COOKIES:    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web  ACEPTAR Mas información
Miércoles 22 de Febrero de 2017

QUINAGOLIDA

Listados de especialidades     

Esta página contiene listados de especialidades farmacéuticas autorizadas del principio activo quinagolida en los países relacionados a continuación:

[Argentina ] [Bolivia ] [Chile ] [Colombia ] [Costa Rica ] [Ecuador ] [España ] [Estados Unidos-Puerto Rico ] [Guatemala ] [México ] [Perú ] [República Dominicana ] [Uruguay ] [Venezuela ]

Dada la naturaleza del mercado farmacéutico, algunas de las especialidades podrían no estar comercializadas, haber sido suspendidas o haber cambiado de nombre o composición, por lo que en ningun caso pueden tomarse decisiones basadas en la información contenida en la página. MEDIZZINE no se hace responsable de los posibles perjuicios derivados de la información proporcionada, que puede ser incompleta o desactualizada.

Indicaciones de uso     

La quinagolida pertenece a un grupo de medicamentos llamados inhibidores de la prolactina (hormona que produce, entre otros efectos, la secreción de leche).

Este medicamento está indicado en el tratamiento de la hiperprolactinemia (niveles elevados de prolactina en sangre producidos por un prolactinoma, tumor de la glándula hipofisaria o por un aumento anormal de los niveles de prolactina).

El principio activo quinagolida puede ayudar a disminuir el tamaño del prolactinoma o a disminuir su crecimiento.

Medizzine le recomienda que consulte a su medico si desconoce la razón por la que le ha prescrito quinagolida

Componentes de las presentaciones comerciales

Además del principio activo quinagolida clorhidrato, los demas componentes incluyen: lactosa, sílice coloidal anhidra, estearato de magnesio, hipromelosa, almidón de maiz y celulosa microcristalina.

Advertencia:

La composición de las distintas presentaciones puede variar de un país a otro. Le recomendamos que consulte la información proporcionada por su proveedor local.

Información importante     

Este medicamento contiene lactosa. Si su médico le ha informado que sufre una intolerancia a determinados azúcares, consulte con él antes de tomarlo.

Antes de tomar el medicamento     

No use quinagolida

Si es alérgico (hipersensible) a este principio activo o a cualquiera de los demás componentes de la especialidad farmacéutica que le han recetado. Si cree que puede ser alérgico, consulte a su médico.

Los síntomas de alergia pueden incluir

- Crisis de asma, con dificultad respiratoria, respiración con silbidos audibles o respiración rápida.
- Hinchazón mas o menos brusca de cara, labios, lengua u otro lugar del cuerpo. Es especialmente crítica si afecta a las cuerdas vocales.
- Urticaria, picor, erupción cutánea
- Shock anafiláctico (Pérdida de conocimiento, palidez, sudoración, etc).

Tampoco debe tomar este medicamento

- Si sufre trastornos graves de la función hepática o renal.
- Si está embarazada o está en periodo de lactancia.

Si esta situación le es aplicable a usted o no está seguro/a de ello, dígaselo a su médico antes de tomar este medicamento.

Tenga especial cuidado con quinagolida

- El tratamiento con quinagolida puede restablecer la fertilidad, por lo que si no desea quedarse embarazada deberá utilizar un método anticonceptivo.
- Si usted padece o ha padecido psicosis, informe a su médico. Éste debe sopesar cuidadosamente los riesgos frente a los beneficios, ya que puede producir un deterioro o una reaparición de los síntomas.
- El tratamiento con este medicamento puede producirle hipotensión brusca (descenso de la presión sanguínea) especialmente al inicio del tratamiento o después de aumentar la dosis y, de esta forma, afectar al tiempo de reacción, hasta el punto de que la capacidad para conducir o manejar maquinaria puede verse afectada. Si la disminución de la presión sanguínea llegase a producir un cuadro sincopal (desmayo), se deberá colocar al paciente en posición horizontal con las piernas elevadas. Para prevenir esto deberá controlarse la presión sanguínea tumbado y de pie al inicio del tratamiento y cuando aumente la dosis.
- El tratamiento con quinagolida también puede producirle náuseas, vómitos, vértigos y dolor de cabeza sobre todo al principio del tratamiento o después de aumentar la dosis. Para prevenir estos efectos adversos el tratamiento debe iniciarse gradualmente con la ayuda del envase de 25-50 microgramos/día. Si fuese necesario, su médico le podrá prescribir un medicamento para prevenirle las náuseas y los vómitos.
- Si en ocasiones se duerme de forma repentina a lo largo del día (episodios de sueño repentino) o experimenta un amodorramiento excesivo (somnolencia) durante el día, deberá consultar con su médico. Antes de iniciar el tratamiento con quinagolida, deben realizar las pruebas apropiadas, teniendo en cuenta las contraindicaciones y precauciones especiales de empleo anteriormente mencionadas.

Recuerde que el médico le ha recetado este medicamento sólo a usted. Nunca debe dárselo a otra persona.

En caso de duda, consulte con su médico.

Uso de otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los productos de plantas medicinales o los adquiridos sin receta.

Hasta la fecha, no se han observado interacciones entre quinagolida y otros medicamentos, sin embargo debería informar a su médico si esta tomando algunos de los siguientes medicamentos:

- Fármacos antidopaminérgicos (para el tratamiento de problemas psiquiátricos o problemas digestivos)
- Fármacos antihistamínicos (para el tratamiento de alergias).

Uso de quinagolida con alimentos y bebidas

No debe tomar alcohol mientras esté en tratamiento con quinagolida, porque puede alterar la acción de este medicamento.

Situaciones fisiológicas especiales

Embarazo y lactancia

Consulte siempre con su médico o farmacéutico antes de tomar un medicamento durante el embarazo o la lactancia.

Quinagolida no debe ser utilizado durante el embarazo. Si se queda embarazada o desea quedarse embarazada mientras está tomando esta medicina, hágaselo saber a su médico.

Normalmente la quinagolida inhibe la secreción de leche pero, si a pesar de tomar el medicamednto, siguiera segregando leche, no debe seguir con la lactancia durante el tratamiento.

Niños:

No se recomienda su utilización en niños porque no se ha establecido su eficacia y seguridad de uso sobre este grupo de población.

Ancianos:

No se recomienda su utilización en personas de edad avanzada porque no se ha establecido su eficacia y seguridad de uso sobre este grupo de edad.

Conducción y uso de máquinas

No conduzca porque el tratamiento con quinagolida puede afectar la capacidad para conducir o manejar maquinas, ya que puede causar somnolencia (adormecimiento excesivo). Por ello, no debe conducir vehículos o realizar actividades en las que una falta de atención pueda ponerle a Vd. o a los demás en peligro de muerte o de daño grave (p. ej., utilización de maquinaria), a no ser que Vd. haya conseguido superar la somnolencia.

Para evitar este problema debería tomar este medicamento a la hora de acostarse.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

Consejos de utilización de quinagolida     

Siga exactamente las instrucciones de administración de quinagolida indicadas por su médico. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas. Siga sus instrucciones con preferencia a las indicadas en esta página web, que pueden ser diferentes. Pida a su médico que le aclare cualquier cuestión que no entienda, contenida en el folleto de instrucciones que acompaña al medicamento.

La quinagolida debe administrarse una vez al día y únicamente a la hora de acostarse, con algo de comida, para evitar la aparición de efectos adversos como náuseas y vómitos.

La dosis de medicamento dependerá de su efecto sobre la reducción del nivel de prolactina.

A partir del 7º día, transcurrida la fase inicial, la dosis recomendada es de 75 microgramos/día. Si es necesario la dosis diaria puede incrementarse paulatinamente hasta alcanzar la respuesta individual óptima.

La dosis de mantenimiento habitual varía entre 75 y 150 microgramos/día. Algunos pacientes pueden necesitar dosis de 300 microgramos/día o más.

Su médico le indicará la duración de su tratamiento con quinagolida.No suspenda el tratamiento sin antes consultar a su médico.

Si cree que el efecto de la medicina es demasiado fuerte o excesivamente débil consulte con su médico.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico.

A tener en cuenta mientras toma quinagolida     

Si se queda embarazada, consulte de inmediato con su médico.

Si un médico le prescribe algún otro medicamento, hágale saber que recibe quinagolida.

Compruebe con su médico regularmente la evolución del trastorno que motiva la administración de quinagolida. Tal vez exista alguna razón que le ha impedido recibir adecuadamente las dosis indicadas e induzca a su médico a conclusiones erróneas acerca del tratamiento.

No debe reiniciar por propia iniciativa el tratamiento con quinagolida sin antes consultar con su médico, ni recomendar su toma a otra persona, aunque parezca tener los mismos síntomas que usted. Tampoco es recomendable que interrumpa o reduzca la dosis sin antes considerar la opinión de su médico.

Si durante el tratamiento con quinagolida se encuentra mal, consulte de forma inmediata con su médico.

Si usa más medicamento del que debiera

Si cree que usted ha tomado más medicamento del que debiera, informe a su médico o farmacéutico inmediatamente.

No se conocen casos de sobredosificación aguda con los comprimidos de quinagolida, sin embargo, se puede esperar que se produzcan náuseas severas, vómitos, dolor de cabeza, vértigo, somnolencia, alucinaciones, reducción de la tensión arterial y posiblemente colapso.

En caso de sobredosis o ingestión accidental, consultar al Servicio de Información Toxicológica de su país.

Si olvidó tomar el medicamento

Tómese la dosis olvidada cuanto antes, excepto si quedan menos de 4 horas antes de la siguiente dosis. En este caso tome la siguiente dosis a la hora que le correspondía.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico.

Efectos secundarios de quinagolida     

Al igual que todos los medicamentos, quinagolida puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Los efectos adversos que se indican a continuación, son en general leves y ocurren con mayor frecuencia durante los primeros días de tratamiento o al aumentar la dosis, desapareciendo con la continuación del mismo:

Trastornos de la nutrición:

Frecuentes (menos de un 1 por cada 10 pero más de 1 por cada 100): anorexia (perdida de apetito).

Trastornos psiquiátricos:

Muy raros (menos de un 1 por cada 10.000): psicosis aguda que desaparece al suspender el tratamiento.

Trastornos del sistema nervioso:

Muy frecuentes (igual o más de un 1 por cada 10): dolor de cabeza.

Trastornos cardiovasculares:

Frecuentes (menos de un 1 por cada 10 pero más de 1 por cada 100): hipotensión ortostática (disminución de la presión arterial cuando se adopta la posición vertical) dando como resultado un desmayo. Por ello su médico le controlará la presión sanguínea durante los primeros días de tratamiento.

Trastornos gastrointestinales:

Muy frecuentes (igual o más de un 1 por cada 10): náuseas y vómitos.

Frecuentes (menos de un 1 por cada 10 pero más de 1 por cada 100): dolor de estómago, estreñimiento o diarrea.

Trastornos generales:

Muy frecuentes (igual o más de un 1 por cada 10): vértigo y fatiga.

Frecuentes (menos de un 1 por cada 10 pero más de 1 por cada 100): insomnio, hinchazón, congestión nasal, sofocos.

Muy raros (menos de un 1 por cada 10.000): somnolencia.

En el caso de los medicamentos que incrementan la acción en el organismo de una sustancia química denominada dopamina, entre los que se encuentra quinagolida, se han descrito trastornos psicóticos y otros trastornos psiquiátricos, tales como depresión, ansiedad, trastornos del sueño, trastornos del deseo sexual y adicción al juego.

Si observa cualquier otra reacción no descrita en esta página web o en el prospecto que acompaña al envase, consulte a su médico o farmacéutico.

Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave, informe a su médico o farmacéutico.

Especialidades conteniendo quinagolida     

[Argentina ] [Bolivia ] [Chile ] [Colombia ] [Costa Rica ] [Ecuador ] [España ] [Estados Unidos-Puerto Rico ] [Guatemala ] [México ] [Perú ] [República Dominicana ] [Uruguay ] [Venezuela ]

Advertencia:

Salvo excepciones, que se indican expresamente, estos listados no incluyen las asociaciones del principio activo con otros medicamentos ni los envases de uso clínico.

En Argentina:

Información no disponible

En Bolivia:

Información no disponible

En Chile:

Información no disponible

En Colombia:

NORPROLAC 25 mcg, 10 tabletas
NORPROLAC 75 mcg, 7 y 14 tabletas

En Costa Rica:

NORPROLAC 25/50 mcg, 3 comprimidos de 25 y 3 de 50 mcg
NORPROLAC 75 mcg, 30 comprimidos

En Ecuador:

NORPROLAC 75 mcg, 30 comprimidos

En España:

NORPROLAC, 3 comprimidos de 25 mcg + 3 comprimidos de 50 mcg
NORPROLAC 75 mcg, 30 comprimidos
PRODELION, 3 comprimidos de 25 mcg + 3 comprimidos de 50 mcg
PRODELION 75 mcg, 30 comprimidos
PRODELION 150 mcg, 30 comprimidos

En Estados Unidos y Puerto Rico:

Información no disponible

En Guatemala:

NORPROLAC, 3 comprimidos de 25 mcg + 3 comprimidos de 50 mcg
NORPROLAC 75 mcg, 30 tabletas

En México:

NORPROLAC 25 mcg, 9 comprimidos
NORPROLAC 75 mcg, 10, 20 y 30 comprimidos

En Perú:

Información no disponible

En República Dominicana:

NORPROLAC 25 mcg, comprimidos
NORPROLAC, 3 comprimidos de 25 mcg + 3 comprimidos de 50 mcg
NORPROLAC 75 mcg, comprimidos

En Uruguay:

Información no disponible

En Venezuela:

Información no disponible

Fecha de actualización de la página: 5 de octubre de 2008.

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.