Jueves 24 de Enero de 2019

Enebro (Juniperus comunis)

Introducción     

Enebro (<em>Juniperus Communis</em>)

El enebro (Juniperus communis) es una planta medicinal conocida y utilizada desde la antiguedad. De la planta, describe Discórides, existen una especie grande y otra pequeña; este autor asegura que ambos calientan y adelgazan. Afirma también que el enebro es diurético, sirve para ahuyentar las fieras venenosas, es estomacal, eficaz contra las afecciones del pecho, toses, flatulencias, retortijones de tripas y venenos de fieras.

Otro uso muy antiguo de esta planta, hasta el punto de que fue recomendado por Hipócrates, fue como fumigante. Se quemaban las ramas verdes y, en algunos casos, tambien las bayas, para purificar el aire de las habitaciones donde estaban los enfermos o para prevenir la diseminación de infecciones. Una derivación de este uso consistia en la masticación de bayas como una precaución adicional para prevenir el contagio de infecciones.

Descripción     

El Juniperus communis es un arbusto de hasta 3 metros de altura, de crecimiento lento, de aspecto fusiforme o en vaso. Presenta hojas persistentes, aciculares, cortas y punzantes,reunidas en grupos de 3, formando espirales.

La floración se produce en primavera, presentando pequeñas flores de color amarillo. A partir del tercer año, da frutos durante el otoño en forma de bayas de 0,5-1,3 cm, que tardan en madurar unos 18 meses. Estos frutos, cuando estan maduros tiene un color negro verdoso.

Juniperus communis, el enebro, es la planta leñosa de más amplia distribución: se extiende desde las frías regiones del hemisferio norte hasta las zonas montañosas árticas en Norteamérica, Europa y Asia.

Aunque puede encontrarse en numerosos biotopos, prefiere los terrenos secos y pedregosos.

Usos tradicionales     

Clásicamente está considerado tónico estomacal, carminativo y rubefaciente. El enebro actuaría en sentido favorable sobre el apetito y la digestión, por lo que ha venido siendo utilizado en caso de indigestiones. Las bayas, empleadas mayoritariamente en infusión se utilizaban como diurético siendo utilizadas por esta razón en la hidropesía y enfermedades del riñón. También se usaba como antiséptico de las vías urinarias en casos de cistitis.

En algunas culturas ha sido considerado abortivo. Hay testimonios de su utilización como remedio para el alivio de diversos reumatismos y lumbago, tanto en aplicación externa en forma de linimento como en aplicación interna en forma de aceite (dos o tres gotas en un terrón de azúcar). En los Highlands británicos se empleaba en los dolores dentarios infantiles.

En uso externo, la tintura de ramas venía siendo recomendada contra distintas enfermedades cutáneas, incluyendo psoriasis y alopecia.

El enebro entra en la composición de diversos licores. entre ellos la ginebra, a la que confiere aroma.

Esta planta tiene una actividad antioxidante elevada, valorada por el contenido en compuestos fenólicos[1]. Se ha utilizado también como preservativo de alimento o condimento[2].

Los Carrier, unos pobladores de los bosques subboreales del territorio canadiense, de lengua athapaskan, utilizan también desde tiempo inmemorial el juniperus communis como recurso terapéutico[3].

Otros usos tradicionales incluyen las mordeduras de serpiente y la epilepsia, como estimulante general o como limpiador del organismo.

El uso veterinario del enebro ha tenido también una gran tradición. Así, hay constancia de su uso como insecticida, como antihelmíntico en aplicación interna, tónico para caballos, para eliminar las pulgas y para trastornos del oído en gatos y perros en la Columbia Británica[4][5].

Composición     

La planta entera, y las bayas en particular, contienen un aceite esencial rico en alfapineno, cadineno, camfeno y terpenol. Las bayas contienen un principio amargo, ácidos orgánicos y un 30 % de azúcares.

La junionona es un derivado monoterpénico olfatoriamente interesante de las bayas de enebro[6]. La composición fenólica de las bayas de enebro incluye hasta 16 compuestos flavonoides diferentes, como isiscutellareina, 8-hidroxiluteolina o glucósidos de hipoaletina, seis biflavonoides (amentoflavona, hinoquiflavona, cupressoflavona y metilflavonas)[7]. El contenido en flavonas oscila entre 1,4 y 3,79 mg/g de pulpa fresca.

En otro análisis se aislaron cinco diterpenos, incluyendo un nuevo labdanoditerpeno[8].

La extracción supercrítica a alta presion mediante CO2 permitió detectar hasta 200 constituyentes en el extracto[9].

En las partes aéreas de la variedad depressa[10] se han aislado dos neolignanoglucósidos, los junipercomnósidos A y B no identificados con anterioridad.

En el aceite esencial de enebro, el grueso de los componentes lo incluyen alfapineno(27%), betapineno(18%), sabineno (13%), germacreno-D (10%), mirceno(9%),limoneno (5.5%),y otras entidades químicas, como delta-3-careno y betafelandreno. Aunque se han identificado hasta 105 sustancias diferentes, 77 constituyen mas del 93 % del total[11][12][13][14].

Estudios clínicos     

No se dispone de información relevante a la fecha de esta revisión.

Seguridad de uso     

El enebro es utilizado, además de la industria licorera y como planta medicinal, por parte de la industria cosmética. Un riguroso análisis de los datos disponibles sobre este uso concluye que los datos disponibles son insuficientes para respaldar la seguridad de uso del enebro en la formulación de productos cosméticos[15].

No se dispone de estudios similares en otras áreas de aplicación.

Estudios experimentales     

Advertencia al lector

Las conclusiones de los distintos estudios experimentales no son directamente aplicables al ser humano, ni deben servir de base para argumentar a favor de su aplicación a personas. Por el contrario, ni la fisiología animal ni las condiciones de cada experimento, ni las dosis aplicadas, que resultan inaceptables en el hombre, permiten obtener conclusiones para su aplicación directa.

Propiedades antibacterianas

Algunos estudios experimentales han explorado las propiedades antibacterianas del enebro. En un ensayo, el extracto pareció demostrar capacidad antibacteriana frente a Gram positivas[16]. En otro estudio, el aceite esencial de enebro mostro actividad bactericida frente a Gram positivas y negativas, con valores de CMI que oscilaron entre 8 y 70 % (V/V), así como una fuerte actividad contra levaduras y dermatofitos[13]. Otro modelo experimental, llevado a cabo con aceite de enebro muestra resultados similares, aunque atribuyen el efecto bactericida y fungicida a una alta concentración de alfapineno, p-cimeno y betapineno[17].

En otro estudio, el extracto metanólico de juniperus communis inhibió el crecimiento de Mycobacterium tuberculosis[18].

Pese a lo antedicho, parece que las propiedades antibacterianas no estarían tan claras. Así, los datos expuestos se contradicen con los de otro estudio, donde se verificó el efecto antibacteriano y antifúngico del enebro junto con el de otras plantas medicinales frente a Candida, estafilococo, E.Coli y pseudomonas. Los resultados obtenidos muestran un efecto inhibitorio no significativo sobre el crecimiento bacteriano[14].

Propiedad antinociceptiva y antiinflamatoria

Junto con otras plantas relacionadas, el extracto metanólico de hojas y bayas de enebro mostró actividad antiinflamatoria en un experimento clásico como el edema inducido por carragenina y también en el también conocido edema inducido por PGE [19].

Efecto antitumoral

Algunos datos experimentales indican un posible efecto inhibidor sobre algunas estirpes celulares tumorales, como la linea MCF-7/AZ de células de cáncer de mama[20], así como otras líneas celulares procedentes de carcinoma de colon o miosarcomas[21].

Efecto antifungico

En un estudio se atribuye a un componente del enebro, el delta-3-careno, el efecto antifúngico frente a diversas cepas de dermatofitos[22].

Actividad inhibitoria de la lipasa

Un estudio detecta un efecto inhibidor de la lipasa por parte del enebro, con valores de CI50 de 20.4 microg/mL[23].

Efecto abortivo / anticonceptivo

Parece bien establecido que el ganado que consume enebro puede sufrir sus efectos abortivos[24], lo que ha podido ser constatado en modelos experimentales en ratas albinas, sobre cuyo grado de fertilidad también parece influir[25]. Se ha identificado el agente abortivo con el ácido isocuprésico[26].

Datos de un estudio experimental sugieren que Juniperus communis presenta una notable actividad antiimplantacion del embrión en el útero[27].

Efecto antidiabético

En la diabetes experimental provocada por aloxano en el ratón, se ha detectado una disminucion de los niveles de glucosa y fructosamina en los ratones tratados con enebro[28]. En otro estudio similar, en ratones con diabetes provocada por estreptozocina, los animales tratados con 125 mg de decocción de bayas de enebro por kg de peso tuvieron un menor índice de mortalidad, unas cifras menos elevadas de glucosa en sangre, menor polidipsia y una menor pérdida de peso que los controles, que podría deberse a un efecto periférico de lo o los componentes responsables de la acción[29][30].

Uso clínico     

En España se encuentran disponibles los siguientes preparados comerciales conteniendo enebro, todos para aplicación local.

EMOLYTAR SOLUCIÓN (antipsoriásico conteniendo, además de aceite de enebro, brea de hulla, alquitrán de pino y extracto de aceite de cacahuete)

FONITAR CHAMPÜ (un compuesto similar al anterior, con la adición de piritionato de zinc, para pitiriasis del cuero cabelludo)

POLYTAR CHAMPÜ (uso semejante al anterior, con los mismos componentes que el primer preparado).

Referencias     

1: Al-Mustafa AH, Al-Thunibat OY. Antioxidant activity of some Jordanian medicinal plants used traditionally for treatment of diabetes. Pak J Biol Sci. 2008 Feb 1;11(3):351-8.
2: Luczaj L, Szymanski WM. Wild vascular plants gathered for consumption in the Polish countryside: a review. J Ethnobiol Ethnomed. 2007 Apr 15;3:17.
3: Ritch-Krc EM, Thomas S, Turner NJ, Towers GH. Carrier herbal medicine: traditional and contemporary plant use. J Ethnopharmacol. 1996 Jun;52(2):85-94.
4: Lans C, Turner N, Khan T, Brauer G. Ethnoveterinary medicines used to treat endoparasites and stomach problems in pigs and pets in British Columbia, Canada. Vet Parasitol. 2007 Sep 30;148(3-4):325-40.
5: Lans C, Turner N, Khan T. Medicinal plant treatments for fleas and ear problems of cats and dogs in British Columbia, Canada. Parasitol Res. 2008 Sep;103(4):889-98.
6: Lovchik MA, Fráter G, Goeke A, Hug W. Total synthesis of junionone, a natural monoterpenoid from Juniperus communis L., and determination of the absolute configuration of the naturally occurring enantiomer by ROA spectroscopy. Chem Biodivers. 2008 Jan;5(1):126-39.
7: Innocenti M, Michelozzi M, Giaccherini C, Ieri F, Vincieri FF, Mulinacci N. Flavonoids and biflavonoids in Tuscan berries of Juniperus communis L.: detection and quantitation by HPLC/DAD/ESI/MS. J Agric Food Chem. 2007 Aug 8;55(16):6596-602.
8: Martin AM, Queiroz EF, Marston A, Hostettmann K. Labdane diterpenes from Juniperus communis L. berries. Phytochem Anal. 2006 Jan-Feb;17(1):32-5.
9: Barjaktarovic B, Sovilj M, Knez Z. Chemical composition of Juniperus communis L. fruits supercritical CO2 extracts: dependence on pressure and extraction time. J Agric Food Chem. 2005 Apr 6;53(7):2630-6.
10: Nakanishi T, Iida N, Inatomi Y, Murata H, Inada A, Murata J, Lang FA, Iinuma M, Tanaka T. Neolignan and flavonoid glycosides in Juniperus communis var. depressa. Phytochemistry. 2004 Jan;65(2):207-13.
11: Cosentino S, Barra A, Pisano B, Cabizza M, Pirisi FM, Palmas F. Composition and antimicrobial properties of Sardinian Juniperus essential oils against foodborne pathogens and spoilage microorganisms. J Food Prot. 2003 Jul;66(7):1288-91.
12: Chatzopoulou PS, Katsiotis ST. Study of the Essential Oil from Juniperus communis "Berries" (Cones) Growing Wild in Greece. Planta Med. 1993 Dec;59(6):554-6.
13: Pepeljnjak S, Kosalec I, Kalodera Z, Blazevic N. Antimicrobial activity of juniper berry essential oil (Juniperus communis L., Cupressaceae). Acta Pharm. 2005 Dec;55(4):417-22.
14: Angioni A, Barra A, Russo MT, Coroneo V, Dessi S, Cabras P. Chemical composition of the essential oils of Juniperus from ripe and unripe berries and leaves and their antimicrobial activity. J Agric Food Chem. 2003 May 7;51(10):3073-8.
15: Final report on the safety assessment of Juniperus communis Extract, Juniperus oxycedrus Extract, Juniperus oxycedrus Tar, Juniperus phoenicea extract, and Juniperus virginiana Extract. Int J Toxicol. 2001;20 Suppl 2:41-56.
16: Miceli N, Trovato A, Dugo P, Cacciola F, Donato P, Marino A, Bellinghieri V, La Barbera TM, Gu¨venc¸ A, Taviano MF. Comparative Analysis of Flavonoid Profile, Antioxidant and Antimicrobial Activity of the Berries of Juniperus communis L. var. communis and Juniperus communis L. var. saxatilis Pall. from Turkey. J Agric Food Chem. 2009 Jul 6.
17: Filipowicz N, Kaminski M, Kurlenda J, Asztemborska M, Ochocka JR. Antibacterial and antifungal activity of juniper berry oil and its selected components. Phytother Res. 2003 Mar;17(3):227-31.
18: Jimenez-Arellanes A, Meckes M, Ramirez R, Torres J, Luna-Herrera J. Activity against multidrug-resistant Mycobacterium tuberculosis in Mexican plants used to treat respiratory diseases. Phytother Res. 2003 Sep;17(8):903-8.
19: Akkol EK, Güvenç A, Yesilada E. A comparative study on the antinociceptive and anti-inflammatory activities of five Juniperus taxa. J Ethnopharmacol. 2009 Jun 6.
20: Van Slambrouck S, Daniels AL, Hooten CJ, Brock SL, Jenkins AR, Ogasawara MA, Baker JM, Adkins G, Elias EM, Agustin VJ, Constantine SR, Pullin MJ, Shors ST, Kornienko A, Steelant WF. Effects of crude aqueous medicinal plant extracts on growth and invasion of breast cancer cells. Oncol Rep. 2007 Jun;17(6):1487-92.
21: Bayazit V. Cytotoxic effects of some animal and vegetable extracts and some chemicals on liver and colon carcinoma and myosarcoma. Saudi Med J. 2004 Feb;25(2):156-63.
22: Cavaleiro C, Pinto E, Gonçalves MJ, Salgueiro L. Antifungal activity of Juniperus essential oils against dermatophyte, Aspergillus and Candida strains. J Appl Microbiol. 2006 Jun;100(6):1333-8.
23: Kim HY, Kang MH. Screening of Korean medicinal plants for lipase inhibitory activity. Phytother Res. 2005 Apr;19(4):359-61.
24: Lee ST, Gardner DR, Garrosian M, Panter KE, Serrequi AN, Schoch TK, Stegelmeier BL. Development of enzyme-linked immunosorbent assays for isocupressic acid and serum metabolites of isocupressic acid. J Agric Food Chem. 2003 May 21;51(11):3228-33.
25: Markó G, Gyuricza V, Bernáth J, Altbacker V. Essential oil yield and composition reflect browsing damage of junipers. J Chem Ecol. 2008 Dec;34(12):1545-52.
26: Gardner DR, Panter KE, James LF, Stegelmeier BL. Abortifacient effects of lodgepole pine (Pinus contorta) and common juniper (Juniperus communis) on cattle. Vet Hum Toxicol. 1998 Oct;40(5):260-3.
27: Prakash AO, Saxena V, Shukla S, Tewari RK, Mathur S, Gupta A, Sharma S, Mathur R. Anti-implantation activity of some indigenous plants in rats. Acta Eur Fertil. 1985 Nov-Dec;16(6):441-8.
28: Petlevski R, Hadzija M, Slijepcevic M, Juretic D. Effect of 'antidiabetis' herbal preparation on serum glucose and fructosamine in NOD mice. J Ethnopharmacol. 2001 May;75(2-3):181-4.
29: Sánchez de Medina F, Gámez MJ, Jiménez I, Jiménez J, Osuna JI, Zarzuelo A. Hypoglycemic activity of juniper "berries". Planta Med. 1994 Jun;60(3):197-200.
30: Swanston-Flatt SK, Day C, Bailey CJ, Flatt PR. Traditional plant treatments for diabetes. Studies in normal and streptozotocin diabetic mice. Diabetologia. 1990 Aug;33(8):462-4.

Fecha de actualización de la página: 24 de julio de 2009.

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.