Jueves 14 de Noviembre de 2019




Recomendaciones

En opinión de la mayoría de los expertos, los antiácidos del tipo de las sales de aluminio y magnesio son aceptables durante la lactancia materna, dada su pobre absorción, generalmente inferior al contenido en estos mismos metales en otros alimentos o complementos dietéticos. Así, el contenido de aluminio en la leche de mujer es inferior al de la leche de vaca y las leches comerciales para niños.

No se han comunicado efectos adversos relacionados con la administración de antiácidos a la madre.

Advertencia del fabricante:

Aunque se pueden excretar pequeñas cantidades de aluminio y magnesio por la leche materna, su concentración no es lo suficientemente elevada como para producir efectos adversos en el lactante. Uso aceptado, se recomienda evitar un uso crónico y/o excesivo.

Fecha de la última actualización: 07.05.08

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.