Jueves 24 de Enero de 2019

Toronjil o melisa (Melissa Officinalis)

Descripción     

Toronjil(<em>Melissa officinalis</em>)

La melisa o toronjil es una planta medicinal conocida y utilizada desde la antigüedad. Su nombre procede del griego melissóphyllo que quiere decir "hoja de abeja".

Dioscórides recomienda las hojas bebidas con vino, en decocción o aplicadas en cataplasma contra las picaduras de escorpiones y tarántulas y las mordeduras de perro.

Este autor afirma que resulta útil en baños de asiento para provocar la menstruación y en cataplasma contra los dolores articulares.

El toronjil o melisa (Melissa officinalis) es una planta perenne de la familia de las lamiaceas originaria del área mediterránea, donde resulta endémica. De este área geográfica se ha difundido al resto del Europa.

La planta crece de forma espontánea o asilvestrada en prados, riberas, claros de zonas boscosas e incluso en zonas de cultivo. La melisa tiene tallos rastreros de hasta 75-80 cm de altura y difunde un intenso olor a limón, que justifica el nombre de hoja de limon con que se conoce en ciertos lugareslo que le ha proporcionado el nombre de hoja de limón. En invierno suele perder las ramas, conservando únicamente el tallo. Sin Salvo en climas cálidos, pierde el ramaje en invierno, volviendo a brotar a comienzos de primavera.

Florece durante la estación cálida, mediante elementos florales de color blanquecino de menos de 15 milímetros de diámetro, ricos en néctar. Al final de esta estación se forman los frutos, que tambien desprenden un olor similar al del limón.

Composición     

El aceite volátil (0,1-0,2%) de la planta se compone principalmente de neral y geranial, junto con pequeñas cantidades de terpenos y óxido de cariofileno. La planta también contiene flavonoides, incluyendo cimarósido, cosmosiina, ramnocitrina e isoquecitrina, ácidos triterpénicos, incluyendo ácido ursólico, ácido rosmarico y glucósidos de los componentes fenólicos o alcohólicos.

La melisa es rica en derivados polifenólicos, lo que le confiere una alta capacidad antioxidante[1]. La concentración de derivados polifenólicos alcanza el 9% de la planta, expresado en ácido caféico. Se han identificado6 compuestos polifenólicos:los ácidos caftárico, cafeíco, p-curarínico y ferúlico, ademas de luteolina y apigenina[2].

La concentración de flavonoides alcanza, según algunos estudios publicados el 0,64%[2]. El flavonoide de mayor concentración es el luteolin-3'-O-beta-glucorónido[3].

Usos tradicionales     

Clásicamente se atribuyen a esta planta acciones antiespasmódicas, antialérgicas, antidepresivas y antivirales, utilizándose en neurosis de ansiedad, excitación nerviosa, papitaciones, jaquecass e hipertiroidismo.

La Comisión E alemana autoriza su uso en trastornos nerviosos que afectan al sueño y molestias funcionales gastrointestinales. La British Herbal Pharmacopoeia recomienda su uso como sedante y antiviral tópico.

Como sedante sólo resulta útil la hierba fresca, dada la volatilidad del aceite esencial y su escasa concentración en la planta.

También se emplea popularmente para la reanimación de desmayados, para tratamientos caseros de las palpitaciones y taquicardia y como tranquilizante[4].

Otros usos incluyen su empleo como antiviral para el herpes simple y como repelente de mosquitos, que se supone no produciría efectos adversos en estos grupos de edad, aunque no hay estudios controlados que permitan asegurarlo.

La melisa se emplea tambien en medicina veterinaria para tratar la agitación y el dolor en rumiantes[5].

Para fines medicinales, la planta se consume en infusión. El extracto acuoso en caliente se emplea tambien localmente para el tratamiento del herpes simple. Una preparación oral en gotas de un extracto estandartizado de melisa se ha utilizado para el tratamiento de la enfermedad de alzheimer.

El extracto acuoso de la planta se utiliza en aromaterapia.

El uso de melisa esta extendido a lo largo de todo el mundo, especialmente en el medio rural mediterraneo[6].

Estudios clínicos     

Herpes labial recurrente:

Un estudio randomizado, doble ciego frente a placebo valora la influencia de una preparacón tópica de melisa en 32 pacientes con herpes recurrente durante un brote agudo. Los resultados, aunque favorables, son escasamente demostrativos, sin apuntar, además, datos indicativos de la evolución a medio y largo plazo de las recurrencias[7].

Rendimiento cognitivo y estado de ánimo:

Varios estudios exploratorios, llevados a cabo en un reducido número de voluntarios sanos, podrían ser indicativos de una mejoría del rendimiento cognitivo y del estado de animo con altas dosis del extracto de melisa. Se trata de ensayos preliminares que necesitarían otros estudios de mayor duración y mejor metodológía[4].

Un ensayo doble ciego, comparativo frente a placebo, con 42 pacientes en cada brazo del estudio, de 4 meses de duración parece mostrar una mejoría significativa del puntaje del ADAS-cog y el CDR en el grupo tratado con melisa[8]. Sin embargo, estos resultados requerirían ser corroborados con ulteriores y mas amplios estudios antes de concluir que el extracto de melissa officinalis resulta significativamente superior al placebo, dado lo reducida de la muestra y la brevedad del periodo de observación.

Un ensayo publicado en 2002, que investigó el efecto terapéutico de la aromaterapia con melissa officinalis frente a un placebo inerte e inodoro (aceite de girasol) sobre la demencia con agitación severa, mostro diferencias significativas después de un tratamiento de cuatro semanas de duración. Los pacientes tratados con melisa mostraron una mejoria notable del estado de agitación en comparación con el placebo administrado[9]. Este estudio resulta objetable, como mínimo por la ostensible diferencia existente entre el placebo y el tratamiento con la planta.

En 2002, un estudio randomizado, doble ciego, cruzado frente a placebo, sobre un reducido número de voluntarios sanos, analiza el efecto agudo de diferentes posologías de un extracto estandartizado de melissa officinalis sobre la capacidad cognitiva y el estado de ánimo. Según los resultados de este estudio, a partir de dosis de 600 mg de melisa se registra una mejoría de la atención y la memoria, así como una mayor calma autoreferida por los pacientes[10].

Otro estudio sobre 18 voluntarios sanos, publicado en 2004, concluye que el extracto estandartizado de melissa parecen mejorar el efecto negativo del DISS, un test que mide el estres, registrándose una diferencia significativa de la calma autorreportada y del estado de alerta, con un aumento de la velocidad de procesamiento matemático[11].

Otros efectos

Una combinación de melisa y valeriana produjo una mejoría del estres experimental en voluntarios sanos, aunque con dosis elevadas de estos extractos, los resultados fueron discordantes[12].

Un estudio randomizado, controlado y doble ciego frente a placebo analiza la infuencia de melissa officinalis en el cólico del lactante[13]. Sin embargo, el extracto motivo del estudio incluye otras dos plantas medicinales mas, lo que impide extraer datos acerca de aquella otra. Circunstancias similares concurren en otro estudio sobre colon irritable[14].

Conclusiones:

Pese a que comparativamente esta planta dispone de mas estudios clínicos que la mayoría, las observaciones disponibles son insuficientes para poder concluir que los extractos de melisa poseen las propiedades que se le atribuyen. Bien sea por tratarse, en la mayoría de los trabajos publicados de observaciones preliminares con voluntarios sanos o bien por defectos de metodología, lo cierto es que serían necesarios ensayos sistemáticos a mayor largo plazo y con una metodología adecuada para obtener conclusiones bien fundamentadas.

Interacciones y reacciones adversas     

No se dispone de información relevante a la fecha de esta revisión.

Estudios experimentales     

Efecto antitirotrópico

El extracto seco y congelado de melisa ha demostrado tener efecto antitiroideo[15/37], uniendose a la inmunoglobulina IgG presente en la enfermedad de Graves-Basedow, lo que conferiría cierta base argumental al empleo empírico de esta planta como antitiroideo. Estos extractos tendrían la capacidad de inhibir muchos de los efectos de la TSH bovina sobre la glándula tiroides[15][16].

Efecto antiretroviral

Como otras muchas plantas de la familia de las labiadas, la melisa presenta en modelos experimentales un significativo efecto inhibidor sobre la citopatogenicidad inducida por el HIV tipo 1 en células de la estirpe MT-4[17].

Otras observaciones aseguran que el extracto acuoso de las labiadas pueden reducir de forma acusada la infectividad de los viriones HIV-1 a dosis no citotóxicas[18].

Efecto antiinflamatorio

Un estudio experimental concluye que el ácido rosmarínico, presente de forma natural en el extracto de melisa, inhibe varios procesos de tipo inflamatorio dependientes de la vía clásica del complemento de forma dosis dependiente[19].

Efecto sobre los receptores muscarínicos y acetilcolínicos

Un estudio experimental concluye que entre las plantas analizadas con vistas a establecer cuales de ellas podrían desplazar los compuestos [3H]-(N)-nicotina y [3H]-(N)-escopolamina de los receptores nicotínicos, en muestras homogeneizadas de células de cortex cerebral humano, los extractos vegetales mas potentes eran, entre otros, los de Melissa officinalis, siendo comparables las curvas de desplazamiento a las de carbamilcolina, un potente análogo de acetilcolina. La colina, presente en pequeña cantidad en el extracto no explicaría mas que una pequeña fracción del efecto, no mayor del 5%[20].

Efecto antiinfeccioso

El extracto de melissa fue mas tóxico para el tripanosoma Brucei que para las células de la estirpe HL-60, segun datos de un estudio experimental[21].

Respecto del herpes simple, una aplicación consagrada por la medicina popular, los resultados experimentales sugieren que el extracto de melisa afecta al virus del herpes simple con anterioridad a su adsorción, careciendo de efectos sobre la replicación intracelular del mismo[11]. En otro estudio se alcanzó la conclusión de que la planta podría tener la propiedad de inhibir la replicación del virus tipo 2 en células de la clase HEp-2. Concluyen tambien los autores que la melisa contendría una sustancia que actuaría como antivirus del herpesvirus tipo 2[22].

Efecto antitumoral

Un experimento in vitro parece indicar que el aceite esencial de melissa resulta efectivo contra diversas lineas tumorales (A549, MCF-7, Caco-2, HL-60, K562). Este aceite poseería tambien actividad antioxidante[23].

Actividad anticolinesterasa

El estudio del extracto de melissa muestra que la mayor parte de las fracciones que la integran tienen actividad inhibitoria de la colinesterasa, siendo los compuestos mas potentes los isómeros del ácido cis y transrosmarínico y un derivado del ácido rosmarínico[24].

Actividad antioxidante

Un estudio ha determinado que el alto contenido en compuestos fenólicos y aceptor de radicales, así como las actividades antiproliferativas y antibacterianas de los extractos de Melissa Officinalis procedentes de Serbia[25].

Especialidades conteniendo melissa     

En España:

AGUA DEL CARMEN, 100 y 200 ml de solución oral
DORMIPLANT, 50 grageas
MELIVAL, 30 comprimidos
NERVIKAN, 50 grageas
RESOLUTIVO REGIUM, 600 ml
SOLUCIÓN SCHOUM, 500 ml

En México:

NORDIMENTY, 60 gramos gel
PLANTIVAL, 40 grageas

Referencias     

1: Ivanova D, Gerova D, Chervenkov T, Yankova T. Polyphenols and antioxidant capacity of Bulgarian medicinal plants. J Ethnopharmacol. 2005 Jan 4;96(1-2):145-50.
2: Hanganu D, Vlase L, Filip L, Sand C, Mirel S, Indrei LL. The study of some polyphenolic compounds from Melissa officinalis L. (Lamiaceae). Rev Med Chir Soc Med Nat Iasi. 2008 Apr-Jun;112(2):525-9.
3: Heitz A, Carnat A, Fraisse D, Carnat AP, Lamaison JL. Luteolin 3'-glucuronide, the major flavonoid from Melissa officinalis subsp.officinalis. Fitoterapia. 2000 Apr;71(2):201-2.
4: Kennedy DO, Wake G, Savelev S, Tildesley NT, Perry EK, Wesnes KA, Scholey AB. Modulation of mood and cognitive performance following acute administration of single doses of Melissa officinalis (Lemon balm) with human CNS nicotinic and muscarinic receptor-binding properties. Neuropsychopharmacology. 2003 Oct;28(10):1871-81.
5: Lans C, Turner N, Khan T, Brauer G, Boepple W. Ethnoveterinary medicines used for ruminants in British Columbia, Canada. J Ethnobiol Ethnomed. 2007 Feb 26;3:11.
6: Kültür S. Medicinal plants used in Kirklareli Province (Turkey). J Ethnopharmacol. 2007 May 4;111(2):341-64.
7: Koytchev R, Alken RG, Dundarov S.Balm mint extract (Lo-701) for topical treatment of recurring herpes labialis. Phytomedicine. 1999 Oct;6(4):225-30.
8: Akhondzadeh S, Noroozian M, Mohammadi M, Ohadinia S, Jamshidi AH, Khani M. Melissa officinalis extract in the treatment of patients with mild to moderate Alzheimer's disease: a double blind, randomised, placebo controlled trial. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2003 Jul;74(7):863-6.
9: Ballard CG, O'Brien JT, Reichelt K, Perry EK. Aromatherapy as a safe and effective treatment for the management of agitation in severe dementia: the results of a double-blind, placebo-controlled trial with Melissa. J Clin Psychiatry. 2002 Jul;63(7):553-8.
10: Kennedy DO, Scholey AB, Tildesley NT, Perry EK, Wesnes KA. Modulation of mood and cognitive performance following acute administration of Melissa officinalis (lemon balm). Pharmacol Biochem Behav. 2002 Jul;72(4):953-64.
11: Kennedy DO, Little W, Scholey AB.Attenuation of laboratory-induced stress in humans after acute administration of Melissa officinalis (Lemon Balm). Psychosom Med. 2004 Jul-Aug;66(4):607-13.
12: Kennedy DO, Little W, Haskell CF, Scholey AB. Anxiolytic effects of a combination of Melissa officinalis and Valeriana officinalis during laboratory induced stress. Phytother Res. 2006 Feb;20(2):96-102.
13: Savino F, Cresi F, Castagno E, Silvestro L, Oggero R. A randomized double-blind placebo-controlled trial of a standardized extract of Matricariae recutita, Foeniculum vulgare and Melissa officinalis (ColiMil) in the treatment of breastfed colicky infants. Phytother Res. 2005 Apr;19(4):335-40.
14: Vejdani R, Shalmani HR, Mir-Fattahi M, Sajed-Nia F, Abdollahi M, Zali MR, Alizadeh AH, Bahari A, Amin G. The efficacy of an herbal medicine, Carmint, on the relief of abdominal pain and bloating in patients with irritable bowel syndrome: a pilot study. Dig Dis Sci. 2006 Aug;51(8):1501-7.
15: Auf'mkolk M, Ingbar JC, Kubota K, Amir SM, Ingbar SH. Extracts and auto-oxidized constituents of certain plants inhibit the receptor-binding and the biological activity of Graves' immunoglobulins. Endocrinology. 1985 May;116(5):1687-93.
16: Auf'mkolk M, Ingbar JC, Amir SM, Winterhoff H, Sourgens H, Hesch RD, Ingbar SH. Inhibition by certain plant extracts of the binding and adenylate cyclase stimulatory effect of bovine thyrotropin in human thyroid membranes. Endocrinology. 1984 Aug;115(2):527-34.
17: Yamasaki K, Nakano M, Kawahata T, Mori H, Otake T, Ueba N, Oishi I, Inami R, Yamane M, Nakamura M, Murata H, Nakanishi T. Anti-HIV-1 activity of herbs in Labiatae. Biol Pharm Bull. 1998 Aug;21(8):829-33.
18: Geuenich S, Goffinet C, Venzke S, Nolkemper S, Baumann I, Plinkert P, Reichling J, Keppler OT.Aqueous extracts from peppermint, sage and lemon balm leaves display potent anti-HIV-1 activity by increasing the virion density. Retrovirology. 2008 Mar 20;5:27.
19: Peake PW, Pussell BA, Martyn P, Timmermans V, Charlesworth JA. The inhibitory effect of rosmarinic acid on complement involves the C5 convertase. Int J Immunopharmacol. 1991;13(7):853-7.
20: Wake G, Court J, Pickering A, Lewis R, Wilkins R, Perry E. CNS acetylcholine receptor activity in European medicinal plants traditionally used to improve failing memory. J Ethnopharmacol. 2000 Feb;69(2):105-14.
21: Mikus J, Harkenthal M, Steverding D, Reichling J. In vitro effect of essential oils and isolated mono- and sesquiterpenes on Leishmania major and Trypanosoma brucei. Planta Med. 2000 May;66(4):366-8.
22: Allahverdiyev A, Duran N, Ozguven M, Koltas S. Antiviral activity of the volatile oils of Melissa officinalis L. against Herpes simplex virus type-2. Phytomedicine. 2004 Nov;11(7-8):657-61.
23: de Sousa AC, Alviano DS, Blank AF, Alves PB, Alviano CS, Gattass CR. Melissa officinalis L. essential oil: antitumoral and antioxidant activities. J Pharm Pharmacol. 2004 May;56(5):677-81.
24: Dastmalchi K, Ollilainen V, Lackman P, Boije af Gennäs G, Dorman HJ, Järvinen PP, Yli-Kauhaluoma J, Hiltunen R. Acetylcholinesterase inhibitory guided fractionation of Melissa officinalis L. Bioorg Med Chem. 2009 Jan 15;17(2):867-71.
25: Canadanovic-Brunet J, Cetkovic G, Djilas S, Tumbas V, Bogdanovic G, Mandic A, Markov S, Cvetkovic D, Canadanovic V. Radical scavenging, antibacterial, and antiproliferative activities of Melissa officinalis L. extracts. J Med Food. 2008 Mar;11(1):133-43.

Fecha de actualización de la página: 26 de abril de 2010.

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

La información contenida en este sitio web no sustituye los consejos y orientaciones del profesional médico que le atiende, al que usted debe consultar antes de tomar decisiones acerca de su situación y problemas de salud. MEDIZZINE no garantiza ni asume responsabilidad alguna por la exactitud o amplitud de la información que se ofrece. Por el contrario, MEDIZZINE reconoce que la información proporcionada no es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y, en ningun caso, puede sustituir la información y criterio que le pueda proporcionar su médico. MEDIZZINE no puede garantizar en todos los casos la exactitud de la información que se ofrece, dada la naturaleza cambiante de los conocimientos médicos.