COOKIES:    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web  ACEPTAR Mas información
Martes 21 de Febrero de 2017

ACEMETACINA

Listados de especialidades     

Esta página contiene listados de especialidades farmacéuticas autorizadas del principio activo acemetacina en los países relacionados a continuación:

Argentina ] [ Bolivia ] [ Brasil ] [ Canadá ] [ Chile ] [ Colombia ] [ Costa Rica ] [ Ecuador ] [ España ] [ Estados Unidos ] [ Guatemala ] [ México ] [ Paraguay ] [ Perú ] [ Puerto Rico ] [ República Dominicana ] [ Uruguay ] [ Venezuela ]

Dada la naturaleza del mercado farmacéutico, algunas de las especialidades podrían no estar comercializadas, haber sido suspendidas o haber cambiado de nombre o composición, por lo que en ningun caso pueden tomarse decisiones basadas en la información contenida en la página. MEDIZZINE no se hace responsable de los posibles perjuicios derivados de la información proporcionada, que puede ser incompleta o desactualizada.

Indicaciones de uso     

La acemetacina pertenece al grupo de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

Los AINE se usan para aliviar el dolor, la rigidez y la inflamación de los trastornos dolorosas, especialmente los que afectan a los músculos, huesos y articulaciones.

Los AINE, incluyendo acemetacina, actúan bloqueando la producción de unas sustancias químicas llamadas prostaglandinas, que se liberan en los lugares donde está localizado el trastorno y causan síntomas como dolor e inflamación.

La acemetacina está indicada en:

- Tratamiento de la artritis reumatoide,
- Osteoartritis, artrosis,
- Espondiloartritis,
- Dolor de espalda,
- Dolor consecutivo a intervenciones quirurgicas,
- Otras afecciones reumáticas o traumáticas, incluyendo los procesos de tejidos blandos.

Medizzine le recomienda que consulte a su medico si desconoce la razón por la que le ha prescrito acemetacina.

Componentes de las presentaciones comerciales

Cápsulas de liberación inmediata y prolongada

Las cápsulas de liberación inmediata contienen 60 mg de acemetacina. Las cápsulas de liberación retardada contienen 90 mg de principio activo. Los restantes componentes incluyen lactosa, estearato de magnesio, sílice coloidal anhidra, dodecil sulfato de sodio, talco.

Las cápsulas se elaboran con gelatina. El óxido férrico rojo, el óxido férrico amarillo y el dióxido de titanio se utilizan para dar color a las cápsulas.

Advertencia:

La composición de las distintas presentaciones puede variar de un país a otro. Le recomendamos que consulte la información proporcionada por su proveedor local.

Información importante     

Este medicamento contiene lactosa. Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a determinados azúcares, consulte con él antes de tomarlo.

Antes de tomar el medicamento     

No use acemetacina

Si es alérgico (hipersensible) a este principio activo, a otros antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o a cualquiera de los demás componentes de la especialidad farmacéutica que le han recetado. Si cree que puede ser alérgico, consulte a su médico.

Los síntomas de alergia pueden incluir

- Crisis de asma, con dificultad respiratoria, respiración con silbidos audibles o respiración rápida.
- Hinchazón mas o menos brusca de cara, labios, lengua u otro lugar del cuerpo. Es especialmente crítica si afecta a las cuerdas vocales.
- Urticaria, picor, erupción cutánea
- Shock anafiláctico (Pérdida de conocimiento, palidez, sudoración, etc).

Tampoco debe tomar este medicamento

- Si usted tiene una úlcera péptica (úlcera en el estómago o el duodeno) o sangrado en el estómago,
- Si ha tenido anteriormente dos o más episodios de úlcera péptica, sangrado gástrico o perforación del intestino,
- Si tiene alguna enfermedad del corazón,
- Si padece insuficiencia hepática o insuficiencia renal grave
- Si está embarazada de seis o mas meses,
- Si tiene antecedentes de úlcera péptica, hemorragia digestiva o perforación del intestino causadas por la administración de AINEs.
- Si tiene pólipos nasales relacionados con reacciones alérgicas,
- Si tiene cualquier trastorno de la sangre de causa desconocida,
- Si tiene menos de 14 años de edad.

Tenga especial cuidado con acemetacina

Consulte a su médico antes de tomar acemetacina:

- Si sufre o ha sufrido con anterioridad asma. Si usted tiene antecedentes de asma, fiebre del heno o trastornos de la respiración también puede ser más propensos a experimentar una reacción alérgica.
- Si tiene un problema de hígado o de riñón, está tomando diuréticos o es de edad avanzada, ya que la toma de un antiinflamatorio puede causar insuficiencia renal. Cualquier paciente en estas condiciones debe ser supervisado por su médico, para asegurarse de que sus riñones están funcionando adecuadamente.
- Si tiene la presión arterial alta o tiene insuficiencia cardíaca congestiva, ya que la toma de AINEs puede dar lugar a retención de líquidos, produciendo hinchazón de pies y tobillos y un empeoramiento de estas enfermedades.
- Si tiene problemas cardiacos, ha sufrido un accidente vascular cerebral o piensa que podría estar en riesgo de sufrir estos trastornos (por ejemplo, si sufre hipertensión arterial, diabetes, colesterol alto o es fumador). Los medicamentos como acemetacina puede asociarse con un pequeño aumento del riesgo de ataque cardíaco (infarto de miocardio) o un derrame cerebral. Cualquier riesgo es más probable con dosis altas y/o tratamiento prolongado. No exceda de la dosis recomendada o de la duración del tratamiento.
- Si tiene una úlcera péptica (úlcera de estómago o duodeno) o sangrado en el estómago, o ha tenido dos o más episodios de úlcera péptica, sangrado digestivo o perforación.
- Si sufre de úlcera de estómago ya que su médico puede prescribir un medicacmento de protección adicional para el estómago, para reducir la cantidad de ácido que produce. Esto es más probable si usted es una persona mayor o si también está tomando otros medicamentos como corticosteroides o ciertos medicamentos para la depresión (por ejemplo inhibidores de la recaptación de serotonina, ISRS), o medicamentos para prevenir la coagulación de la sangre como la warfarina y el ácido acetilsalicílico.
- Si ha tenido enfermedades que afectan los intestinos como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.
- Si padece lupus eritematoso generalizado,
- Si está tratando de quedarse embarazada. La acemetacina puede hacer que sea más difícil quedarse embarazada. Usted debe informar a su médico si está planeando quedarse embarazada o si tiene problemas para quedarse embarazada.
- Si tiene algún trastorno psiquiátrico o sufre epilepsia o la enfermedad de Parkinson,
- Si sufre varicela o herpes zoster, ya que puede estar en mayor riesgo de reacciones severas de la piel.
- Durante el tratamiento con acemetacina pueden enmascararse los signos y síntomas de infecciones,
- El tratamiento a largo plazo requiere controles periódicos por parte de su médico, incluyendo del estado de coagulación de la sangre,
- Los pacientes de edad avanzada son más propensos a los efectos secundarios de los medicamentos antiinflamatorios, incluyendo sangrado gastrointestinal o perforación, que pueden revestir especial gravedad..

Uso de otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los productos de plantas medicinales o los adquiridos sin receta.

Su médico puede limitar el uso de acemetacina u de otro medicamento o puede aconsejarle que tome un medicamento diferente.

Es especialmente importante informar a su médico si usted está tomando alguno de los siguientes medicamentos:

- Otros analgésicos, como ácido acetilsalicílico u otros AINEs, incluyendo los inhibidores selectivos de la COX-2, ya que puede aumentar el riesgo de efectos secundarios.
- Corticosteroides, medicamentos que se usan para tratar una gran variedad de enfermedades, especialmente alergias, ya que podría aumentar el riesgo de ulceración gastrointestinal o sangrado cuando se toman junto con AINE
- Anticoagulantes, como warfarina, para prevenir la formación de coágulos de sangre, ya que pueden aumentar los efectos anticoagulantes cuando se toman junto con AINE.
- Inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS), que se utilizan para tratar la depresión, ya que su uso conjunto con AINEs puede aumentar el riesgo de hemorragia gastrointestinal. Los AINE también puede reducir el efecto de los ISRS.
- Medicamentos antiagregantes de plaquetas, usados para prevenir trombosis, incluyendo el ácido acetilsalicílico, ya que puede aumentar el riesgo de ulceración o sangrado gastrointestinal.
- Medicamentos antihipertensivos (para bajar la presión arterial). Los AINE pueden reducir la eficacia de estos medicamentos.
- Diuréticos, ya que el AINE puede no funcionar tan bien cuando se toman juntos, e incluso puede aumentar la toxicidad de la acemetacina sobre el riñón. Si el paciente toma diuréticos ahorradores de potasio, el médico controlará estrechamente los niveles de potasio en sangre.
- Glucósidos cardíacos, como digoxina (para tratar enfermedades del corazón), ys que los AINE podrían aumentar el riesgo de insuficiencia cardíaca.
- Sales de litio, que se utilizan en el tratamiento de la depresión y el trastorno bipolar. Los AINE pueden causar una acumulación de litio en el cuerpo y causar efectos tóxicos.
- Metotrexato, utilizado para la artritis reumatide y ciertos tipos de cáncer. Los AINE pueden retardar la eliminación de metotrexato por los riñones, produciendose una acumulación de metotrexato en el organismo.
- Ciclosporina, un medicamento antirechazo. Los AINE pueden aumentar la toxicidad de la ciclosporina,
. - La mifepristona, que se usa en las primeras etapas del embarazo para la terminación voluntaria del embarazo. Los AINEs, incluyendo acemetacina, no deben utilizarse durante los 8-12 días siguientes a la toma de mifepristona, ya que pueden reducir el efecto de esta sustancia,
- Fluorquinolonas, como ciprofloxacino, norfloxacino, moxifloxacino y otros medicamentos similares, ya que pueden aumentar el riesgo de convulsiones.
- Tacrolimus, un medicamento antirechazo para el trasplante de órganos, ya que se puede producir un posible aumento del riesgo de daño al riñón.
- Zidovudina, que se utiliza en el tratamiento de la infección por el VIH.
- Probenecid o sulfinpirazona, que se utilizan para tratar la gota, ya que pueden disminuir la eliminación de antiinflamatorios del organismo,
- Antiácidos, que puede disminuir la eliminación de acemetacina,
- Haloperidol, un antipsicótico (puede causar somnolencia si se toma junto con AINE.
- Antibióticos derivados de la penicilina. La acemetacina puede hacer mas lenta la eliminación del antibiótico.
- Fenitoína, que se utiliza para tratar la epilepsia. La acemetacina puede aumentar la concentración en sangre de fenitoína.

Uso de acemetacina con alimentos y bebidas

Puede tomar acemetacina durante o después de las comidas.

Debe tener mucho cuidado si bebe alcohol mientras esté tomando acemetacina. En estos casos, es mas probable que sufra efectos secundarios, sobre todo los relacionadas con hemorragia digestivas.

Situaciones fisiológicas especiales

Embarazo y lactancia

Consulte siempre con su médico o farmacéutico antes de tomar un medicamento durante el embarazo o la lactancia.

Informe a su médico si está embarazada, piensa que puede estar embarazada o planea quedarse embarazada.

No debe utilizar acemetacina durante los seis primeros meses de embarazo ni durante el parto, a menos que su médico considere que los beneficios superan ampliamente los riesgos potenciales para el feto.

La acemetacina se elimina a través de la leche materna en pequeñas cantidades, por lo que debe evitar tomar este antiinflamatorio durante la lactancia.

Uso en niños o adolescentes:

No se dispone de estudios clínicos suficientes para respaldar la seguridad de uso de este medicamento en niños, por lo que no se recomienda su uso en menores de 14 años.

Conducción y uso de máquinas

Diversos AINEs pueden causar mareos, somnolencia, fatiga y alteraciones visuales. Si le sucede alguno de estos síntomas, no debe llevar a cabo estas actividades. Los efectos citados pueden ser mas frecuentes e intensos si consume a la vez alcohol.

Consejos de utilización de acemetacina     

Siga exactamente las instrucciones de administración de acemetacina indicadas por su médico. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas. Siga sus instrucciones con preferencia a las indicadas en esta página web, que pueden ser diferentes. Pida a su médico que le aclare cualquier cuestión que no entienda, contenida en el folleto de instrucciones que acompaña al medicamento.

Cápsulas de liberación inmediata (60 mg): La dosis habitual es de 2-3 cápsulas al día.

Cápsulas de liberación prolongada (90 mg): La dosis usual es de 1-2 cápsulas al día.

Es aconsejable tomar las cápsulas con las comidas o con un antiácido.

Si cree que el efecto de la medicina es demasiado fuerte o excesivamente débil consulte con su médico.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico.

A tener en cuenta mientras toma acemetacina     

Si se queda embarazada, consulte de inmediato con su médico.

Si un médico le prescribe algún otro medicamento, hágale saber que recibe acemetacina.

Compruebe con su médico regularmente la evolución del trastorno que motiva la administración de acemetacina. Tal vez exista alguna razón que le ha impedido recibir adecuadamente las dosis indicadas e induzca a su médico a conclusiones erróneas acerca del tratamiento.

No debe reiniciar por propia iniciativa el tratamiento con acemetacina sin antes consultar con su médico, ni recomendar su toma a otra persona, aunque parezca tener los mismos síntomas que usted. Tampoco es recomendable que interrumpa o reduzca la dosis sin antes considerar la opinión de su médico.

Si durante el tratamiento con acemetacina se encuentra mal, consulte de forma inmediata con su médico.

Si usa más acemetacina del que debiera

Consulte a su médico o farmacéutico, llame al Servicio de Información sobre Intoxicaciones de su país o acuda al hospital mas próximo llevando consigo el envase con el resto del medicamento no consumido.

Si olvidó tomar el medicamento:

Tómelo junto con comida tan pronto lo recuerde y continue después normalmente.

Si interrupe el tratamiento con acemetacina:

Consulte con su médico antes de abandonar el tratamiento por su cuenta.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico.

Efectos secundarios de acemetacina     

Al igual que todos los medicamentos, acemetacina puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

La frecuencia de los posibles efectos secundarios indicados a continuación se clasifican en las siguientes categorías:

- Efectos secundarios muy frecuentes (afectan a mas de 1 de cada 10 pacientes).
- Efectos secundarios frecuentes (afectan a 1-10 de cada 100 pacientes).
- Efectos secundarios poco frecuentes (afectan a 1-10 de cada 1.000 pacientes).
- Efectos secundarios raros (afectan a 1-10 de cada 10.000 pacientes).
- Efectos secundarios muy raros (afectan a menos de 1 de cada 10.000 pacientes).
- Frecuencia no conocida: No puede estimarse su incidencia a partir de los datos disponibles.

Si usted sufre cualquiera de los siguientes síntomas durante el tratamiento con acemetacina, deje de tomarlo y solicite atención médica inmediata:

Efectos secundarios graves:

- Dolor abdominal intenso,
- Sangre en las heces o deposiciones con aspecto de alquitrán,
- Vómitos con sangre o como posos de café.

Estas manifestaciones pueden signos de sangrado gastrointestinal que, excepcionalmente puede dar lugar a anemia (disminución en el número de glóbulos rojos de la sangre), y falta de hierro (muy raro).

Puede que se sienta muy cansado, con fiebre, dolor de garganta, lesiones en la boca, síntomas parecidos a la gripe, hemorragias nasales o moretones. También pueden ocurrir otros trastornos de la sangre, incluyendo anemia aplásica (falta de formación de glóbulos rojos), neutropenia, leucopenia y agranulocitosis (bajo número de células blancas de la sangre) o trombocitopenia (bajo número de plaquetas en la sangre). Las plaquetas pueden agregarse entre sí, lo que podría causar una mayor tendencia a sangrar.

Su médico puede llevar a cabo análisis de sangre periódicos para comprobar el estado de sus células sanguíneas. No exceda la dosis o la duración del tratamiento recomendado por su médico.

Deje de tomar acemetacina e informe a su médico si experimenta:

- Si presenta una reacción alérgica. Estas reacciones son muy raras, pero puede revestir gravedad e incluyen anafilaxia (una reacción alérgica grave que puede afectar a todo el cuerpo), asma, erupciones en la piel, como urticaria, dermatitis exfoliativa (intenso enrojecimiento de la piel con descamación de la piel), eritema multiforme, picazón, angioedema (reacción alérgica grave que provoca hinchazón de la cara, lengua o garganta), ampollas y úlceras en la boca, taquicardia (latido cardiaco rápido) o disminución de la presión arterial que puede conducir a un estado de shock.

- Otros efectos secundarios muy raros, como el síndrome de Stevens Johnson o la necrólisis epidérmica tóxica y fotosensibilidad.
- Empeoramiento de la inflamación asociada con una infección (muy raro).

Los estudios clínicos llevados a cabo utilizando dosis altas durante períodos prolongados han sugerido que los medicamentos como acemetacina puede asociarse con un pequeño aumento del riesgo de ataque cardíaco (infarto de miocardio) o accidente vascular cerebral (ictus).

Efectos secundarios muy frecuentes:

Trastornos gastrointestinales como náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea y sangrado gastrointestinal de poca cuantía, que en algunos casos puede causar anemia.

Efectos secundarios frecuentes:

- Indigestión, flatulencia (gases), dolor abdominal, pérdida de apetito, y úlceras de estómago (a veces con sangrado).
- Reacciones alérgicas generales como picor o erupción
- Agitación,
- Dolor de cabeza, sensación de cansancio, mareo, somnolencia,
- Aumento de enzimas hepáticos

Efectos secundarios poco frecuentes:

- Sangre en el vómito, heces o diarrea,
- Urticaria,
- Trastornos oculares: visión borrosa o visión doble,
- Problemas del hígado, como hepatitis o ictericia (un tinte amarillo en la parte blanca de los ojos o la piel),
- Perdida de cabello,
- Edema (retención de líquidos), que puede causar hnchazón de piernas y tobillos, sobre todo en pacientes con hipertensión arterial y problemas renales.
- Hormigueo.

Efectos secundarios raros:

- Niveles altos de potasio en la sangre,
- Irritabilidad, confusión.

Efectos secundarios muy raros:

- Niveles elevados de glucosa en la sangre; glucosa en la orina,
- Inflamación de vasos sanguíneos, tejido pulmonar inflamado (normalmente relacionada con una reacción alérgica),
- Trastornos mentales, desorientación, ansiedad, pesadillas, temblor, psicosis, alucinaciones depresión, pérdida temporal de la conciencia que puede conducir al coma.
- Empeoramiento de las enfermedades psiquiátricas preexistentes,
- Trastornos de la sensibilidad, debilidad muscular, aumento de la sudoración, alteración del gusto, pérdida de la memoria, trastornos del sueño, convulsiones,
- Empeoramiento de la epilepsia o la enfermedad de Parkinson,
- Meningitis. Esto es más común en personas que sufren de una enfermedad conocida como lupus eritematoso generalizado,
- Zumbido de oídos, pérdida temporal de la audición,
- Percepción de los latidos del corazón, dolor de pecho (angina de pecho),, colapso circulatorio, elevación de la presión arterial,
- Inflamación de la boca o la lengua, lesiones en el tubo digestivo, trastornos del abdomen (sangrado o inflamación del colon), empeoramiento de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, estreñimiento.
- Inflamación del hígado, que puede conducir a insuficiencia hepática aguda,
- Dificultades para orinar, aumento de urea en sangre, otros trastornos de riñón, proteína en la orina, sangre en la orina,
- Sangrado vaginal,
- Eczema, enrojecimiento de la piel, sensibilidad a la luz, sangrado de la piel, dermatitis, erupción con ampollas, incluyendo sindrome de stevesns-Johnson y enfermedad de Lyell.

Efectos secundarios de frecuencia no conocida:

- Fallo circulatorio.

Si observa cualquier otra reacción no descrita en esta página web o en el prospecto que acompaña al envase, consulte a su médico o farmacéutico.

Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave, informe a su médico o farmacéutico.

Especialidades conteniendo acemetacina     

Argentina ] [ Bolivia ] [ Brasil ] [ Canadá ] [ Chile ] [ Colombia ] [ Costa Rica ] [ Ecuador ] [ España ] [ Estados Unidos ] [ Guatemala ] [ México ] [ Paraguay ] [ Perú ] [ Puerto Rico ] [ República Dominicana ] [ Uruguay ] [ Venezuela ]

Advertencia:

Salvo excepciones, que se indican expresamente, estos listados no incluyen las asociaciones del principio activo con otros medicamentos ni los envases de uso clínico.

En Argentina:     

Disponible asociado a otras sustancias

En Bolivia:     

GYNALGIA 60 mg, tabletas
FLAMARION 60 mg, tabletas

En Brasil:     

Información no disponible

En Canadá:     

Información no disponible

En Chile:     

FLAMMARION 60 mg, tabletas

En Colombia:     

BAYDOL 60 mg, 10-40 cápsulas
BAYDOL LP 90 mg, 10-40 cápsulas de liberación prolongada

En Costa Rica:     

Información no disponible

En Ecuador:     

PRANEX 60 mg, 10 cápsulas
PRANEX 90 mg, 10 cápsulas de liberación prolongada

En España:     

Información no disponible

En Estados Unidos y Puerto Rico:     

Información no disponible

En Guatemala:     

RANTUDIL 60 mg,10 y 30 cápsulas
RANTUDIL RETARD 90 mg, 5 y 15 cápsulas

En México:     

RANTUDIL 60 mg, 14 y 28 cápsulas
RANTUDIL RETARD 90 mg, 14 y 28 cápsulas

En Paraguay:     

Información no disponible

En Perú:     

PRANEX 60 mg, 10 cápsulas
PRANEX LP 90 mg, 10 cápsulas de liberación prolongada

En República Dominicana:     

Información no disponible

En Uruguay:     

Información no disponible

En Venezuela:     

ACEMETACINA ELTER 60 mg, cápsulas
DOLYMET 60 mg, cápsulas
PRANEX 60 mg, cápsulas
PRANEX 90 mg, cápsulas de liberación prolongada

Fecha de actualización de la página: 9 de abril de 2010

ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO

Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.

Como la mayoría de medicamentos, este fármaco tiene riesgos y beneficios. Su médico ha ponderado, antes de prescribírselo, ambos extremos. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende.