-LABINCO 250 mg, 20 tabletas
CLOROQUINA HUMAX PHARMA 250 mg, 20 tabletas
CLOROQUINA PHARMARKETING 250 mg, 20 tabletas
PALUQUINOL JARABE, 100 ml de jarabe

En Costa Rica:     

ARALEN 250 mg, blíster con 10 tabletas
CLOROQUINA GUTIS 250 mg, blíster con 10 tabletas

En Ecuador:     

CLOROQUINA KRONOS 250 mg, tabletas

En España:     

RESOCHIN 250 mg, 50 comprimidos

En Estados Unidos y Puerto Rico:     

CHLOROQUINE WEST-WARD 250 mg, 50 y 100 tabletas
CHLOROQUINE RANBAXY 250 mg, 10 y 50 tabletas
CHLOROQUINE RANBAXY 500 mg, 10 y 25 tabletas
CHLOROQUINE GLOBAL PHARMA 250 mg, 25, 50 y 100 tabletas
CHLOROQUINE RISING PHARMA 250 mg, 25, 50 y 100 tabletas

No se incluyen los reenvasadores.

En Guatemala:     

ARALEN 250 mg, 100 y 200 tabletas
ARCOLEN 250 mg/5 mL, ampollas con 5 ml de solución nyectable
ARCOLEN 250 mg, 30, 50 y 100 tabletas
CLOROQUINA HUMAX 250 mg, 20 y 100 tabletas
CLOROQUINA IB 250 mg/5 mL, ampollas con 5 ml de solución nyectable
CLOROQUINA RUIPHARMA 250 mg, 30-100 tabletas
CLOROQUINA SELECT PHARMA 250 mg, 10-100 tabletas
PALUDEN 250 mg, 100 tabletas
PALUDISMOL 250 mg, 100 tabletas
PALUDOL 250 mg, blíster con 10 tabletas
PALUDOL INFANTIL 25 mg/mL, ampollas con 2 ml de solución nyectable
PALUDOL ADULTOS 5%, ampollas con 5 ml de solución nyectable

En México:     

ARALEN 250 mg, 30 tabletas

En Paraguay:     

CLOROQUINA PHARMA ARTE 250 mg, tabletas

En Perú:     

CLEMIPEN 250 mg, tabletas
CLOROQUINA ALBIS 250 mg, tabletas
CLOROQUINA GLOBAL MED FARMA 250 mg, tabletas
CLOROQUINA IQSA 250 mg, tabletas
CLOROQUINA TEVA PERU 250 mg, tabletas

En República Dominicana:     

ARALEN 250 mg, tabletas

En Uruguay:     

Información no disponible

En Venezuela:     

Información no disponible

Fecha de actualización de la página: 4 de marzo de 2010

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.