Miércoles 20 de Noviembre de 2019

Medicamentos
Como cuidar niños
Dieta sana
INFECCIONES POR EL VIRUS DEL HERPES

¿En que consisten las infecciones por el virus del herpes?     

El virus del herpes o herpesvirus es uno de los tipos de virus que comunmente infectan a los seres humanos. Dentro de esta clase de microorganismos, los virus del herpes de mayor frecuencia e importancia son el tipo 1, relacionado con infecciones no genitales y el tipo 2, estrechamente relacionado con infecciones genitales.

Las infecciones por el herpesvirus ocurren en todas las latitudes, en todos los climas y en todos los medios sociales, tanto de buen nivel de desarrollo como en zonas deprimidas.

El conjunto de infecciones relacionadas con el virus del herpes se transmiten por contacto de persona a persona, sin que existan reservas de virus en animales o estos actúen transportando los virus hacia otras personas. Una vez que el virus toma contacto con cualquier punto de la mucosa o bien de la piel no intacta de una persona susceptible de contraer la infección, penetra en el organismo de este nuevo paciente e inicia el proceso de multiplicación e invasión de los órganos y tejidos.

Se calcula que una cifra de personas superior al 30 % de la población sufre infecciones repetidas por el virus del herpes, constituyendo la principal fuente de infección para nuevos pacientes.

Un factor importante en la adquisición de la infección por el virus del tipo 1 es el estado socioeconómico y cultural. En nueve de cada diez personas de estado socioeconómico bajo se detectan anticuerpos frente al virus del herpes antes de cumplir los 10 años de vida. En el caso de la población de un nivel medio alto, esta prevalencia de infecciones por el virus del herpes disminuye a menos de la cuarta parte.

Por el contrario, la infección por el virus del tipo 2 se relaciona principalmente con el inicio de la actividad sexual, y, en particular, con el número de parejas sexuales. En el conjunto de la población, la presencia de anticuerpos frente al virus tipo 2 va en aumento conforme aumenta la edad.

Se considera que la infección genital por herpes es en sí misma un factor de riesgo para contraer una nfección por el virus de la inmunodeficiencia humana.

En la mujer embarazada, la infección recurrente por el virus del herpes tipo 2 es la forma mas frecuente de manifestarse esta infección. La transmisión al feto se puede producir en el momento del parto, incluso aunque la madre no presente síntomas. En el 70-80 % de los casos de infección del recien nacido por herpes neonatal la madre sufre la infección sin presentar síntomas.

¿Cómo se produce la infección?     

Cuando se produce el contacto íntimo entre la persona susceptible al virus y el paciente que está diseminando el virus, este se inocula ya sea en la piel o a través de una mucosa, y despues de un periodo de incubación de 4 a 6 días, el virus da lugar a sus lesiones características.

Una vez se ha contagiado el paciente, los virus del herpes alcanzan los tejidos nerviosos, desde donde se diseminan hacia las superficies cutáneas y mucosas siguiendo la trayectoria de los nervios sensitivos. Una vez en los tejidos cutaneomucosos, el virus reproduce las mismas lesiones que en el contagio inicial hasta que el paciente desarrolla sus propias defensas frente al virus.

Típicamente, el virus del herpes da lugar con frecuencia a infecciones latentes, que permanecen durante un tiempo variable sin actividad para reanudarse en forma de brote de mayor o menor duración. Los estímulos asociados con la reactivación incluyen el estrés, la menstruación, la exposición a la luz ultravioleta y otros peor caracterizados.

¿Cuales son las clases de infección?     

El virus del herpes da lugar a una variada gama de enfermedades, según donde se localicen sus manifestaciones. Desde la, generalmente benigna, infección de boca y faringe (gingivoestomatis herpética), pasando por las úlceraciones genitales, hasta cuadros graves de encefalitis herpética.

Gingivoestomatis herpética

La gingivoestomatitis herpética, causada casi siempre por el virus tipo 1, es una de las infecciones mas frecuentemente causadas por este microorganismo.

Aparece preferentemente en niños de menos de cinco años y cursa con fiebre elevada, dolor de garganta, hinchazón y enrojecimiento de faringe y amígdalas, así como la aparicion de ampollas en la cavidad bucofaríngea que rápidamente se transforman en úlceras. Suelen ser múltiples y dan lugar a considerables molestias en la boca y garganta. Los niños pequeños, que no pueden expresar su dolor ni tragar la saliva, suelen babear abundantemente.

Además del tratamiento antivírico, cuando está indicado, son utiles las medidas de alivio del dolor en la boca: Dieta blanda y preferentemente fría o templada (nunca caliente), evitando las comidas ácidas (vinagre, limon, fruta ácida) y aquellas que cueste masticar.

Como es bien conocido, el herpes puede ser repetitivo, localizándose alrededor de los orificios naturales de la cara; los labios, por lo general y mas raramente alrededor de la nariz o pabellones de las orejas. Con motivo de situaciones de fatiga inusual, estres, menstruación, exposición a la luz ultravioleta (sol, lámparas de bronceado), fiebre y otros desencadenantes, el herpes puede reproducir sus molestas manifestaciones.

Úlceras herpéticas genitales

El herpes genital está causado principalmente por el virus del tipo 2, aunque se encuentran cada vez con mayor frecuencia casos producidos por el virus del tipo 1.

La infección inicial en la mujer se extiende por los genitales externos, así como la vagina y el cuello del útero. En el hombre, las lesiones del herpes suelen afectar al glande, el prepucio o el pene. La lesiónes características son pequeñas ampollas que, al igual que en la gingivoestomatitis, se transforman rápidamente en pequeñas ulceraciones visibles a simple vista.

Tanto en el hombre como en la mujer, la infección inicial se acompaña de fiebre, malestar general, falta de apetito y ganglios aumentados de tamaño en ambas ingles. Pueden aparecer molestias al orinar, como dolor o dificultad para emitir la orina o incluso retención de la misma.

En ocasiones, la infección genital por herpes se acompaña de meningitis vírica, que generalmente cursa de forma benigna. El curso completo de la infección suele ser de dos o mas semanas hasta desaparecer completamente.

Al igual que las infecciones bucofaríngeas por el virus del tipo 1, el herpes genital puede ser recurrente. Se considera que el 60 % de los pacientes presentan un número variable de recaidas al año, desde una o dos a incluso varios brotes de herpes genital.

Úlceras herpéticas del ojo

La localización del herpes en el ojo da lugar a la temible queratoconjuntivitis herpética. Esta infección está causada generalmente por el virus tipo 1. Cursa de forma similar a otras queratoconjuntivitis, aunque con molestias que pueden ser intensas. La complicación mas importante de este proceso es que puede dar lugar a una pérdida de visión del ojo afectado.

¿Cómo se diagnostican?     

El diagnostico de sospecha puede establecerse por el aspecto de las lesiones y el curso clínico de la enfermedad. Sin embargo el diagnóstico cierto, necesario en algunos casos dudosos o de trascendencia clínica importante precisa el aislamiento del virus.

Siempre que sea posible, la inoculación del virus en determinados tipos de células y la observación de las lesiones características producidas por este puede dar excelentes resultados cuando el conocimiento del agente productor sea particularmente importante para el tratamiento del paciente.

Otros métodos de determinación del origen herpético incluyen el examen de las características de las células dañadas, como por ejemplo, la presencia de cuerpos de inclusión, la técnica de amplificación del ADN mediante PCR y otras pruebas de medida de anticuerpos en la sangre del paciente.

¿Cómo se tratan?     

Los medicamentos disponibles para el tratamiento del herpes son aciclovir, valaciclovir y famciclovir.

Cuando la infección es grave, como en el caso de la encefalitis por herpes, las infecciones herpéticas en recién nacidos, los pacientes con deficiencia inmunológicas previas (SIDA y otras) y los casos mas graves de herpes genital, el médico optará probablemente por administrar los medicamentos por vía intravenosa. En los restantes casos, el médico seguramente elegirá dar el medicamento por vía oral.

Última actualización de la página: 28 de mayo de 2010

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.