Martes 16 de Julio de 2019

MALVA (Malva sylvestris)

Biología     

Malva sylvestris

La malva silvestre es una planta vivaz, que puede sobrepasar el metro de altura, con hojas tomentosas y festoneadas, con flores de color rosa, de unos 3 a 4 cm de diámetro. El tallo suele ser pubescente.

La planta es muy común en toda Europa, donde no resulta difícil encontrarla en veredas, terraplenes, zonas de cultivo o en barbecho e incluso en solares urbanos. Actualmente es posible encontrarla en los cinco continentes, incluyendo el Himalaya, aunque su origen es el sur de Europa y norte de África.

La floración acontece desde la primavera hasta mediada la estación cálida, aunque en climas templadocálidos es posible observarla en pleno invierno. Las flores y las hojas se recolectan durante el verano, desde el principio hasta el final de la estación cálida.

Composición     

Todas las partes de la planta contienen mucílagos, pero particularmente las hojas y las flores. También contienen glúcosidos flavónicos y taninos. La flor está coloreada por el malvidol, que es la genina del antocianósido, colorante malva hidrosoluble. Las flores contienen malvina, una antocianina, malvidindiglucósido, caroteno y ácido ascórbico. Se han caracterizado en la planta polisacáridos de alto peso molecular, compuestos principalmente por ácido D-glucurónico, ácido D-galacturónico, L-ramnosa y D-galactosa[1][2][3]. Tambien contiene arabinosa.

En la planta es posible encontrar una fitoalexina, la malvona A, inducida por el hongo patógeno Verticillium Dahliae[4].

Aplicaciones tradicionales     

Tradicionalmente se ha venido considerando a la planta como emoliente, pectoral, ligeramente astringente y estimulante del intestino, siendo laxante en grandes dosis. También se considera a la planta mucilaginosa, antitusiva, antibacteriana y estimulante de la fagocitosis. Utilizada en infusión se utiliza para el tratamiento de la tos y procesos agudos de las vías respiratorias.

Desde hace siglos, la malva es una de las plantas de mayor uso en el sur de Europa y Asia Menor[5][6]: se utilizan en la medicina popular los tallos, hojas y flores, aunque ocasionalmente se han recogido testimonios de aplicaciones de la raíz. En Mongolia se utiliza médicamente una preparación con diversas plantas, entre ellas la malva, denominada zhanba[7].

La malva es fundamentalmente mucilaginosa, de forma similar al malvavisco, compartiendo usos comunes, de manera que la población ha venido utilizando una u otra para el tratamiento de procesos agudos respiratorios en función de la disponibilidad de una u otra.

De forma general, la malva se aplicaba, y probablemente aun continua siéndolo, en forma de cataplasma para dolores, cortes, cardenales, úlceras, forúnculos, dolores cutáneos, edemas e inflamaciones de cualquier clase, así como esguinces y torceduras. En algunos lugares se aplicaba en forma de ungüento.

Como laxante, se ha utilizado el líquido de cocción(decocción) en forma de enemas(lavativas). En algunos lugares de Europa la planta tenía fama como depurativo interno. Ya Plinio recomendaba una dosis diaria de malva para mantener la salud.

La malva se ha venido utilizando internamente en forma de infusión, contra enfermedades digestivas y urinarias. También se ha empleado esta misma preparación para ser aplicada en gargarismos contra las inflamaciones de las mucosas.

Menos frecuentemente la malva se ha aplicado en diversos países para usos tan dispares como las picaduras de insectos, las fracturas, la tuberculosis, la disentería e incluso como abortivo o emenagogo.

Estudios experimentales     

La malva dispone de escasos estudios experimentales, pese a ser una planta de amplia difusión.

Un estudio experimental concluye que el extracto acuoso de malva es activador de macrofagos y linfocitos T helper-1[8].

En comparación con plantas sin uso etnomédico, la malva y otras plantas tienen un mayor efecto antibiofilm y antiadherente del estafilococo dorado meticilinresistente[9]. Otro trabajo concluye que el extracto metanólico de malva tiene efectos antibacterianos[10].

Un modelo experimental, dirigido a evaluar la influencia de la malva sylvestris sobre el efecto transcripcional determinante del envejecimiento cutáneo mostró un cierto grado de influencia sobre la expresión genética de este envejecimiento[11]. Se trata de un trabajo preliminar que es necesario contemplar con mucha cautela.

Posiblemente la malva resulte ser un aceptable antifúngico para productos almacenados. En un estudio donde se examinan las potencias antifúngicas frente a hongos del tipo Aspergillus, Penicillium y Fussarium de seis extractos de distintas plantas, el extracto de malva resultó ser el mas potente[12].

Otros estudios     

No se dispone de información relevante a la fecha de esta revisión

Referencias     

1: Classen B, Blaschek W. High molecular weight acidic polysaccharides from Malva sylvestris and Alcea rosea. Planta Med. 1998 Oct;64(7):640-4.
2: Gonda R, Tomoda M, Shimizu N, Yamada H. Structure and anticomplementary activity of an acidic polysaccharide from the leaves of Malva sylvestris var. mauritiana. Carbohydr Res. 1990 May 1;198(2):323-9.
3: Tomoda M, Gonda R, Shimizu N, Yamada H. Plant mucilages. XLII. An anti-complementary mucilage from the leaves of Malva sylvestris var. mauritiana. Chem Pharm Bull (Tokyo). 1989 Nov;37(11):3029-32.
4: Veshkurova O, Golubenko Z, Pshenichnov E, Arzanova I, Uzbekov V, Sultanova E, Salikhov S, Williams HJ, Reibenspies JH, Puckhaber LS, Stipanovic RD. Malvone A, a phytoalexin found in Malva sylvestris (family Malvaceae). Phytochemistry. 2006 Nov;67(21):2376-9. Epub 2006 Sep 22.
5: Guarrera PM. Traditional phytotherapy in Central Italy (Marche, Abruzzo, and Latium). Fitoterapia. 2005 Jan;76(1):1-25.
6: Kültür S. Medicinal plants used in Kirklareli Province (Turkey). J Ethnopharmacol. 2007 May 4;111(2):341-64. Epub 2006 Dec 12.
7: Bao Y, Bu R, Zhao B. A herbalogical study on traditional Mongolian medicine "zhanba". Zhong Yao Cai. 2003 Feb;26(2):119-20.
8: El Ghaoui WB, Ghanem EB, Chedid LA, Abdelnoor AM. The effects of Alcea rosea L., Malva sylvestris L. and Salvia libanotica L. water extracts on the production of anti-egg albumin antibodies, interleukin-4, gamma interferon and interleukin-12 in BALB/c mice. Phytother Res. 2008 Dec;22(12):1599-604.
9: Quave CL, Plano LR, Pantuso T, Bennett BC. Effects of extracts from Italian medicinal plants on planktonic growth, biofilm formation and adherence of methicillin-resistant Staphylococcus aureus. J Ethnopharmacol. 2008 Aug 13;118(3):418-28. Epub 2008 May 13.
10: de Souza GC, Haas AP, von Poser GL, Schapoval EE, Elisabetsky E. Ethnopharmacological studies of antimicrobial remedies in the south of Brazil. J Ethnopharmacol. 2004 Jan;90(1):135-43.
11: Talbourdet S, Sadick NS, Lazou K, Bonnet-Duquennoy M, Kurfurst R, Neveu M, Heusèle C, André P, Schnebert S, Draelos ZD, Perrier E. Modulation of gene expression as a new skin anti-aging strategy. J Drugs Dermatol. 2007 Jun;6(6 Suppl):s25-33.
12: Magro A, Carolino M, Bastos M, Mexia A. Efficacy of plant extracts against stored-products fungi. Rev Iberoam Micol. 2006 Sep;23(3):176-8.

Fecha de actualización de la página: 5 de enero de 2009.

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.