Jueves 24 de Enero de 2019

Frambueso (Rubus Idaeus)

Descripción     

Rubus idaeus

El Rubus idaeus es originario de Eurasia Central y del Norte, así como América del Norte, de donde son oriundas dos subespecies(R. Occidentalis y R.leucodermis). En Asia existen una gran variedad de rubus no clasificadas.

Planta vivaz de 1-2 ms. Tallos bienales, leñosos, con minúsculos aguijones. Hojas pinnadas, con 3-7 folíolos dentados. Flores muy pequeñas, blanco-verdosas, con corimbo laxo. Frutos compuestos, rojos, muy perfumados.

Crece con facilidad en claros de bosques o prados, es decir, en espacios abiertos con buena exposición solar. Es común en los bosques, zonas taladas, calveros y linderos de las montañas. En España se encuentra principalmente en la mitad norte. Es fácil de cultivar y es por ello una planta muy extendida.

Florece desde el último mes de primavera hasta bien entrada la estación cálida. A finales de esta misma estación se recolectan los frutos y las hojas.

El fruto es comestible, ácido y de sabor agradable, similar a la zarzamora, otra especie de Rubus.

Composición     

Se han identificado en la planta diversas sustancias, entre las que destacan elagitaninas y antocianinas, sustancias que confieren el color a los frutos y al conjunto de las plantas[1]. Las elagitaninas son biofenoles, con poder antioxidante y captador de radicales libres. Al parecer, el efecto antioxidante del Rubus Idaeus reside en estos compuestos, que desarrollan su actividad en forma no dependiente de la dosis aplicada[2].

Los frutos contienen 1-2 % de ácidos orgánicos, de los que más del 90 % es ácido cítrico. Además, en ellos se encuentran vitamina C, diferentes azúcares y pectina. Las semillas contienen un 24 % de aceite esencial. Las hojas contienen flavonoides, principalmente glucósidos de kaempferol, quercetina y taninos[3]. Los compuestos fenólicos en las hojas que, como se sabe, son antioxidantes, oscilan entre 4.8 y 12.0 mg de equivalentes de ácido gálico[4].

Se han caracterizado un número considerable de antocianinas, entre las que cabe destacar cianidin-3-soforósido, cianidin-3-(2(G)-glucosilrutinósido), cianidin-3-sambubiósido, cianidin-3-rutinósido, cianidin-3-xilosilrutinósido[5].

Aplicaciones tradicionales     

Además de ser comestible, se obtiene del fruto un jarabe oficinal muy perfumado. Los frutos del frambueso se utilizan como colorantes y modificadores del sabor. Las hojas son utilizadas en infusión como astringente.

Tradicionalmente las hojas se han utilizado como relajante uterino, como estimulantes y, en infusión, para el tratamiento de las diarreas y otros trastornos gastrointestinales. Algunos investigadores preconizan el posible uso de derivados de rubís idaeus como antibacterianos, para el tratamiento del dolor y la ansiedad[6]. No se dispone de información científica suficiente que avale esta posible utilidad de la planta.

La comisión E alemana ha incluido el frambueso entre las plantas no autorizadas, al no existir documentación que avale su eficacia.

En las Islas Británicas se daba a la embarazada regularmente una infusión de Rubus para aliviar el dolor de parto. Según parece, un compuesto aislado de la planta, la fragaxina, tendría un efecto relajante del útero. Popularmente se utilizaba en algunos lugares de Gran Bretaña como abortivo en los embarazos recientes, mientras que en otras zonas del mismo país se utilizaba justamente para lo contrario y tambien para las menstruaciones dolorosas.

Una infusión de hojas de frambueso ha sido utilizada también para el alivio sintomático de los procesos catarrales, a modo de aspirina. Esta misma infusión ha sido utilizada en Europa para facilitar el parto.

Se atribuyen tambien a la planta efectos carminativos y actividad espasmolítica, así como depurativa de la sangre.

Estudios experimentales     

Un estudio de harada et al[7] pone en evidencia que un derivado cetónico del frambuenso promueve el crecimiento del pelo en el cráneo y cara de ratones de laboratorio, aumentando tambien la elasticidad de la piel tras dos semanas de aplicación.

Las conclusiones de otro estudio experimental con el compuesto aromático (4-(4-hidroxifenil) butan-2-ona, una cetona componente del frambueso, de estructura química similar a la capsaicína, previene y mejora la obesidad y la infiltración grasa del hígado, que probablemente dependería, en opinión de los investigadores, del incremento de la lipólisis inducida por la norepinefrina en los adipocitos[8].

Un ensayo sobre íleo aislado de cobaya parece poner de manifiesto que al menos dos preparaciones de extracto de hojas de frambueso tendrían capacidad de relajar el intestino del animal de laboratorio[9].

Comparativamente con la tripsina, el extracto de Rubus idaeus tuvo una actividad antiinflamatoria mayor, evidenciada por el test de inhibición de la elastasa[10]. Otro indicio de actividad antiiflamatoria[11] ha sido puesto de manifiesto al demostrarse que las antocianinas del frambueso tenían un 45% de capacidad inhibitoria de la COX-2 a la concetración de 125 microg/ml. En opinión de los autores esta actividad sería comparable a la del ibuprofeno o naproxeno a la concentración de 10 microM.

Un estudio in vitro encuentra efectos antibacterianos en la planta[12].

Estudios clínicos     

No se dispone de información relevante a la fecha de esta revisión

Referencias     

1: Mullen W, McGinn J, Lean ME, MacLean MR, Gardner P, Duthie GG, Yokota T, Crozier A. Ellagitannins, flavonoids, and other phenolics in red raspberries and their contribution to antioxidant capacity and vasorelaxation properties. J Agric Food Chem. 2002 Aug 28;50(18):5191-6.
2: Viljanen K, Kylli P, Kivikari R, Heinonen M. Inhibition of protein and lipid oxidation in liposomes by berry phenolics. J Agric Food Chem. 2004 Dec 1;52(24):7419-24.
3: Gudej J. Kaempferol and quercetin glycosides from Rubus idaeus L. leaves. Acta Pol Pharm. 2003 Jul-Aug;60(4):313-5.
4: Venskutonis PR, Dvaranauskaite A, Labokas J. Radical scavenging activity and composition of raspberry (Rubus idaeus) leaves from different locations in Lithuania. Fitoterapia. 2007 Feb;78(2):162-5. Epub 2006 Nov 14.
5: Chen F, Sun Y, Zhao G, Liao X, Hu X, Wu J, Wang Z. Optimization of ultrasound-assisted extraction of anthocyanins in red raspberries and identification of anthocyanins in extract using high-performance liquid chromatography-mass spectrometry. Ultrason Sonochem. 2007 Sep;14(6):767-78.
6: Patel AV, Rojas-Vera J, Dacke CG. Therapeutic constituents and actions of Rubus species. Curr Med Chem. 2004 Jun;11(11):1501-12.
7: Harada N, Okajima K, Narimatsu N, Kurihara H, Nakagata N. Effect of topical application of raspberry ketone on dermal production of insulin-like growth factor-I in mice and on hair growth and skin elasticity in humans. Growth Horm IGF Res. 2008 Aug;18(4):335-44.
8: Morimoto C, Satoh Y, Hara M, Inoue S, Tsujita T, Okuda H. Anti-obese action of raspberry ketone. Life Sci. 2005 May 27;77(2):194-204.
9: Rojas-Vera J, Patel AV, Dacke CG. Relaxant activity of raspberry (Rubus idaeus) leaf extract in guinea-pig ileum in vitro. Phytother Res. 2002 Nov;16(7):665-8.
10: Johansson S, Göransson U, Luijendijk T, Backlund A, Claeson P, Bohlin L. A neutrophil multitarget functional bioassay to detect anti-inflammatory natural products. J Nat Prod. 2002 Jan;65(1):32-41.
11: Seeram NP, Momin RA, Nair MG, Bourquin LD. Cyclooxygenase inhibitory and antioxidant cyanidin glycosides in cherries and berries. Phytomedicine. 2001 Sep;8(5):362-9.
12: Rauha JP, Remes S, Heinonen M, Hopia A, Kähkönen M, Kujala T, Pihlaja K, Vuorela H, Vuorela P. Antimicrobial effects of Finnish plant extracts containing flavonoids and other phenolic compounds. Int J Food Microbiol. 2000 May 25;56(1):3-12.

Fecha de actualización de la página: 8 de marzo de 2009.

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.