Martes 19 de Noviembre de 2019

Carlina angelica (Carlina acaulis)

Descripción     

Carlina angelica (<em>carlina acaulis</em>)

La carlina angélica, también llamada cardo dorado, es una planta bianual, de apariencia espinosa, lo que le confiere aspecto de cardo. Se trata de una especie originaria de Centroeuropa, extendida posteriormente al resto del continente. En la peninsula ibérica puede encontrarse en las zonas de pasto de las cordilleras y en los claros de montaña.

La carlina angélica florece de julio a septiembre y se recolectan durante el otoño las raíces con fines medicinales.

Composición     

En la raíz hay un aceite esencial de olor agradable, gran cantidad de inulina, taninos y resina, así como flavonoides y sustancias a las que se atribuyen propiedades antibióticas, aunque no se dispone de estudios clínicos ni experimentales al respecto. Es una sustancia tóxica y debe evitarse su ingestión.

Propiedades y usos tradicionales     

Clásicamente se atribuyen a esta planta propiedades antibióticas, tónicas, diuréticas, antirreumáticas y digestivas.

El uso tradicional consiste en decocción de raíz, que se administraba en afecciones tales como hidropesía, afecciones bronquiales y prostatitis.

El polvo obtenido de las raíces sirve en algunas zonas rurales para engordar el ganado.

El aceite esencial se ha utilizado en afecciones de la piel, como acné y eczemas.

Estudios clínicos     

No se dispone de información relevante a la fecha de esta revisión.

Eficacia y seguridad de uso     

No se dispone de información relevante al respecto, por lo que los datos disponibles son insuficientes para respaldar la eficacia y seguridad de uso de Carlina Acaulis

Estudios experimentales     

No se dispone de información relevante.

Fecha de actualización de la página: 1 de agosto de 2009.

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.