Lunes 23 de Setiembre de 2019

Hisopo (Hyssopus officinalis )

Introducción     

Hisopo(<em>Hyssopus officinalis</em>)

Esta planta medicinal se viene utilizando desde épocas remotas. Dioscórides distingue entre dos variedades, la montana y la hortense. Este autor recomienda su uso en enfermedades respiratorias como la perineumonitis, el asma, la ortopnea y la tos, además de las parasitosis intestinales, entre otras afecciones. Su nombre griego, del que procede el actual, está tomado del hebreo esob.

Descripción     

El hisopo (Hyssopus officinalis) es una planta herbácea, originaria de Europa y de la parte de Asia de clima templado. Esta planta es bastante resistente a las sequías. Requiere mucho sol y un clima cálido. No es espontánea en la península ibérica, donde se puede encontrar asilvestrada en algunos parajes de la cuenca mediterránea.

Este vegetal es un subarbusto bajo que presenta varios tallos de entre 20 y 60 cm de altura. Presenta hojas lanceoladas, sin pecíolo, estrechas, alargadas. Las flores son de tonos que van desde el rosa al malva o simplemente blanquecinas, dispuestas en una espiga terminal de 8 a 12 cm.

La planta florece durante toda la estación cálida, recolectándose las sumidades floridas, lo que ocasionalmente puede suceder dos veces durante el verano, al principio y al final de la estación, aunque lo mas frecuente es obtener una sola cosecha.

Composición     

El hisopo contiene terpenoides, incluyendo la marrubina, un aceite volátil compuesto principalmente por alcanfor, pinocanfona, betapineno, flavonoides, glucósidos, taninos y resina. El aceite esencial constituye el 0.3-0.9 % del peso de la planta en fresco. Este aceite contiene cineol, betapineno y varios monoterpenoides bicíclicos (L-pinocanfona, isopinocanfona y pinocarivon). La pinocanfona y la isopinocanfona son sustancias tóxicas.

La marrubina actuaría como expectorante. La planta contiene también ácido ursólico, una sustancia con propiedades antiinflamatorias. El extracto alcohólico de las partes aéreas contiene una sustancia antioxidante, el rosmanol-etil-eter, cuya actividad sería superior a la del hidroxitolueno butilado.

Un estudio de la composición de los flavonoides del Hyssopus officinalis mediante cromatografía líquida de alto rendimiento, permitió establecer que la mayor flavona contenida en la planta era la diosmina. La mayor concentración de esta sustancia se localizó en los sépalos y las hojas, representando una proporción superior al 40 % del total de diosmina contenido en el hisopo[1]. El mismo estudio permitió identificar otra sustancia presente en el Hyssopus officinalis, el éster de la isoferulil-D-glucosa.

El hisopo contiene además varios fenoles (ácido cafeico, rosmarínico) y varios ácidos triterpenoides pentacíclicos (ursólico y ácido oleanólico y otros compuestos similares), así como colina y dos esteroles, betasitosterol y estigmasterol[2].

Aplicaciones tradicionales     

Clásicamente, el hisopo está considerado tónico, estimulante, sedante, antiespasmódico, diurético, estomacal, carminativo, astringente y emenagogo. También es usado ampliamente como expectorante, siendo recogida esta indicación en The British Herbal Pharmacopoeia. Se atribuyen a la planta propiedades balsámicas, expectorantes y antitusígenas, que se han relacionado con su contenido en marrubina.

Las propiedades medicinales del hisopo son similares a las de la salvia. Se utiliza la planta en forma de tisanas para el tratamiento de afecciones bronquiales crónicas, como el asma y la bronquitis crónicas[3]. El hisopo facilitaría la expectoración y calmaría la tos.

Otros usos populares del hisopo incluyen su utilización como carminativo, antihelmíntico, emenagogo y cicatrizante (aplicación local). En gargarismos se utilizaría para tratar las inflamaciones de garganta. Otras aplicaciones locales incluyen los hematomas, moretones y cortes.

Popularmente ha venido siendo utilizado en caos de fiebre para inducir la sudoración y disminuir esta.

Estudios experimentales     

Junto con otras plantas, el Hyssopus officinalis presenta un cierto efecto inhibidor de enzimas relacionados con la diabetes mellitus (alfaglucosidasa y alfaamilasa), así como frente al enzima conversor de la angiotensina, por lo que tendría un efecto similar al de los fármacos IECA[4]. Otro estudio previo identificó la propiedad del hisopo frente a la actividad alfaglucosidasa y reductora de la hiperglucemia postprandial en la rata. Los resultados de este estudio experimental sugieren que el extracto de hisopo inhiben la digestión de carbohidratos complejos, pero no la de los monosacáridos absorbibles[5].

Las sustancias responsables de la actividad antialfaglucosidasa fueron identificadas en 2004 como (7S,8S)-siringoilglicerol-9-O-(6'-O-cinamoil)-beta-D-glucopiranósido y (7S, 8S)- siringoilglicerol 9-O-beta-D- glucopiranósido[6].

Un estudio sobre un modelo experimental en animales de laboratorio ha permitido relacionar los compuestos fenilpropanoides del hisopo con la actividad antiagregante plaquetar e inhibidora de la retracción del coagulo[7].

La actividad relajante muscular del aceite esencial Hyssopus officinalis (Lamiaceae) y de algunos de sus componentes (isopinocanfona, limoneno y betapineno) ha sido estudiado por LU et al[8]. Tanto el aceite esencial como la isopinocanfona inhiben las contracciones inducidas por la acetilcolina y el cloruro de bario.

Toxicología y reacciones adversas     

Las plantas pertenecientes a las familias de las labiadas, entre las que se encuentra el hisopo, además de la mejorana, menta y otras, presentan reactividad cruzada en las pruebas cutáneas de alergia, realizadas mediante prick test. No obstante, no se han descrito casos hasta lahora en la literatura médica de alergia clínica al hisopo[9].

Debe tenerse en cuenta que la toxicidad del aceite esencial puede dar lugar a convulsiones.

Estudios clínicos     

No se dispone de información relevante a la fecha de esta revisión.

Referencias     

1: Marin FR, Ortuño A, Benavente-Garcia O, Del Rio JA. Distribution of flavone glycoside diosmin in Hyssopus officinalis plants: changes during growth. Planta Med. 1998 Mar;64(2):181-2.
2: Skrzypek Z, Wysokinska H. Sterols and triterpenes in cell culture of Hyssopus officinalis L. Z Naturforsch C. 2003 May-Jun;58(5-6):308-12.
3: Varga E, Hajdú Z, Veres K, Máthé I, Németh E, Pluhár Z, Bernáth J.Investigation of variation of the production of biological and chemical compounds of Hyssopus officinalis L. Acta Pharm Hung. 1998 May;68(3):183-8.
4: Loizzo MR, Saab AM, Tundis R, Menichini F, Bonesi M, Piccolo V, Statti GA, de Cindio B, Houghton PJ, Menichini F. In vitro inhibitory activities of plants used in Lebanon traditional medicine against angiotensin converting enzyme (ACE) and digestive enzymes related to diabetes. J Ethnopharmacol. 2008 Sep 2;119(1):109-16.
5: Miyazaki H, Matsuura H, Yanagiya C, Mizutani J, Tsuji M, Ishihara C. Inhibitory effects of hyssop (Hyssopus officinalis) extracts on intestinal alpha-glucosidase activity and postprandial hyperglycemia. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo). 2003 Oct;49(5):346-9.
6: Matsuura H, Miyazaki H, Asakawa C, Amano M, Yoshihara T, Mizutani J. Isolation of alpha-glusosidase inhibitors from hyssop (Hyssopus officinalis). Phytochemistry. 2004 Jan;65(1):91-7.
7: Tognolini M, Barocelli E, Ballabeni V, Bruni R, Bianchi A, Chiavarini M, Impicciatore M Comparative screening of plant essential oils: phenylpropanoid moiety as basic core for antiplatelet activity. Life Sci. 2006 Feb 23;78(13):1419-32.
8: Lu M, Battinelli L, Daniele C, Melchioni C, Salvatore G, Mazzanti G. Muscle relaxing activity of Hyssopus officinalis essential oil on isolated intestinal preparations. Planta Med. 2002 Mar;68(3):213-6.
9: Benito M, Jorro G, Morales C, Peláez A, Fernández A.Labiatae allergy: systemic reactions due to ingestion of oregano and thyme. Ann Allergy Asthma Immunol. 1996 May;76(5):416-8.

Fecha de actualización de la página: 8 de enero de 2010.

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.