COOKIES:    Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Continuar navegando presupone la aceptación de estas condiciones          ACEPTAR     Mas información
Viernes 18 de Abril de 2014
 
<
Valeriana (Valeriana Officinalis)

Introducción

Originaria de Europa y y zonas templadas de Asia, la valeriana ha venido siendo utilizada como planta medicinal desde la antigüedad, en la que se registran descripciones de clásicos como Dioscórides, Hipócrates y Galeno. Se encuentran también referencias en los textos chinos primitivos.

Dioscórides la describía en su libro I sobre plantas y remedios medicinales como “la Gran Valeriana”, aludiendo a una variedad que crecía espontáneamente en el Ponto(Valeriana Phu), también llamada nardo silvestre.

La valeriana(Valeriana officinalis), es una planta vivaz, de tallo simple, perteneciente a la familia de las Valerianáceas, que puede alcanzar el metro o mas de altura. Las flores, de color rosáceo pálido, forman densas agrupaciónes en corimbo. La valeriana florece en primavera y verano.

El término valeriana es común a unas 250 especies de planta distribuidas por todo el mundo, cuya raices tienen composición y propiedades similares. De entre todas, la mas comúnmente utilizada es la Valeriana officinalis.

En aquellas latitudes de donde procede, la planta crece espontáneamente, de forma especial cerca de las riberas y en zonas húmedas y umbrías. En medicina se usa la raíz o, mas frecuentemente, sus extractos.

Composición

La raíz de valeriana contiene valepotriatos, especialmente valtrato, dihidrovaltrato e isovaleratos, aceites volátiles, con bornilacetato y bornilisovalerato como principales componentes, ácido valerénico, valeranona y valerenal, ácido caféico, sesquiterpenos, lignanos, alcaloides, taninos, ácidos clorogénicos, betasitosterol, metilos, pirrolcetona, colina y resinas. También han sido identificados aminoácidos libres como tirosina, arginina, glutamina y ácido gamma aminobutírico(GABA)[1][2].

Los componentes activos principales son los valepotriatos y el ácido valérico. Aquellos fueron identificados en 1966, pensándose en un principio que era el único componente activo responsable del efecto sedante de la valeriana, aunque se piensa actualmente que los productos de degradación de estas sustancias tienen también acción terapéutica[3]. Por otro lado, los extractos acuosos de valeriana poseen también efecto sedante. Como se sabe, los valepotriatos son insolubles en agua, por lo que finalmente se llegó a la conclusión de que el efecto sedante era atribuible al ácido valerénico.

Propiedades y aplicaciones tradicionales

valeriana officinalis

Clásicamente se ha considerado una de las plantas medicinales básicas para el tratamiento de los desequilibrios nerviosos. Se usaba y usa como sedante y calmante en situaciones de histeria o de insomnio, molestias mal definidas pero causantes de preocupación y angustia, estados de agitación, manifestaciones de la menopausia y en espasmos o calambres abdominales.

Generalmente huele bastante mal, debido a la presencia del ácido isovalérico, Esto representa una dificultad añadida al desarrollo de ensayos controlados frente a placebo, por la obvia distinción entre este último y la sustancia activa[4].

La valeriana estaba reconocida como ansiolítico e hipnótico en el Formulario Nacional de EEUU hasta finales de los años 30 de siglo pasado, en que su uso decayó gracias a la incorporación de nuevos y mas potentes fármacos.

Ademas de su uso, ya mencionado como sedante, hipnótico y antiespasmódico, la valeriana ha sido empleada desde sus primeros tiempos para dolores de cabeza, como carminativo, para las palpitaciones, inquietud, dolores menstruales y espasmos bronquiales. William Withering la recomendaba como laxante. En otras latitudes se ha venido empleando como tratamiento para combatir los efectos negativos delalcohol, sin base científica alguna que pudiera respaldarlo.

En las islas británicas se ha utilizado para cortar el sangrado de heridas, además de estimular, tonificar y limpiar el organismo. Otros usos de esta planta eran la esterilidad y las indigestiones. Menos extendidos eran la aplicación en tuberculosis, los trastornos oculares y las enfermedades del hígado.

Estudios experimentales

Dosis elevadas de valepotriatos disminuyen los síntomas de abstinencia de benzodiazepinas en ratas. A dosis bajas, la valeriana favorece la unión a los receptores específicos de flunitrazepam. En contraste, las dosis altas parecen inhibirla.

El ácido valerénico inhibe la degradación enzimática del ácido gamma aminobutírico.

La valeriana ha demostrado propiedades relajantes musculares en el animal de experimentación[5].

De forma experimental, se ha evidenciado la capacidad espasmolítica del ácido valerénico, el valtrato y la valeranona sobre el músculo liso[6][7], lo que apoyaría, de demostrarse en ensayos clínicos en el ser humano, su empleo en el tratamiento de espasmos intestinales y otras molestias digestivas similares.

Datos farmacológicos/ Interacciones

Aunque se han identificado mas de 150 sustancias en la raíz de la valeriana, ninguna aparece como la única responsable de los efectos de la planta. Algunos expertos consideran que estos pueden estar causados por la acción sinérgica de varios de ellos[8][9]. Así, la actividad sedante podría estar producida por los aceites esenciales, mientras que los valepotriatos tendrían un efecto regulador sobre el sistema nervioso autónomo[3].

Lo cierto es que el mecanismo de acción de la valeriana es sólo parcialmente conocido, desconociéndose datos básicos ligados a la farmacocinética de la planta.

La valeriana interacciona con neurotransmisores como el GABA, produciendo una liberación dosis-dependiente de esta sustancia[10][11], inhibiendo también su degradación enzimática en el tejido cerebral, lo que podría explicar su efecto sedante][12].

El hidroxipinoresinol, un lignano presente en la valeriana, se une a los receptores benzodiazepínicos[13]. Los valepotriatos, por medio de la acción bacteriana pueden transformarse en homobaldrinal, que sería el componente activo[8]. Se piensa que el efecto sedante de la valeriana tiene mas que ver con un efecto depresor del sistema nervioso que con un efecto relajante muscular[9].

La valeriana inhibe de forma moderada a intensa la actividad del CYP3A4 in vitro (35-88%), de forma parecida a como lo hace el pomelo, aunque esta capacidad inhibitoria es variable de extracto a extracto, lo que hace impredecible el comportamiento en un caso dado, dada la variabilidad entre los distintos preparados comerciales[14]. La valeriana parece prolongar el sueño inducido por tiopental y pentobarbital[15].

De acuerdo con algunos estudios, la valeriana no aumentaría el efecto del alcohol sobre la conducción de vehículos[16][17].

Se ha comunicado un caso de síndrome de abstinencia tras la supresión brusca de valeriana en un paciente que tomaba multiples dosis diarias[18].

Esta planta puede potenciar el efecto sedante de algunos fármacos, como anestésicos y preanestésico, por ejemplo, midazolam[19]. La valeriana puede reducir la sintomatólogia inherente a la retirada de benzodiazepinas en algunos pacientes[20][21].

Un estudio sobre 12 voluntarios sanos de ambos sexos tratados sucesivamente con Hydrastis canadensis, Cimicifuga racemosa, kava kava o Valeriana officinalis ) simultáneamente con midazolam y cafeína o bien debrisoquina y clorzoxazona al objeto de analizar el comportamiento de los isoenzimas CYP2D6 y CYP3A4, mostró una baja probabilidad de interacción con medicamentos a través de dichos isoenzimas[22].

Otro estudio farmacocinético, de similares características al anterior, indica que, aunque se observa un discreto incremento del Cmax de alprazolam, las dosis habituales de valeriana no producen efectos significativos sobre el metabolismo de medicamentos dependientes del CYP2D6 o del CYP3A4[23].

En opinión de algunos expertos, la valeriana no debe usarse simultáneamente con los barbitúricos[24].

Estudios clínicos

Pese a que a través de la historia la valeriana se ha aplicado a numerosas enfermedades, las áreas de aplicación actual de la valeriana se circunscriben a dos: el tratamiento de la ansiedad y del insomnio.

Tratamiento de la ansiedad

Un ensayo doble ciego de pocos efectivos parece mostrar una reducción subjetiva de ansiedad, sin detectarse ningún cambio objetivo en el nivel de sedación[25].

Otro estudio comparativo con diazepam(2.5 mg 3 veces al día) mostró una reducción similar en la escala de ansiedad de Hamilton tras cuatro semanas de tratamiento[22].

La valeriana y kava kava fueron comparadas entre sí y frente a placebo en 54 sujetos normales sometidos a un test estandartizado de stress mental. Ambas plantas medicinales redujeron la respuesta en forma de elevación de la presión sistólica y percepción subjetiva de stress, asi como también inhibieron la elevación de la frecuencia cardiaca[26].

Una revisión sistemática sobre el posible efecto de distintas plantas medicinales sobre la ansiedad durante la menopausia concluye que la valeriana no parece ser útil para reducir la ansiedad o depresión en pacientes menopáusicas[27].

Una rigurosa revisión de la Colaboración Cochrane acerca de la eficacia de la valeriana sobre la ansiedad concluye que, en tanto sólo se dispone de un pequeño estudio sobre el tema con un total de 36 pacientes, se dispone de una información insuficiente para llegar a alguna conclusión válida acerca de la eficacia o seguridad de uso de la valeriana en comparación con placebo o diazepam[28].

Sin embargo, algunos datos obtenidos en voluntarios sanos son sugestivos de eficacia por parte de una combinación de melissa y valeriana en el tratamiento de la ansiedad[29]. Otro ensayo aleatorio, que incluía a 391 pacientes, por el contrario, no muestra diferencias de eficacia de la valeriana con respecto al placebo en el tratamiento de la ansiedad o el insomnio [30].

Una revisión del uso de distintas medicinas complementarias concluye recomendando a los médicos que no alienten el consumo de valeriana y otras plantas medicinales para el tratamiento de la ansiedad en base a efectos inconsistentes en estudios de pequeñas muestras[31].

Tratamiento del insomnio

Diversos estudios clínicos controlados frente a placebo muestran evidencias de la posible eficacia de la valeriana en el tratamiento del insomnio.

Un ensayo doble ciego realizado por Leathwood et al pone de manifiesto que la valeriana mejora la latencia y calidad del sueño en comparación con placebo[23].

Un estudio con 128 pacientes a los que se administró extracto acuoso de valeriana o placebo mostró mejor latencia del sueño[32]. Otro estudio similar mostró una mejora subjetiva de la latencia del sueño, aunque sin significación estadística[33].

Otro ensayo frente a placebo con 121 pacientes durante cuatro semanas muestra mejores resultados en la escala de impresión clínica global(CGIS) tanto a las dos como a las cuatro semanas[34].

Un estudio en voluntarios que analizaba los efectos de la valeriana en el laboratorio del sueño utilizando medidas subjetivas y objetivas no mostró cambios en las fases del sueño ni cambios significativos en el EEG, aunque sí un ligero efecto hipnótico[35].

Pese a lo indicado, la eficacia de la valeriana para el tratamiento del insomnio dista de estar bien establecida. Un ensayo de Oxman et al en 2007 concluye que la valeriana parece ser de aplicación segura, pero con un modesto beneficio con relacion al placebo[36].

Para algunos expertos, los estudios sobre el uso de valeriana para el tratamiento del insomnio son insuficientes debido al escaso número de participantes, diseño inadecuado, carencias de análisis estadisticos y variables consideradas[37], aunque se reconoce que podría existir una evidencia no totalmente puesta de manifiesto, sugestiva de eficacia en el tratamiento a corto plazo de insomnio leve.

Una revisión sistemática[38] afirma que ninguno de los mas recientes estudios, que a la vez son también los mas rigurosos desde el punto de vista metodológico, encuentran efectos significativos de la valeriana sobre el sueño. Abundando en ello, otra revisión [39] parece encontrar un efecto modesto, al que hay que objetar la selección de criterios subjetivos para evaluar la calidad del sueño.

Otra revisión sistemática encuentra en la mayoría de los estudios analizados problemas metodológicos, aunque admite que la valeriana podría mejorar la calidad del sueño sin añadir efectos adversos[40]. Sin embargo, el lento comienzo del efecto hace inadecuada esta planta para el tratamiento a corto plazo, aunque podría ser beneficiosa en uso prolongado y también en el anciano[41]. Otros autores abundan en la escasa utilidad de la valeriana como tratamiento puntual para problemas de insomnio[42][43], aunque en otros casos se echa de menos estudios a largo plazo en utilización crónica[44].

En otros estudios se pone énfasis en los aspectos de seguridad. Un ensayo no encuentra alteraciones del estado de ánimo, del rendimiento psicomotor o cognitivo[45]. Otro estudio parece mostrar un efecto positivo de la valeriana en pacientes con síndrome de abstinencia debido a la retirada de benzodiazepinas[46].

Reacciones adversas e interacciones

La valeriana se considera de aplicación relativamente segura para el ser humano. Los efectos secundarios registrados en los estudios clínicos no alcanzan el 10% de los pacientes tratados, siendo los síntomas mas frecuentes el dolor de cabeza, náuseas, vértigo y molestias gástricas.

La planta puede producir una sedación persistente sólo tras el empleo de dosis elevadas[43]. En un ensayo clínico no se registró alteración del estado de alerta, tiempo de reacción o capacidad de concentración en comparación con flunitrazepam y placebo[47].

Una observación de hace 100 años indica que el uso prolongado de valeriana induce una situación de leve melancolía y depresión histérica[48].

Se han publicado diversos casos referidos acerca de la toxicidad de la raíz de valeriana, incluyendo nefrotoxicidad, cefaleas, opresión torácica, midriasis, dolor abdominal y temblor de manos y pies[49].

No se han registrado casos de reacciones adversas especiales tras su utilización en niños o embarazadas, aunque no se dispone de estudios que evalúen sistemáticamente la aplicación de valeriana en estas circunstancias, por lo que resulta aventurado su uso[37][50].

La planta produce raramente reacciones alérgicas.

Uso clínico o comercial

En España se comercializan los siguientes preparados comerciales de Valeriana Officinalis, cuyas denominaciones comerciales se indican a continuación:

Preparados con valeriana como único ingrediente activo

ANSIOKEY 200MG 20 GRAGEAS
COENRELAX 100MG/ML 60ML GOTAS ORALES
COENRELAX, 40 y 60 comprimidos
EXTRACTO DE VALERIANA ROHA, 6 y 40 comprimidos EXTRACTO VALERIANA SORIA NATURAL 64,8MG/ML 50ML
NASELCEN COMPRIMIDOS, 40 y 60 COMPRIMIDOS
NASELCEN gotas orales ,60 ml
RATIOMIR 100 mg, 40 y 60 comprimidos
VALDISPERT 100MG/ML 30ML SOLUCION
VALDISPERT 125 mg comprimidos recubiertos, 30 y 60 Comprimidos
VALDISPERT 45MG 20 y 50 GRAGEAS
VALERIANA BIE 152 mg comprimidos, 30 y 60 comprimidos recubiertos
VALERIANA FARMAYA 100MG/ML 60ML GOTAS ORAL
VALERIANA-ORTO grageas, 30 GRAGEAS
VALSEDAN 60 comprimidos
VERDEVAL, 50 Comprimidos

Preparados de Valeriana Officinalis y Melisa Officinalis

DORMIPLANT, 50 GRAGEAS
MELIVAL, 30 y 60 Comprimidos
NERVIKAN, 50 grageas
RELANA 60 comprimidos
SWANTER 100MG/ML 60ML GOTAS ORALES
SWANTER, 40 y 60 comprimidos
VALIMEL, 30 y 60 comprimidos

Preparados de Valeriana Officinalis y Passiflora incarnata

NETISUM FORTE, 30, 60 y 90 cápsulas
VALESLIP capsulas, 30 , 60 y 90 capsulas
VALRELAX,capsulas, 30 , 60 y 90 capsulas

Preparados de Valeriana Officinalis y Humulus lupulus

TRANQUIGOR cápsulas blandas, 6 y 30 cápsulas

Otros preparados conteniendo Valeriana Officinalis

NEURAPAS comprimidos recubiertos, 60 y 100 comprimidos
SEDONAT 50ML SUSPENSION ORAL GOTAS
TAUVAL 100 100MG 20 y 40 comprimidos
TAUVAL 50 50MG 30 y 60 comprimidos
VALDISPERT COMPLEX 20 y 50 GRAGEAS

Bibliografía

1: Gruenwald J. PDR for Herbal Medicines. Montvale, NJ: Thomson; 2000:1204.
2: Hadley S, Petry JJ. Valerian. Am Fam Physician 2003;67:1755-1758.
3: Weiss RF, Fintelmann V. Herbal Medicine. 2nd ed. Stuttgart, Germany: Thieme; 2000:262-263.
4: Fugh-Berman A, Cott JM. Dietary supplements and natural products as psychotherapeutic agents. Psychosom Med 1999;61:712-728.
5: Hendriks H, Bos R, Allersma DP, et al. Pharmacological screening of valerenal and some other components of essential oil of Valeriana officinalis. Planta Med 1981;42:62-68.
6: Wagner H, Jurcic K. On the spasmolytic activity of valeriana extracts (author’s transl). Planta Med 1979;37:84-86.
7: Hazelhoff B, Malingre TM, Meijer DK. Antispasmodic effects of valeriana compounds: an in-vivo and in-vitro study on the guinea-pig ileum. Arch Int Pharmacodyn Ther 1982;257:274-287.
8: Houghton PJ. The scientific basis for the reputed activity of valerian. J Pharm Pharmacol 1999;51:505-512.
9: Hendriks H, Bos R, Allersma DP, et al. Pharmacological screening of valerenal and some other components of essential oil of Valeriana officinalis. Planta Med 1981;42:62-68.
10: Cavadas C, Araujo I, Cotrim MD, et al. In vitro study on the interaction of Valeriana officinalis L. extracts and their amino acids on GABAA receptor in rat brain. Arzneimittelforschung 1995;45:753-755.
11: Ortiz JG, Nieves-Natal J, Chavez P. Effects of Valeriana officinalis extracts on [3H]flunitrazepam binding, synaptosomal [3H]GABA uptake, and hippocampal [3H]GABA release. Neurochem Res 1999;24:1373-1378.
12: Riedel E, Hansel R, Ehrke G. Inhibition of gamma-aminobutyric acid catabolism by valerenic acid derivatives. Planta Med 1982;46:219-220.
13: Bodesheim U, Holzl J. Isolation and receptor binding properties of alkaloids and lignans from Valeriana officialis L. Pharmazie 1997;52:386-391.
14: Lefebvre T, Foster BC, Drouin CE, et al. In vitro activity of commercial valerian root extracts against human cytochrome P450 3A4. J Pharm Pharm Sci 2004;7:265-273.
15: Usami N, Okuda T, Yoshida H, et al. Synthesis and pharmacological evaluation in mice of halogenated cannabidiol derivatives. Chem Pharm Bull (Tokyo) 1999;47:1641-1645.
16: Mayer B, Springer E. Psychoexperimental studies on the effect of a valepotriate combination as well as the combined effects of valtratum and alcohol. Arzneimittelforschung 1974;24:2066-2070.
17: Albrecht M. Psychopharmaceuticals and safety in traffic. Z Alleg Med 1995;71:1215-1221.
18: Garges HP, Varia I, Doraiswamy PM. Cardiac complications and delirium associated with valerian root withdrawal. JAMA 1998;280:1566-1567.
19: Ang-Lee MK, Moss J, Yuan CS. Herbal medicines and perioperative care. JAMA 2001;286:208-216.
20: Poyares DR, Guilleminault C, Ohayon MM, Tufik S. Can valerian improve the sleep of insomniacs after benzodiazepine withdrawal? Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry 2002;26:539-545.
21: Andreatini R, Leite JR. Effect of valepotriates on the behavior of rats in the elevated plus-maze during diazepam withdrawal. Eur J Pharmacol 1994;260:233-235.
22: Andreatini R, Sartori VA, Seabra ML, Leite JR. Effect of valepotriates (valerian extract) in generalized anxiety disorder: a randomized placebo-controlled pilot study. Phytother Res 2002;16:650-654.
23: Leathwood PD, Chauffard F. Aqueous extract of valerian reduces latency to fall asleep in man. Planta Med 1985;2:144-148.
24: Miller LG.Herbal medicinals: selected clinical considerations focusing on known or potential drug-herb interactions. Arch Intern Med. 1998 Nov 9;158(20):2200-11.
25: Kohnen R, Oswald WD. The effects of valerian, propranolol, and their combination on activation, performance, and mood of healthy volunteers under social stress conditions. Pharmacopsychiatry 1988;21:447-448.
26: Cropley M, Cave Z, Ellis J, Middleton RW. Effect of kava and valerian on human physiological and psychological responses to mental stress assessed under laboratory conditions. Phytother Res 2002;16:23-27.
27: Geller SE, Studee L.Botanical and dietary supplements for mood and anxiety in menopausal women. Menopause. 2007 May-Jun;14(3 Pt 1):541-9.
28: Miyasaka LS, Atallah AN, Soares BG. Valerian for anxiety disorders. Cochrane Database Syst Rev. 2006 Oct 18;(4):CD004515.
29: Kennedy DO, Little W, Haskell CF, Scholey AB Anxiolytic effects of a combination of Melissa officinalis and Valeriana officinalis during laboratory induced stress. Phytother Res. 2006 Feb;20(2):96-102.
30: Jacobs BP, Bent S, Tice JA, Blackwell T, Cummings SR. An internet-based randomized, placebo-controlled trial of kava and valerian for anxiety and insomnia. Medicine (Baltimore). 2005 Jul;84(4):197-207.
31: Saeed SA, Bloch RM, Antonacci DJ. Herbal and dietary supplements for treatment of anxiety disorders. Am Fam Physician. 2007 Aug 15;76(4):549-56.
32: Leathwood PD, Chauffard F, Heck E, Munoz-Box R. Aqueous extract of valerian root (Valeriana officinalis L.) improves sleep quality in man. Pharmacol Biochem Behav 1982;17:65-71.
33: Leathwood PD, Chauffard F.Quantifying the effects of mild sedatives. J Psychiatr Res. 1982-1983;17(2):115-22.
34: Trevena L. Sleepless in Sydney – is valerian an effective alternative to benzodiazepines in the treatment of insomnia? ACP J Club 2004;141:A14-A16.
35: Balderer G, Borbély AA. Effect of valerian on human sleep. Psychopharmacology (Berl). 1985;87(4):406-9.
36:3: Oxman AD, Flottorp S, Håvelsrud K, Fretheim A, Odgaard-Jensen J, Austvoll-Dahlgren A, Carling C, Pallesen S, Bjorvatn B. A televised, web-based randomised trial of an herbal remedy (valerian) for insomnia. PLoS ONE. 2007 Oct 17;2(10):e1040.
37: Meolie AL, Rosen C, Kristo D, Kohrman M, Gooneratne N, Aguillard RN, Fayle R, Troell R, Townsend D, Claman D, Hoban T, Mahowald M; Clinical Practice Review Committee; American Academy of Sleep Medicine. Oral nonprescription treatment for insomnia: an evaluation of products with limited evidence. J Clin Sleep Med. 2005 Apr 15;1(2):173-87.
38: Taibi DM, Landis CA, Petry H, Vitiello MV. A systematic review of valerian as a sleep aid: safe but not effective. Sleep Med Rev. 2007 Jun;11(3):209-30.
39: Shimazaki M, Martin JL.Do herbal agents have a place in the treatment of sleep problems in long-term care?J Am Med Dir Assoc. 2007 May;8(4):248-52.
40: Bent S, Padula A, Moore D, Patterson M, Mehling W. Valerian for sleep: a systematic review and meta-analysis. Am J Med. 2006 Dec;119(12):1005-12.
41: Wheatley D. Medicinal plants for insomnia: a review of their pharmacology, efficacy and tolerability. J Psychopharmacol. 2005 Jul;19(4):414-21.
42: Diaper A, Hindmarch I. A double-blind, placebo-controlled investigation of the effects of two doses of a valerian preparation on the sleep, cognitive and psychomotor function of sleep-disturbed older adults. Phytother Res. 2004 Oct;18(10):831-6.
43: Hadley S, Petry JJ. Valerian. Am Fam Physician. 2003 Apr 15;67(8):1755-8.
44: Pallesen S, Bjorvatn B, Nordhus IH, Skjerve A. Valerian as a sleeping aid?. Tidsskr Nor Laegeforen. 2002 Dec 10;122(30):2857-9.Abstract.
45: Gutierrez S, Ang-Lee MK, Walker DJ, Zacny JP. Assessing subjective and psychomotor effects of the herbal medication valerian in healthy volunteers. Pharmacol Biochem Behav. 2004 May;78(1):57-64.
46: Poyares DR, Guilleminault C, Ohayon MM, Tufik S. Can valerian improve the sleep of insomniacs after benzodiazepine withdrawal? Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry. 2002 Apr;26(3):539-45.
47: Lindahl O, Lindwall L. Double blind study of a valerian preparation. Pharmacol Biochem Behav. 1989 Apr;32(4):1065-6.
48: Potter SOL. A Compendium of Materia Medica, Therapeutics, and Prescription Writing. Philadelphia, PA: Blakiston;1909.
49: Boniel T, Dannon P. The safety of herbal medicines in the psychiatric practice. Harefuah. 2001 Aug;140(8):780-3, 805. Abstract.
50: Houghton PJ. The biological activity of Valerian and related plants. J Ethnopharmacol. 1988 Feb-Mar;22(2):121-42.

Fecha de actualización de la página: 16 de febrero de 2009.