Martes 19 de Noviembre de 2019

Malvavisco (Althaea officinalis)

Biología     

althaea officinalis

El malvavisco (Althaea officinalis), también denominado altea, hierba cañamera o bismalva es una planta vivaz que puede alcanzar un metro de altura, formando macizos. Los tallos y las hojas son pubescentes, presentando un tacto suave y aterciopelado.

La planta es común en muchos lugares de Europa y Asia, prefiriendo los terrenos frescos, húmedos y salados, próximos al mar.

La floración se produce al final de la primavera y perdura durante la estación cálida(junio a septiembre en el hemisferio norte).

De la planta se recolectan las hojas y las raíces. Estas últimas durante el otoño, a partir del segundo año.

Una reflexión necesaria con todas las plantas medicinales:     

Una observación acerca de un caso de hepatitis severa debido al empleo de material procedente de Celidonia Mayor nos recuerda que los productos derivados de las plantas pueden entrañar mas riesgos de lo que la población cree. El uso extendido de plantas para la alimentación ha reforzado la idea de que comer plantas promueve la salud.

Con el desarrollo de la química orgánica en el siglo XIX ha sido posible por primera vez purificar e identificar las sustancias constituyentes de las plantas farmacológicamente activas y ulteriormente sintetizar otros compuestos similares con una acción mas potente.

La actividad, seguridad y composición de estas sustancias pueden ser controlados de la misma forma que las sustancias puramente sintéticas. Sin embargo hay personas que creen que las plantas tradicionales son mejores y mas seguras que los productos farmacéuticos modernos. Tanto la composición cualitativa como cuantitativa de estos derivados de plantas se obtienen de lo que podemos llamar medicina alternativa, que escapa del ámbito de aplicación de la legislación establecida para proteger la salud de los ciudadanos y garantizar la eficacia y seguridad de los productos con que se tratan las enfermedades( extractado de J. van Noordwijk. Ned Tijdschr Geneeskd. 2002 Jan 19;146(3):100-2.).

Composición     

En la planta abundan los mucílagos (en la raíz del 7 al 20 %). Contiene también pectina, azúcares y pequeñas cantidades de asparragina. La raíz es rica en almidón, y posee un sabor dulzón causado por la alta concentración de polisacáridos; contiene además pectina y diversos flavonoides[1].

Propiedades y uso tradicional     

La planta se recolecta y cultiva desde la antigüedad. Atribuyérndose a esta planta desde tiempo inmemorial propiedades emoliente y calmante. Según apreciación popular, estaría indicada contra las irritaciones y las inflamaciones, catarros de las vías respiratorias y de la garganta, así como contra la gastroenteritis, aunque paradójicamente se utilizaría también como laxante. También se atribuyen a esta planta propiedades diuréticas.

En aplicación local sería antiinflamatorio, antiséptico y analgésíco.

La raíz, tendría propiedades similares; se emplea para tratar problemas digestivos, inflamaciones bucales y como tambien como laxante.

Dioscórides recomienda la raíz, debidamente cocida, contra heridas, parótidas, diviesos, inflamaciones diversas, enfisema y tensión nerviosa, porque, según aseguraba, resuelve, madura, rompe y cicatriza. Teofrasto la recomendaba para tratar la tos y Horacio defendía su utilización en afecciones del aparato digestivo.

La planta se utiliza en forma de jarabes y tisanas. También en forma de cataplasmas. El líquido de la cocción de malvavisco añadido al agua para el baño podría ejercer una acción calmante en caso de irritaciones. A veces se da a mascar raíz de malvavisco a los niños durante la erupción dentaria.

La Althaea officinalis también se utiliza para aliviar la uretritis y los cálculos renales, para lo cual se recogen los brotes tiernos en verano.

Se prepara también con las hojas un emplasto antiinflamatorio para las picaduras de insecto, y la tisana se emplea para lavar heridas o quemaduras por sus propiedades ligeramente antisépticas y analgésicas.

La raíz se utiliza como laxante, así como para aliviar las molestias del síndrome del colon irritable. Localmente, se usa la infusión de malvavisco o en cataplasmas para tratar irritaciones, abscesos y úlceras, así como para aliviar las molestias del síndrome del colon irritable.

El uso popular en algunas regiones del planeta registra la utilización de la planta para el tratamiento de la diarrea en rumiantes[6].

Estudios experimentales     

En el animal de experimentación se ha podido demostrar el efecto antitusivo de los polisacáridos contenidos en la planta[1]. En otros estudios parecen haberse detectado un efecto antibacteriano frente a algunos gérmenes[2][3].

En otro estudio se ha evidenciado las propiedades antioxidantes de polisacárídos de Althea Officinalis en comparación con alfa-tocoferol[4].

Un ensayo experimental indica un posible efecto antimelanocítico del extracto de althaea[5], que precisaría posterior confirmación.

Otros estudios      

No se dispone de información relevante a la fecha de esta revisión.

Referencias     

[1] Flavonoids, Phenolic Acids and Coumarins from the Roots of Althaea officinalis.Planta Med. 1991 Jun;57(3):284-5.
[2] The antitussive activity of polysaccharides from Althaea officinalis. Bratisl Lek Listy. 2007;108(2):93-9.
[3] The detection of antibacterial actions of whole herb tinctures using luminescent Escherichia coli. Phytother Res. 2007 Dec;21(12):1193-9.
[4] Antibacterial activity of medicinal plant extracts against periodontopathic bacteria. Phytother Res. 2003 Jun;17(6):599-604.
[5] Antioxidant activity of medicinal plant polysaccharides. Fitoterapia. 2006 Jul;77(5):367-73. Epub 2006 May 24.
[6] Inhibitory mechanism of an extract of Althaea officinalis L. on endothelin-1-induced melanocyte activation. Biol Pharm Bull. 2002 Feb;25(2):229-34.
[7] Ethnoveterinary medicines used for ruminants in British Columbia, Canada. J Ethnobiol Ethnomed. 2007 Feb 26;3:11.

Fecha de actualización de la página: 21 de diciembre de 2008.

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.