Domingo 19 de Mayo de 2019

Helenio ((Inula helenium))

Introducción     

Helenio(<em>Inula helenium</em>)

El helenio (Inula Helenium) era conocida y utilizada desde la antigüedad. Hipócrates describe sus efectos como buenos y efectivos para erupciones crónicas de la piel y el picor acompañante. La Inula Campana o Inula Helenium adquirió fama por su uso exitoso como medicación por el profeta Job, que sufría lesiones pustulosas crónicas[1] . El nombre específico de la planta, helenium, procede de Helena de Troya, de quien se dice que broto la planta a través de las lágrimas que derramó.

La planta tenía reputación como alivio para toda clase de dolores, especialmente los que estaban producidos por mordeduras y las lesiones originadas por la acción del frío.

En las Islas Británicas hay testimonios de su introducción y utilización por los invasores romanos. Una vez que estos abandonaron definitivamente las islas, la práctica médica que introdujeron en este territorio se mantuvo gracias a los primeros cristianos, muestra de lo cual es la presencia de plantas de Inula helenium alrededor de los primitivos recintos monásticos, particularmente en Irlanda y las costas de Manx.

Descripción     

Probablemente, esta planta es nativa de Asia Central, distribuyéndose por Europa, el oeste de Asia, Japón, Norteamérica e incluso en lugares tan alejados como Nueva Zelanda, gracias a la mano del hombre. El helenio, una vez plantado es capaz de sobrevivir indefinidamente compitiendo con la flora local. Tiene, además, el atractivo de que a la vez que una planta medicinal, también puede utilizarse como recurso alimenticio o como ingrediente en la elaboración de licores.

La Inula es una planta vivaz de la familia de las compuestas (asteráceas), que se distribuye en Europa de forma preferente por la mitad sur del continente, aunque puede encontrarse en latitudes mas altas y climas rigurosos, como la cordillera del Himalaya. Con todo, su presencia es globalmente rara en la península ibérica, salvo en pequeñas zonas localizadas, donde tal vez pudo ser sembrada con anterioridad. Puede observarse junto a setos, lindes y, algunas veces, en prados.

Se trata de una planta vivaz de gran tamaño, alcanzando una altura hasta de 150 cm, presentando hojas elípticas, dentadas y pubescentes. Los capítulos florales tienen de 6 a 8 centímetros de diámetro, de color amarillo vivo. Las flores, que aparecen desde mayo a agosto, tienen pétalos largos con muescas en el extremo libre. La raíz, parte aprovechable para usos medicinales, se recolecta a principios de primavera y otoño, es gruesa, con ramificaciones y desprende un olor que recuerda al alcanfor.

Composición     

El rizoma contiene un aceite esencial pardo y espeso, compuesto por lactonas sesquiterpénicas (entre ellas la alantolactona, que forma la helenina) y por otras numerosas substancias. Además, el rizoma es rico en inulina.

La planta contiene alantolactona e isoalantolactona[2]. En 2008 se identificaron un total de diez eusmanólidos, de los cuales tres fueron identificados por primera vez[3]. En los últimos años se han identificado varios compuestos derivados del timol en las raíces[4].

Diversos eusmanólidos, como alantolactona, isoalantolactona, 11-alfa- H, 13-dihidroisoalantolactona y derivados por epoxidación, como 5-alfa-epoxialantolactona y otros compuestos similares muestran efecto significativo frente a especies de micobacteriáceas, como M.tuberculosis[5].

Aplicaciones tradicionales     

A esta planta se atribuyen numerosas virtudes terapéuticas, entre las que destacan como tónico, antitusígena, antiparasitaria, colagoga, diurética, antiséptica y otras.

La infusión o la maceración en vino tinto se ha venido utilizando contra la bronquitis la traqueítis y la tos, así como en la falta de apetito y molestias digestivas. También ha venido siendo utilizada en el tratamiento de afecciones de las vías urinarias. De forma minoritaria se aplicó para desencadenar la menstruación.

Las raíces de la planta contienen un polvo blanco, con aspecto de almidón, que se extrae por ebullición y se ha utilizado en dolencias pulmonares, tuberculosis, tos de tipo tosferinoso, asma, heridas y dolores dentarios.

El helenio ha sido utilizado también como remedio veterinario.

Estudios clínicos     

No se dispone de información relevante a la fecha de esta revisión.

Reacciones adversas     

Las asteráceas, familia a la que pertenece Inula Helenium, son una fuente frecuente de sensibilización alérgica por contacto, siendo esta planta una de las de mayor potencia sensibilizadora[6]. También se han descrito reacciones tardías en las pruebas de contacto[7].

Al parecer, las sustancias que inducen estas reacciones son la lactona sesquiterpénica alantolactona y el costulónido[8]. En el caso de otras asteráceas la cuestión reviste importancia por su utilización en la industria cosmética.

Estudios experimentales     

Advertencia al lector

Las conclusiones de los distintos estudios experimentales no son directamente aplicables al ser humano, ni deben servir de base para argumentar a favor de su aplicación a personas. Por el contrario, ni la fisiología animal ni las condiciones de cada experimento, ni las dosis aplicadas, que resultan inaceptables en el hombre, permiten obtener conclusiones para su aplicación directa.

Efecto citostático, citotóxico y antiproliferativo celular

Las lactonas sesquiterpénicas de la raíz de Inula Helenium mostraron un efecto inhibidor del crecimiento celular frente a las lineas celulares tumorales MK-1, HeLa y B16F10, especialente de la fracción hexano-soluble[9].

Se han estudiado los efectos de una combinación de extractos de Inula helenium, Chelidonium majus, Equisetum arvense e Inonotus obliquus a distintas concentraciones frente a células cancerígenas procedentes de distintos tipos de tumor[10][11], mostrando una cierta actividad citostática que no puede ser atribuida a ninguno de los componentes en particular.

Un estudio de similares características, con péptidos extraidos de las mismas plantas[12] parece mostrar un efecto antitumoral sobre un modelo experimental de cáncer de mama.

El extracto de Inula Helenium mostró una acción tóxica selectiva sobre varias estirpes celulales tumorales(HT-29, MCF-7, Capan-2 y G1), pero apenas ejerció algún efecto sobre linfocitos humanos procedentes de donantes, siendo cien veces mayor el efecto sobre las células tumorales que sobre los linfocitos de donantes[13].

El isocostulónido, una lactona sesquiterpénica presente en la raíz de Inula Helenium, ejerce citotoxicidad sobre tres líneas celulares tumorales (A2058, HT-29 y HepG2), produciendo la apoptosis de las mismas[14].

Algunos componentes de la planta, así como el extracto, fueron comparados con fármacos estándar antitumorales, como vinblastina, metotrexato, ciclofosfamida y fluorouracilo, mostrando una toxicidad frente a una línea celular de tipo linfoblástico al menos comparable a la de los medicamento mencionados[15].

Inductor de enzimas detoxificantes

Un estudio experimental detecta un efecto inductor de enzimas detoxificantes en la alantolactona presente en Inula helenium, como la quinona reductasa y la glutation-S-transferasa[7]. Dicho efecto sería dosis dependiente y el mecanismo íntimo sería trascripcional. Un estudio considera que el efecto detoxificante residiría, en último término, en el componente sesquiterpénico[16].

Actividad antimicrobiana

Una sustancia presente en la planta, el 10-isobutiril-oxi-8,9-epoxitimol isobutirato ha mostrado una moderada actividad antibacteriana frente al estafilococo, enterococo, coli pseudomonas aeruginosa y cándida albicans[17].

Efecto antihipóxico

La tintura de Inula Helenium fue capaz de contrarrestar los efectos de la hipoxia experimental sobre distintos tejidos, prolongando la vida celular y la normalización de parámetros somáticos y morfológicos[18].

Efecto antiestres

Un estudio evalúa el efecto antioxidante y antiestres de las raíces de Inula en un modelo experimental en ratones, demostrándose un efecto protector sobre órganos internos, la sangre, el metabolismo glucídico y la peroxidación de lípidos[19].

Efecto antiparasitario

El extracto por ebullición de inula helenium induce cambios progresivos y regresivos en las poblaciones de Clonorchis sinensis tales como degeneración, atrofia y necrosis de las visceras del parásito. La tasa de recogida de Clonorchis en conejos infectados, desde el 3º al 30ª dia de la inoculación fue tan sólo del 2 %[20].

El extracto de Inula ha mostrado también ser eficaz frente al ascaris lumbricoides. Su acción ascaricida fue estudiada in vitro sobre huevos y larvas del parásito, consiguiendo eliminar las larvas y los huevos en 40 y 20 días repectivamente[21].

Indicador de sensibilización

Se ha propuesto un modelo de estudio de la sensibilización a Inula Helenium mediante un test de transformación linfoblástica, utilizando como haptenos la alantolactona y la isoalantolactona, dos alergenos de potencia intermedia, procedentes de esta planta. La primera de estas sustancias ofreció una respuesta significativa sobre el ratón sensibilizado, tanto in vivo como in vitro, correlacionando bien la respuesta local con el resultado del TTL, demostrando un buen comportamiento como marcador y sensibilizador[22].

Referencias     

1: Al-Gammal SY. Elecampane and Job's disease. Bull Indian Inst Hist Med Hyderabad. 1998 Jan;28(1):7-11.
2: Ketai W, Huitao L, Yunkun Z, Xingguo C, Zhide H, Yucheng S, Xiao M. Separation and determination of alantolactone and isoalantolactone in traditional Chinese herbs by capillary electrophoresis. Talanta. 2000 Sep 5;52(6):1001-5.
3: Ma XC, Liu KX, Zhang BJ, Xin XL, Huang J. Structural determination of three new eudesmanolides from Inula helenium. Magn Reson Chem. 2008 Nov;46(11):1084-8.
4: Stojakowska A, Malarz J, Kisiel W. Thymol derivatives from a root culture of Inula helenium. Z Naturforsch C. 2004 Jul-Aug;59(7-8):606-8.
5: Cantrell CL, Abate L, Fronczek FR, Franzblau SG, Quijano L, Fischer NH. Antimycobacterial eudesmanolides from Inula helenium and Rudbeckia subtomentosa. Planta Med. 1999 May;65(4):351-5.
6: Paulsen E. Contact sensitization from Compositae-containing herbal remedies and cosmetics. Contact Dermatitis. 2002 Oct;47(4):189-98.
7: Aalto-Korte K, Alanko K, Kuuliala O, Jolanki R. Late reactions in patch tests: a 4-year review from a clinic of occupational dermatology. Contact Dermatitis. 2007 Feb;56(2):81-6.
8: Paulsen E, Andersen KE, Hausen BM. Sensitization and cross-reaction patterns in Danish Compositae-allergic patients. Contact Dermatitis. 2001 Oct;45(4):197-204.
9: Konishi T, Shimada Y, Nagao T, Okabe H, Konoshima T. Antiproliferative sesquiterpene lactones from the roots of Inula helenium. Biol Pharm Bull. 2002 Oct;25(10):1370-2.
10: Tepkeeva II, Aushev VN, Zborovskaya IB, Demushkin VP. Cytostatic Activity of Peptide Extracts of Medicinal Plants on Transformed A549, H1299, and HeLa Cells. Bull Exp Biol Med. 2009 Jan;147(1):48-51.
11: 2: Chaadaeva AV, Tenkeeva II, Moiseeva EV, Svirshchevskaia EV, Demushkin VP. [Antitumor activity of the plant remedy peptide extract PE-PM in a new mouse T-lymphoma/eukemia model]. Biomed Khim. 2009 Jan-Feb;55(1):81-8.
12: Tepkeeva II, Moiseeva EV, Chaadaeva AV, Zhavoronkova EV, Kessler YV, Semushina SG, Demushkin VP. Evaluation of antitumor activity of peptide extracts from medicinal plants on the model of transplanted breast cancer in CBRB-Rb(8.17)1Iem mice. Bull Exp Biol Med. 2008 Apr;145(4):464-6.
13: Dorn DC, Alexenizer M, Hengstler JG, Dorn A. Tumor cell specific toxicity of Inula helenium extracts. Phytother Res. 2006 Nov;20(11):970-80.
14: Chen CN, Huang HH, Wu CL, Lin CP, Hsu JT, Hsieh HP, Chuang SE, Lai GM. Isocostunolide, a sesquiterpene lactone, induces mitochondrial membrane depolarization and caspase-dependent apoptosis in human melanoma cells. Cancer Lett. 2007 Feb 8;246(1-2):237-52.
15: Spiridonov NA, Konovalov DA, Arkhipov VV. Cytotoxicity of some Russian ethnomedicinal plants and plant compounds. Phytother Res. 2005 May;19(5):428-32.
16: Lim SS, Kim JR, Lim HA, Jang CH, Kim YK, Konishi T, Kim EJ, Park JH, Kim JS. Induction of detoxifying enzyme by sesquiterpenes present in Inula helenium. J Med Food. 2007 Sep;10(3):503-10.
17: Stojakowska A, Kedzia B, Kisiel W. Antimicrobial activity of 10-isobutyryloxy-8,9-epoxythymol isobutyrate. Fitoterapia. 2005 Dec;76(7-8):687-90.
18: Zelenskaya KL, Povet'eva TN, Pashinskii VG, Fomina TN, Timina EA, Perova AV. Stress-inducing effect of hypoxia of different origin and its correction with Inula Helenium L. tincture. Bull Exp Biol Med. 2005 Apr;139(4):414-7.
19: Nesterova IuV, Zelenskaia KL, Vetoshkina TV, Aksinenko SG, Gorbacheva AV, Gorbatykh NA. [Mechanisms of antistressor activity of Inula helenium preparations]. Eksp Klin Farmakol. 2003 Jul-Aug;66(4):63-5.
20: Rhee JK, Baek BK, Ahn BZ. Structural investigation on the effects of the herbs on Clonorchis sinensis in rabbits. Am J Chin Med. 1985;13(1-4):119-25.
21: El Garhy MF, Mahmoud LH. Anthelminthic efficacy of traditional herbs on Ascaris lumbricoides. J Egypt Soc Parasitol. 2002 Dec;32(3):893-900.
22: Alonso Blasi N, Fraginals R, Lepoittevin JP, Benezra C. A murine in vitro model of allergic contact dermatitis to sesquiterpene alpha-methylene-gamma-butyrolactones. Arch Dermatol Res. 1992;284(5):297-302.

Fecha de actualización de la página: 10 de julio de 2009.

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.